Wednesday, June 4, 2014

La calle de Van Horne de Camagüey, en una antigua postal (por Carlos A Peón-Casas)



El tiempo de la foto es impreciso. Quizás la década del cuarenta, quizá antes. En la acera del Hotel Plaza y el Europa, y un poco antes de la esquina de República subiste en la instantánea un establecimiento que ya no reconocemos en el paisaje actual de esta vía: La Casa Conde.

Toda la acera de enfrente, desde República hasta alcanzar Avellaneda, corresponde a la Estación Ferroviaria, una copia bastante fiel de alguna del medio oeste americano, muy movida en cualquiera de aquellos lejanos tiempos, hoy durmiendo el sueño letárgico y lleno de pesadillas de su ruinoso presente.

Pasajeros y mercaderías pasaban raudos por aquel espacio citadino en la sucesión casi interminable de muchos convoyes ferroviarios. La calle Van Horne, era pues un punto singular donde se cruzaban, en sucesivas oleadas, los que llegaban y partían a la otrora legendaria ciudad. 

Hoy día, la calle no tiene tránsito. Antaño la recorría la línea tranviaría en su largo recorrido citadino de norte a sur y viceversa. El ritmo era sin dudas trepidante. Hoy el silencio se adueña de aquel emblemático sitio. Los trenes casi inexistentes ya no avisan con sus pitidos la llegada feliz de nuevos visitantes.

Lo que fue y ya no es, parece hacer cumplir aquel sino definitivo de que nunca hubiera sido. Por suerte, para los memoriosos, y los que todavía sueñan con aquella mítica ciudad, existe esta foto.

------------------------------

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator