Tuesday, March 11, 2014

Crónica: Mi recordado Orlando Quiroga (por Waldo González López)

Cuando falleció el destacado cronista y narrador, guionista y asesor de programas de TV Orlando Quiroga, escribí la siguiente crónica que, escrita años atrás y hasta ahora inédita, hoy entrego a mi colegamigo Joaquín, para su publicación en mi columna de los martes en El Lugareño:

Se nos fue un creador que por su labor era, quizás, el más querido y odiado, envidiado y vilipendiado y, a un tiempo, uno de los más genuinos enfants terribles del periodismo y los espectáculos televisivos de Cuba, pero que desde su inesperada muerte, muchos extrañan por un popular programa, del que fue, durante varias décadas, su guionista: De la gran escena. 

Sí, fallecido de una dolencia hepática el martes 29 de junio, del 2007 a los 73 años, Orlando Quiroga era un buen gourmand, que, como tantos, como todos, gustaba del buen yantar. Pero fue mucho más. Veamos o, mejor, leamos:

DE SUS GENUINAS MEMORIAS Y PLACERES

De esto nunca hablamos Orlando y yo, pero este cronista lo sabía, desde antes de que yo trabajara en la revista Bohemia, donde este hombre, laborioso como pocos, dejara su fértil huella décadas atrás, tras la partida al exterior de su ilustre predecesor Don Galaor. 

Como bien escribió, en un despacho de la Agencia Prensa Latina, el colega Jorge Smith, este «consumado escritor» se destacó en la sección de espectáculos de la mencionada revista (cuando era lo que hace tiempo ya no es), donde entrevistó a grandes personalidades del arte y la farándula. 

Recuerdo ahora a Silvana Pampanini, Liberace, Ava Gardner, Sara Montiel, María Félix, Lucho Gatica, Jorge Negrete, Carmen Sevilla, Lola Flores y Pedrito Rico, entre muchos otros. Fue amigo personal de figuras de la talla del artista plástico René Portocarrero y del mítico novelista radial y compositor de boleros y sones Félix B. Caignet, entre otros.

Asimismo, fue un confeso admirador de Josephine Baquer, Nicolás Guillén, Dulce María Loynaz, Alicia Alonso, Mercedes Sosa y Joan Manuel Serrat. 

DE SUS LOGROS 

A sus méritos hay que sumarle su labor como guionista de gustados programas de la TV cubana, como Música y Estrellas, Buenas tardes y, sobre todo, De la Gran Escena.

Del propio modo, el justo seudónimo de «La Musicalísima» será siempre recordado por mi amiga de años y sueños y ex condiscípula de la Escuela Nacional de Arte, Beatriz Márquez, a quien —como a Moraima Secada («La Mora»)— el recordado cronista así la renombró, definiéndola para siempre, con su talento y agudeza, tan importantes en nuestra labor periodística.

Discípulo de los célebres cronistas de espectáculos Don Galaor y Gonzalo Palacios, Orlando Quiroga se incluye en una no tan larga lista de nombres que incursionaron con maestría en este ‘género’, como Fray Candil, Francisco Pita Rodríguez (Pacopé, hermano del gran poeta y narrador Félix Pita Rodríguez) y Sara Hernández Catá, por sólo mencionar algunos.

DE SUS EXITOSOS LIBROS 

En su legado, se incluyen además cinco volúmenes singulares: sus memorias Nada es imposible (1996), la novela testimonial Muñecas de cristal (1998) y la investigación El habano rojo (2003), en la que recreó la historia del tabaco torcido cubano. 

Otro libro suyo, Pasión Habanos apareció en la Italia del 2004, donde fue galardonado como «Hombre Habano» de ese año. «Los dos primeros fueron basados en historias personales, sobre todo el primero, Nada es imposible, con memorias y anécdotas de personalidades que conocí a lo largo de mi labor como periodista», confesó en una entrevista. 

Allí mismo añadió: «El segundo, también editado en Cuba […], es el que se creó por sí solo de una especie de leyenda: todo el mundo lo buscaba, pero nadie encontraba estas Muñecas de Cristal, basadas en mis recuerdos de las ambiciosas y bellísimas mujeres del cabaret Tropicana de los años cincuenta, cuando yo era un husmeador estudiante de periodismo”. 

Lo presentaría en el célebre centro nocturno, con la presencia de las ya entonces maduras y sesentonas Muñecas de Cristal. “Fue una noche de gran nostalgia», evocó el popular creador. 

Asimismo, aseguró: «Ya en esos momentos yo sentía la necesidad de escribir un libro acerca del tabaco, tema del que siempre fui investigador y, sobre todo, seguidor del misterio y la magia que rodean esta planta que los aborígenes cubanos sostenían que era un regalo del cielo. 

“Entonces me encontré con otro apasionado del puro, Maurice Abady, quien, dos horas después de conocerlo, se convirtió en mi editor para que naciera Arte y Mística del Habano”. 

El volumen, publicado en inglés y en español, tuvo una bella edición con una foto muy atractiva de la modelo Ariadna en la portada. Y precisaba Quiroga: “Tuve el honor que fuera presentado por Alejandro Robaina en su rincón de la tienda de Quinta y 16, en la capital”. 

Y, aún, añadió el recordado colegamigo: «Entonces le llegó el turno al quinto, Pasión Habanos, editado en Italia por los miembros del Cigar Club Calle de la Industria 520. Es el libro cuya factura y contenido me gustan más: es el más bello y atractivo, sin desmerecer a los otros. 

Puntualizaría, también, entonces: “El señor Giorgio Bassan me envió algunas ideas a La Habana con los hermanos Petretti y el señor Piccigallo”. Finalmente vino él y, tras muchas conversaciones, se pusieron de acuerdo, y nació Pasión Habanos, que fue presentado en el restaurante del mítico chef Gualtiero Marchesi, de la capital italiana.

DE LA ÚLTIMA VEZ 

Recuerdo la última ocasión que nos encontramos, en el restaurante de la Asociación Canaria de Cuba “Leonor Pérez”, donde mi esposa —la también escritora y editora Mayra Hernández Menéndez— y yo, almorzábamos, en víspera de uno de los eventos literarios (dirigidos por el incansable promotor y poeta, ya desaparecido, Rafael Orta Amaro), en los que, habitualmente, fungíamos como jurados. 

Orlando allí solía almorzar, y, apenas nos vio, se nos acercó a la mesa a saludarnos con su habitual sonrisa pícara. 

En otras ocasiones, le vi esa sonrisa, teñida de leve ironía, cuando se le acercaba algún habitué adulador a saludarlo, en busca de ser incluido en el popular programa que él, junto al director José Ramón Artigas y el asesor Tomás Alfonso, hicieron célebre en Cuba: De la gran escena.

Justamente, esa última vez que Mayra y yo charlamos con este fraternal maestro de la crónica y la cultura cubana, nos habló con entusiasmo de su último libro, pues había llegado de una estancia en la Península ibérica, donde presentara otro de sus apreciados volúmenes. 

Estaba gozoso, y este cronista, le dijo, parafraseando a su (nuestro) admirado José Martí: «Orlando, te veo contento o, mejor, para decirlo con El Maestro: ‘Ebrio tú de goce, / de goce tú ebrio’. Y no es para menos: ya tienes otro libro que, seguramente, será un exitazo, como los anteriores.» Y nos regaló su habitual sonrisa de «hombre bueno, en el buen sentido de la palabra», dixit Antonio Machado. 

Así era Orlando Quiroga. Y así lo recuerda el cronista en su evocación de este martes.

---------------------------------------
WALDO GONZÁLEZ LÓPEZ (Puerto Padre, Las Tunas, Cuba. 1946) Poeta cubano, ensayista, crítico literario y teatral, antólogo y periodista cultural. Graduado de Teatro en la Escuela Nacional de Arte (1971) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana, Universidad de La Habana (1979).
Hasta el 2011, cuando abandonó la Isla para venir a residir a Miami, integró la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en sus Asociaciones de Poesía, Literatura para Niños y Teatro.
Laboró en la Escuela Nacional de Arte (donde impartió clases de Historia de la Literatura para Niños y Jóvenes, en la Cátedra de Teatro para niños fundada por él y la actriz y directora escénica María Elena Espinosa, y de Historia del Teatro Universal y del Teatro Cubano, también creó el Archivo de Dramaturgia).
Recibió importantes distinciones por su quehacer como escritor y periodista. Colaboró con publicaciones cubanas y extranjeras con ensayos, artículos, crónicas y poemas. Sus versos han sido traducidos al inglés y francés y publicados en revistas de EUA y Francia, así como ha publicado poemarios en México y Colombia, y un volumen de ensayos sobre lectura y literatura en Ecuador.
SÍNTESIS BIOGRÁFICA:
Estudia el preuniversitario en la ciudad de Holguín y lo abandona para trasladarse a la capital, donde primero cursa el idioma francés, luego estudia Teatro en la Escuela Nacional de Arte (ENA) y, más tarde, la carrera de Literatura Hispanoamericana, en la Universidad de La Habana, de las que se graduó, respectivamente, en 1969 y 1979.
Integró el Centro Cubano de la Asociación Internacional de Teatristas para la Infancia (ASSITEJ, auspiciada por la UNESCO); las Asociaciones de Artistas Escénicos y de Escritores de la UNEAC (Secciones de Poesía, Traducción Literaria y Literatura para Niños y Jóvenes). Fue Asesor del Teatro Nacional de Cuba.
En la Isla, publicó una quincena de poemarios, un volumen de ensayo, dos de crítica literaria y otro de crónicas, así como diversas antologías de poesía y poesía para niños, décima y décima para niños, cuento y teatro.
Ha traducido del francés, entre otros, a los importantes poetas Jacques Prévert, Marie de France, Molière y Joachim du Bellay. En 1994 apareció su antología París at night, del poeta francés Jacques Prévert (con selección y traducción suyos) Asimismo, en 1994 le solicitaron versiones de textos de importantes poetas de Polonia, luego incluidas en la antología Poesía polaca (Editorial Arte y Literatura, 1994).
Tradujo y dio a conocer en Cuba a la importante poeta contemporánea canadiense Denise Boucher, ex Presidenta de los Escritores de Québec, de quien vertió al español varios textos, publicados en un número especial de la revista Casa de las Américas.
Ensayos suyos fueron incluidos en varias antologías como: Nuevos críticos cubanos, Acerca de Manuel Cofiño y Valoración múltiple: Onelio Jorge Cardoso.
Su labor como poeta, ensayista, crítico y antólogo ha sido reconocida entre otros, por las pedagogas y antólogas puertorriqueñas Flor Piñeiro e Isabel Freire de Matos en su Literatura Infantil Caribeña; el profesor y ensayista jamaicano Keith Ellis, residente en Canadá, en su estudio Cuba’s Nicolás Guillén: Poetry and Ideology, y el antólogo y ensayista español Antonio Merino en su Nueva poesía cubana.
En el ámbito nacional, diversos ensayistas y críticos de prestigio se han ocupado de sus múltiples libros. Así, el ensayista, poeta y narrador Antonio Gutiérrez Rodríguez, quien en su volumen Estudios sobre la décima, incluye un estudio sobre sus espinelas.
En Cuba, fue jurado consuetudinario en eventos literarios, teatrales y de periodismo cultural, y participó en Congresos de la UNEAC, foros y otros encuentros con especialistas nacionales y de otros países.
Desde 1990 hasta 2001, fue periodista cultural de la revista Bohemia. Antes laboró en otras como Mujeres y Muchacha, de la que fue uno de sus fundadores en 1980.
INTERÉS POR LA POESÍA:
Un buen día de su adolescencia y, sin las muchas lecturas que vinieron después, tras leer El reino de este mundo, de Alejo Carpentier, su novela que más le sigue gustando, escribió su primer poemario (inédito) “A ras del tiempo”, a partir de hechos de realismo mágico y de lo real maravilloso, acontecidos en nuestra América fabulosa. Tal fue su iniciación seria con la poesía.
RECONOCIMIENTOS:
Diploma al Resultado Científico por su Colaboración a la nueva Historia de la Literatura Cubana, en tres volúmenes, otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.
El Laúd y la Medalla del Cucalambé, impuestas por el Poder Popular provincial de Las Tunas.
El Diploma por la Labor Realizada en Apoyo a la Décima, concedida por la Universidad “Camilo Cienfuegos”, de Matanzas.
Reconocimiento por su labor Escritor y Crítico Literario otorgado por la Presidencia del Instituto Cubano del Libro.
Medalla “Raúl Gómez García”.
Primera Mención, Concurso “Plural” (México, 1990) a su poemario Salvaje nostalgia.
Premio "13 de Marzo" 1976, Universidad de La Habana, a su poemario para niños “Poemas y canciones”, publicado en 1977.
Premio “La Edad de Oro” de Canción para Niños.
Primera Mención Concurso “La Edad de Oro” a su poemario Poemas y canciones.
BIBLIOGRAFIA ACTIVA
SELECCIÓN DE SUS POEMARIOS:
Salvaje nostalgia (Mención Concurso “Plural”, México, 1991; publicado en Cuba ese año).Casablanca (Colombia, 1995). Las palabras prohibidas (antología de su poesía, entre 1983 y 1995; Cuba, 1997). Ferocidad del destino (2010). Espinelas con espinas (décimas, 1981).Que arde al centro de la vida (décimas, 1983), Estos malditos versos (décimas, México, 1999; Cuba, 2001.
CRITICA LITERARIA:
Escribir para niños y jóvenes (1983). La décima dice más (2004). La décima, ¿sí o no? (2006).
CRONICAS:
Niebla en la memoria (1990).
POEMARIOS PARA NIŇOS:
Poemas y canciones (1977). Donde cantan los niños (1983). Jinetes del viento (1989). Libro de Darío Damián (décimas, 1995).Voces de la querencia (2004).
ANTOLOGIAS DE TEATRO:
La soledad del actor de fondo (primera antología del monólogo teatral cubano), 1999. Teatro cubano de fin de siglo (cinco piezas en un acto, 2001).
OTROS LIBROS.
Entre el 2001 y el 2011 publicó, además:
Viajera intacta del sueño. Antología de la décima cubana (2001). Añorado encuentro. Poemas cubanos sobre boleros y canciones (2001). Este amor en que me abraso. Décimas de José Martí (2003). De tu reino la ventura. Décimas a las madres (2003). Que caí bajo la noche. Panorama de la décima erótica cubana (2004). La lectura, ese resplandor (antología de textos sobre literatura y lectura, (Ecuador, 2009). Esta cárcel de aire puro. Panorama de la décima cubana en el siglo XX (en coautoría con Mayra Hernández Menéndez; Editora Abril, en 2 volúmenes: 2009 y 2010).
LIBROS ÍNÉDITOS:
Libro de Rodrigo Damián (poesía para niños).
EN MIAMI:
Desde su arribo a Miami en julio de 2011, ha tenido una amplia participación en la vida cultural y en numerosos eventos, como los siguientes:
2011
-El teatrista y creador de la web teatroenmiami.com Ernesto García lo invita a colaborar con esta página (premiada por Google) y le ofrece una columna.
-Integra el jurado de la primera edición del Festival de Teatro de Pequeño Formato, de la Compañía ArtSpoken, dirigida por Yoshvani Medina.
-Conforma el equipo de colaboradores del anual Festival del Monólogo Latinoamericano, de la Compañía Havanafama, dirigida por Juan Roca.
-Es invitado a colaborar con la revista digital Palabra Abierta, por su fundador: el narrador, poeta y ensayista cubano Manuel Gayol Mecías.
2012
-Merece el Tercer Premio de Poesía del X Concurso Internacional “Lincoln-Martí”.
-Invitado por el destacado teatrista Matías Montes Huidobro, lee su ponencia «Nostalgia y crítica en la dramaturgia de Cristina Rebull», en el Congreso Internacional «Celebrando a Virgilio Piñera», celebrado del 12 al 15 de enero en la Universidad de Miami.
-Es invitado a colaborar en el blog Gaspar. El Lugareño, por su creador Joaquín Estrada Montalván.
2013
-Invitado por la Presidencia del Gremio Artístico Latinoamericano. GALA (integrada por la teatrista boricua Maddy Rivera y el escritor cubanoamericano Antonio Armenteros) integra la nueva agrupación.
-A petición de la Presidencia de GALA, funge como Jurado del Concurso Internacional de Poesía «Facundo Cabrales».

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator