Tuesday, March 4, 2014

Crónica: Ulises Cala, dramaturgo, narrador y poeta (por Waldo González López)

Foto: Cortesía de Ulises Cala
-----------------------------------------


Años atrás conocí al talentoso escritor Ulises Cala en la ciudad cubana (más motivadora de injustos chistes): Pinar del Río, durante una visita como jurado de un evento de Talleres Literarios. Ya yo había estado en la hermosa cuna de dos grandes: el inolvidable narrador Cirilo Villaverde, autor de la novela canónica de la Isla: Cecilia Valdés, y el infaltable Heberto Padilla (1932–2000), el célebre poeta de un título que marcó pauta en el verso cubano de los ’60 con el volumen más controversial publicado en Cuba hasta hoy: Fuera del juego (1968). 

Allí, apenas charlamos, de inmediato, Ulises y yo hicimos una fluida química. Poco después, al leer su primer volumen de piezas teatrales, corroboré mi primera intuición: que estaba ante un talentoso dramaturgo, gracias a la lectura del original de Ciertas tristísimas historias de amor (1996), que pude disfrutar antes de su aparición y presentación, pues mi esposa, investigadora literaria y ensayista, Mayra Hernández Menéndez, fue la editora del volumen, publicado por la Editorial Letras Cubanas, en la que ella laboró hasta nuestra salida para Miami en 2011.

Pero, mi primera impresión (vertida en un comentario que publiqué en el sitio digital cubano Cubarte) fue más o menos la siguiente: con la publicación de su Premio del Concurso Pinos Nuevos, para jóvenes autores, surgía una nueva y valiosa voz, cuya impetuosa impronta y vital aliento pronto serían corroborados por las sucesivas puestas de la obra, a cargo del también dramaturgo y director Yoshvani Medina, quien fuera el principal gestor de sus montajes años atrás en el Caribe y Europa, y, desde un tiempo, en Miami. 

Desde su puesta en francés de Quelques histoires d´amour tres tres tristes (para presentarla primero en Fort de France, Martinica y, luego, en Francia, en el Festival de Avignon, 2006), esta pieza ha gozado del éxito de público y crítica, por lo que fue llevada a DVD por la televisión francesa (y es visible en Youtube). También en República Dominicana un grupo de danza colombiano la adaptó y estrenó en versión para danza contemporánea.

Asimismo Medina dirigió, en su sala ArtSpoken, las siguientes piezas de Cala: Los dictados del fuego (2010), El dado Job (2010), Yerma (2011) y Rosita (2011). Pero, seis años atrás, en 2008, montaría Ciertas tristísimas historias de amor, con el actor cubano Juan David Ferrer y la actriz colombiana Adriana Oliveros, presentada una sola vez, en el abortado proyecto escénico MIAW (Miami Art Workshop). 

En el diciembre miamense del 2011, durante el I Festival Internacional de Obras de Pequeño Formato, dirigido por Medina, se estrenaría Eróstrato —interpretada por el actor costarricense John Chávez— y Las hijas, versión de La casa de Bernarda Alba, de García Lorca, por la talentosa actriz venezolano/americana Sonya Smith. 

Tiempo después, el propio director estrenaría otra pieza de Ulises Cala: Una muchacha con la cabeza llena de pájaros, interpretada por los actores de teatro y TV: Rosalinda Rodríguez, Natalia Ramírez y Gabriel Porras. 

Pero hay más en torno a este team work: La otra orilla, finalista del Concurso de Dramaturgia Innovadora de Madrid 2005, fue montada por Medina en Broadway en junio de 2012 y, por último, otra obra que alguna vez montará es Inferno Cinema, según confesara el propio Yoshvani.

Ulises Cala (Pinar del Río, Cuba, 1955), además de dramaturgo, es narrador y poeta, como asimismo editor (labora en la editorial Cauce de Pinar del Río, donde edita libros y la revista literaria homónima).

Ha recibido numerosos lauros: Premio Hermanos Loynaz (teatro, 1993), Pinos Nuevos (teatro, 1995), Premio UNEAC (novela, 2002), Textes en parole (teatro, 2008), finalista en el Concurso Casa América de Dramaturgia Innovadora (2005). 

Algunos de sus libros publicados son: Ciertas tristísimas historias de amor (teatro, Editorial Letras Cubanas (edición de la también ensayista Mayra Hernández, 1996), Sombras y otras sombras (teatro, Editorial Hermanos Loynaz, 1997), El pasajero (novela, Editora UNION, 2002), Poemas del hijo pródigo (poesía, Editorial Cauce, 2003) y La otra orilla. 

Ha publicado varias de sus piezas en revistas especializadas, entre ellas, en Teatro Americano Actual (Casa de América, Madrid, 2004), como artículos críticos en diferentes revistas cubanas. 

El montaje realizado por Yoshvani Medina, desde la puesta en francés de Quelques histoires d´amour tres tres tristes (para presentarla primero en Fort de France, Martinica y, luego, en Francia, en el Festival de Avignon, 2006), ha gozado del éxito de público y crítica, por lo que fue llevada a DVD por la televisión francesa (es visible en Youtube). También en República Dominicana una compañía de Colombia la adaptó y estrenó en novedosos montajes. 

Otro de montajes es Una muchacha con la cabeza llena de pájaros que, además de una obra de teatro intensa y conmovedora, resulta una verdadera experiencia de orden extrasensorial, dadas las características de la puesta en escena y las acciones que asumen los actores. 

Thriller psicológico sobre el miedo, parábola homoerótica del aislamiento, Una muchacha con la cabeza llena de pájaros apuesta por la sensibilidad, el plasticismo y lo sorprendente, en un registro al borde de lo artísticamente correcto, donde la violencia y el deseo se dan la mano en una danza de vida y muerte.
Entrevistado, para teatroenmiami.com, desde su Pinar del Rio natal, por este crítico y cronista, me confeso que no sabía por qué escribe teatro y tampoco creía estar muy seguro para qué. Y añadía: 
Acaso escribir sea una especie de fatalidad. Siempre he creído que, como los héroes de la tragedia, marchamos inexorablemente hacia un destino que alguien eligió para nosotros, y escribimos teatro, poesía o novela, porque no podemos hacer otra cosa. 
Asimismo, recordaba que Fernando Pessoa quien, sin elegirlo, y hasta sin segundas intenciones, desdobló su voz en la voz de otros poetas, anotó en cierta oportunidad: “Río, el destino de mis aguas era no quedar en mí; ahí puede estar la clave, en esa predestinación de fluir hacia otra parte.” 

Y me confesaría, también, que mucho se ha hablado de la agonía ante la página en blanco, pero sí apunto entonces que son las historias las que vienen por nosotros, historias que, a veces, no alcanzamos a entender del todo, pero que tenemos la urgencia de contar.

A mi pregunta: ¿Desde cuándo te dedicas a la escena?, aseveró: 

-Muy joven, allá por los ‘60s del siglo pasado, en una de aquellas compilaciones de Herminio Almendros (al que tú conociste, pues leí en una crónica tuya que lo visitaste en su casa de El Vedado y dedicaste tu primer poemario para niños), tan bellas y profusamente ilustradas, que circulaban entonces, leí el Sancho Panza en la ínsula de Barataria; era la primera vez que me enfrentaba a un texto para la escena y ese, como todo primer acercamiento, fue decisivo. 

De tal suerte, añadió entonces que descubrir la escritura teatral, a la vez que una revelación, se convirtió en un destino. Asi, escribiria El hombre del báculo, continuación de la escena de los mercaderes, para, tan pronto fuera leída por Herminio Almendros, la hiciera publicar a continuación del Sancho (¡bella y triste inocencia la del niño que era yo!). 

Por último, le pregunté: ¿Qué significa la escena la escena para ti?

Y rápidamente, me conto: 

-Soy un hacedor de textos para que sean representados, pero no lo que se llama un “hombre de teatro”. Las veces que he podido participar en el acto de la creación escénica propiamente dicha, aparte de experiencias maravillosas, han sido tan pocas que, de no ser por lo mucho que me aportaron, no valdría la pena mencionarlas; allí entendí, por ejemplo, que la escena es el reino del director y los actores, donde el dramaturgo, luego de escribir los diálogos, tiene muy poco que tributar. 

A pesar de que no ha podido presenciar la mayoría de los montajes que se han hecho de sus piezas, a veces, alguno de los directores lo invitan a su estreno, pero, si son de otras provincias, como suele pasar, la cosa se dificulta; otros, sean jóvenes o no, ni siquiera tienen esa delicadeza, y me entero tiempo después, como de un grupo colombiano de danza contemporánea que tenía espectáculo inspirado en La otra orilla; ¿qué le vamos a hacer?, concluyó el valioso creador cubano.


---------------------------------------
WALDO GONZÁLEZ LÓPEZ (Puerto Padre, Las Tunas, Cuba. 1946) Poeta cubano, ensayista, crítico literario y teatral, antólogo y periodista cultural. Graduado de Teatro en la Escuela Nacional de Arte (1971) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana, Universidad de La Habana (1979).
Hasta el 2011, cuando abandonó la Isla para venir a residir a Miami, integró la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en sus Asociaciones de Poesía, Literatura para Niños y Teatro.
Laboró en la Escuela Nacional de Arte (donde impartió clases de Historia de la Literatura para Niños y Jóvenes, en la Cátedra de Teatro para niños fundada por él y la actriz y directora escénica María Elena Espinosa, y de Historia del Teatro Universal y del Teatro Cubano, también creó el Archivo de Dramaturgia).
Recibió importantes distinciones por su quehacer como escritor y periodista. Colaboró con publicaciones cubanas y extranjeras con ensayos, artículos, crónicas y poemas. Sus versos han sido traducidos al inglés y francés y publicados en revistas de EUA y Francia, así como ha publicado poemarios en México y Colombia, y un volumen de ensayos sobre lectura y literatura en Ecuador.
SÍNTESIS BIOGRÁFICA:
Estudia el preuniversitario en la ciudad de Holguín y lo abandona para trasladarse a la capital, donde primero cursa el idioma francés, luego estudia Teatro en la Escuela Nacional de Arte (ENA) y, más tarde, la carrera de Literatura Hispanoamericana, en la Universidad de La Habana, de las que se graduó, respectivamente, en 1969 y 1979.
Integró el Centro Cubano de la Asociación Internacional de Teatristas para la Infancia (ASSITEJ, auspiciada por la UNESCO); las Asociaciones de Artistas Escénicos y de Escritores de la UNEAC (Secciones de Poesía, Traducción Literaria y Literatura para Niños y Jóvenes). Fue Asesor del Teatro Nacional de Cuba.
En la Isla, publicó una quincena de poemarios, un volumen de ensayo, dos de crítica literaria y otro de crónicas, así como diversas antologías de poesía y poesía para niños, décima y décima para niños, cuento y teatro.
Ha traducido del francés, entre otros, a los importantes poetas Jacques Prévert, Marie de France, Molière y Joachim du Bellay. En 1994 apareció su antología París at night, del poeta francés Jacques Prévert (con selección y traducción suyos) Asimismo, en 1994 le solicitaron versiones de textos de importantes poetas de Polonia, luego incluidas en la antología Poesía polaca (Editorial Arte y Literatura, 1994).
Tradujo y dio a conocer en Cuba a la importante poeta contemporánea canadiense Denise Boucher, ex Presidenta de los Escritores de Québec, de quien vertió al español varios textos, publicados en un número especial de la revista Casa de las Américas.
Ensayos suyos fueron incluidos en varias antologías como: Nuevos críticos cubanos, Acerca de Manuel Cofiño y Valoración múltiple: Onelio Jorge Cardoso.
Su labor como poeta, ensayista, crítico y antólogo ha sido reconocida entre otros, por las pedagogas y antólogas puertorriqueñas Flor Piñeiro e Isabel Freire de Matos en su Literatura Infantil Caribeña; el profesor y ensayista jamaicano Keith Ellis, residente en Canadá, en su estudio Cuba’s Nicolás Guillén: Poetry and Ideology, y el antólogo y ensayista español Antonio Merino en su Nueva poesía cubana.
En el ámbito nacional, diversos ensayistas y críticos de prestigio se han ocupado de sus múltiples libros. Así, el ensayista, poeta y narrador Antonio Gutiérrez Rodríguez, quien en su volumen Estudios sobre la décima, incluye un estudio sobre sus espinelas.
En Cuba, fue jurado consuetudinario en eventos literarios, teatrales y de periodismo cultural, y participó en Congresos de la UNEAC, foros y otros encuentros con especialistas nacionales y de otros países.
Desde 1990 hasta 2001, fue periodista cultural de la revista Bohemia. Antes laboró en otras como Mujeres y Muchacha, de la que fue uno de sus fundadores en 1980.
INTERÉS POR LA POESÍA:
Un buen día de su adolescencia y, sin las muchas lecturas que vinieron después, tras leer El reino de este mundo, de Alejo Carpentier, su novela que más le sigue gustando, escribió su primer poemario (inédito) “A ras del tiempo”, a partir de hechos de realismo mágico y de lo real maravilloso, acontecidos en nuestra América fabulosa. Tal fue su iniciación seria con la poesía.
RECONOCIMIENTOS:
Diploma al Resultado Científico por su Colaboración a la nueva Historia de la Literatura Cubana, en tres volúmenes, otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.
El Laúd y la Medalla del Cucalambé, impuestas por el Poder Popular provincial de Las Tunas.
El Diploma por la Labor Realizada en Apoyo a la Décima, concedida por la Universidad “Camilo Cienfuegos”, de Matanzas.
Reconocimiento por su labor Escritor y Crítico Literario otorgado por la Presidencia del Instituto Cubano del Libro.
Medalla “Raúl Gómez García”.
Primera Mención, Concurso “Plural” (México, 1990) a su poemario Salvaje nostalgia.
Premio "13 de Marzo" 1976, Universidad de La Habana, a su poemario para niños “Poemas y canciones”, publicado en 1977.
Premio “La Edad de Oro” de Canción para Niños.
Primera Mención Concurso “La Edad de Oro” a su poemario Poemas y canciones.
BIBLIOGRAFIA ACTIVA
SELECCIÓN DE SUS POEMARIOS:
Salvaje nostalgia (Mención Concurso “Plural”, México, 1991; publicado en Cuba ese año).Casablanca (Colombia, 1995). Las palabras prohibidas (antología de su poesía, entre 1983 y 1995; Cuba, 1997). Ferocidad del destino (2010). Espinelas con espinas (décimas, 1981).Que arde al centro de la vida (décimas, 1983), Estos malditos versos (décimas, México, 1999; Cuba, 2001.
CRITICA LITERARIA:
Escribir para niños y jóvenes (1983). La décima dice más (2004). La décima, ¿sí o no? (2006).
CRONICAS:
Niebla en la memoria (1990).
POEMARIOS PARA NIŇOS:
Poemas y canciones (1977). Donde cantan los niños (1983). Jinetes del viento (1989). Libro de Darío Damián (décimas, 1995).Voces de la querencia (2004).
ANTOLOGIAS DE TEATRO:
La soledad del actor de fondo (primera antología del monólogo teatral cubano), 1999. Teatro cubano de fin de siglo (cinco piezas en un acto, 2001).
OTROS LIBROS.
Entre el 2001 y el 2011 publicó, además:
Viajera intacta del sueño. Antología de la décima cubana (2001). Añorado encuentro. Poemas cubanos sobre boleros y canciones (2001). Este amor en que me abraso. Décimas de José Martí (2003). De tu reino la ventura. Décimas a las madres (2003). Que caí bajo la noche. Panorama de la décima erótica cubana (2004). La lectura, ese resplandor (antología de textos sobre literatura y lectura, (Ecuador, 2009). Esta cárcel de aire puro. Panorama de la décima cubana en el siglo XX (en coautoría con Mayra Hernández Menéndez; Editora Abril, en 2 volúmenes: 2009 y 2010).
LIBROS ÍNÉDITOS:
Libro de Rodrigo Damián (poesía para niños).
EN MIAMI:
Desde su arribo a Miami en julio de 2011, ha tenido una amplia participación en la vida cultural y en numerosos eventos, como los siguientes:
2011
-El teatrista y creador de la web teatroenmiami.com Ernesto García lo invita a colaborar con esta página (premiada por Google) y le ofrece una columna.
-Integra el jurado de la primera edición del Festival de Teatro de Pequeño Formato, de la Compañía ArtSpoken, dirigida por Yoshvani Medina.
-Conforma el equipo de colaboradores del anual Festival del Monólogo Latinoamericano, de la Compañía Havanafama, dirigida por Juan Roca.
-Es invitado a colaborar con la revista digital Palabra Abierta, por su fundador: el narrador, poeta y ensayista cubano Manuel Gayol Mecías.
2012
-Merece el Tercer Premio de Poesía del X Concurso Internacional “Lincoln-Martí”.
-Invitado por el destacado teatrista Matías Montes Huidobro, lee su ponencia «Nostalgia y crítica en la dramaturgia de Cristina Rebull», en el Congreso Internacional «Celebrando a Virgilio Piñera», celebrado del 12 al 15 de enero en la Universidad de Miami.
-Es invitado a colaborar en el blog Gaspar. El Lugareño, por su creador Joaquín Estrada Montalván.
2013
-Invitado por la Presidencia del Gremio Artístico Latinoamericano. GALA (integrada por la teatrista boricua Maddy Rivera y el escritor cubanoamericano Antonio Armenteros) integra la nueva agrupación.
-A petición de la Presidencia de GALA, funge como Jurado del Concurso Internacional de Poesía «Facundo Cabrales».

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator