Thursday, June 26, 2014

San Juan, sanjuaneando (por Carlos A. Peón-Casas) 2014 -II


 
Mi crónica recrea hoy mismo el comienzo de esta fiesta proverbial de los camagüeyanos, antes principeños, siempre los mismos a la hora de hacer realidad su ancestral orgullo de inlanders o vecinos de la comarca de tierra adentro que desde 1528, con el último traslado de la villa primigenea, nos distingue.

El San Juan no es carnaval como se le entiende en muchos sitios, desenfreno de muchas pasiones antes de la Cuaresma, al mejor ver de las tradiciones europeas. San Juan es fiesta de cosecha terminada y própera, singular convite de fogatas, ollas podridas, que acá devino en ajiaco, mezcla proverbial de todo lo que puede añadirse al agua hirviente cuajada de todos los mejores frutos del país, y de carreras desbocadas de caballos incontenibles por la calle del santo homónimo también bautizada por el vulgo como de “las carreras”. 

San Juan es un torbellino de memorias que parecen diluirse en la modernidad más acuciante. Antes nadie bebía una cerveza que hoy se expende a granel con sabor añadido de muchas mezclas vaya Ud a saber de qué extraños componentes, expendida en “termos”, recipientes presurizados con Co2, mezcla a veces infernal de color y sabor variables, desde el más pálido si la cebada es cabal hasta el más concentrado si caso fue el maíz el añadido misterioso para fermentara. Hay de todo en la viña del Señor…

Este cronista, escribidor impenitente desde sus coordenadas de tierra adentro la ha probado esta vez…es un caldo pálido..al parecer los lúpulos son de mejor calidad y estaba fría al sediento paladar de un mediodís calcinante. La gente pasa y compra sus porciones de pocos o muchos pesos, desde la humilde “latica” hasta el prorrón de cinco litros. 

Mientras, en año de Mundial de Futbol,Italia y Uruguay, dirimen un partido a muerte en medio de las expectativas más encontradas, la gente compra su fría, su imitación de la lagger más proverbial y van a casa a gritar emocionados ante cada gol ..

En la noche hervirán los ajiacos de este aquí y ahora, disminuidos de proteínas antes infaltables, aderezados con los que caiga en la olla: plátanos burros, calabazas, algún hueso pelado hasta el tuétano….. algún extraño boniato, pero todos degustarán el caldo resultante y loacompañaran con un buen trago de “cerveza de termo”. Estamos nuevamente en San Juan, que nadie lo dude ...

En Camagüey, antaño la tierra de los mejores sanjuanes del mundo. Quién lo vivió lo sabe….

Junio 24/2014

--------------------------------------

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator