Tuesday, March 18, 2014

Crónica: La E.N.A.: Todavía soñamos aquel Reino (por Waldo González López)


Durante los dorados ’60 del siglo pasado, coincidimos en la Escuela Nacional de Arte —donde estudiaríamos becados— numerosos jóvenes, que hoy ya mayores con edades maduras, conformamos una no pequeña parte de la cultura cubana, exiliada no solo en Miami, sino también en otros países, como España, Chile y Colombia, entre otros ámbitos que les han dado acogida. 

Sí, tal aserto lo presagiamos (aunque ya lo sabíamos) años atrás (mucho antes de mi viaje definitivo a Miami, en julio de 2011), durante la grabación de la última emisión de La noche favorita, programa dominical de amplio rating, dirigido por la entusiasta música Gloria Torres, quien lo presentaría un domingo de otro mes, como su despedida de la TV. 

Gloria, con su sensibilidad y entusiasmo, ideó esa singular emisión para la que convocó a muchos graduados de los ’60 y ’70 en nuestro inolvidable centro de estudios, donde nos prepararíamos como artistas y técnicos de la escena. 

¿La razón? Celebrar los 45 años de «la ENA», como le llamábamos entonces… y aún lo hacemos, con no poca nostalgia por esa época de aprendizaje y querencias, goces y pasiones, en fin, un tiempo de cambio, según la definiera alguien que, sin integrar aquella tropa soñadora, fue luego mi amigo: el ya fallecido narrador Manuel Cofiño. 

Ese viernes inolvidable durante las varias horas de grabación en el estudio 10 del ICRT, volvimos a disfrutar «los viejos fulgores de entonces, / las viejas canciones del olvido, / las voces, las sonrisas, los gestos […] de aquellos locos, jóvenes alegres, / fugaces pasajeros / de aquel tren que ya no regresará», tal escribí en un poema de antaño, pero que aquella tarde, cuando lo leí a petición de Gloria, numerosos ex becados (y desde hace tiempo y para siempre, eternos colegamigos) escucharon y aplaudieron, a pesar de los constantes reclamos del coordinador del programa («Por favor, “muchachos”, atiendan: vamos a grabar y no tenemos mucho tiempo…»), porque ni la propia Gloria, tan entusiasmada como aquella chica de los ‘60s, podía contener la triste alegría, la feliz saudade por estar reunidos los cincuentones y algo más que, como los febriles estudiantes de entonces, volvíamos a los iniciáticos ’60. 

En la ENA, nos preparábamos con profesores latinoamericanos y europeos, para el entonces presumible futuro, con entusiasmo, pasión y alegría. Porque en esa época la Escuela de Arte era también feeling y Congreso Cultural de La Habana, Biblioteca “José Antonio Echevarría” (de Casa de las Américas) y Cinemateca de Cuba (con las buenas cinematografías europeas (la nouvelle vague française, el cine italiano, como los filmes polacos, algunos checos…) y la norteamericana, entre otras cinematografías), Orquesta Cubana de Música Moderna y Conjunto de Experimentación Sonora, Salón de los 70 y Danza Nacional de Cuba, como el inolvidable Ballet de Maurice Béjart, transformador y novedoso; los predecesores del Boom de la literatura latinoamericana, los mejores autores de este movimiento (para mí, sobre todo, representado, en los mexicanos Juan Rulfo y Carlos Fuentes, el peruano Vargas Llosa, el argentino Julio Cortázar, el chileno José Donoso, el paraguayo Augusto Roa Bastos, el cubano Alejo Carpentier de El reino de este mundo, y el colombiano Gabriel García Márquez de Cien años de soledad…) 

Claro —aún sin saberlo del todo, quizás apenas lo intuíamos—, nos preparábamos para integrar la entonces incipiente cultura de la Cuba “revolucionaria”. Y, sin querer, entonces, me viene a la memoria otro de mis poemas, que deletreo, saboreando los versos: «Esta nostalgia de adolescentes / ya nos salva de las horas. // Otra vez somos / los inocentes hechiceros». 

Porque estábamos entonces (en aquellos incambiables ‘60s de la ENA, en sus cinco escuelas, y éramos aquellos «hechiceros» que soñábamos el porvenir y creábamos en aquel presente que, entonces, nos parecía salido de lo “real maravilloso” carpenteriano o del “realismo mágico” garciarqueño. 

Y al evocar ahora ese caleidoscopio multicolor, distingo a muchos, entre los que algunos ya no están, bien porque partieron a otras tierras (tal haría quien escribe) o porque murieron no en el Más Allá, sino en el más acá, porque siguen junto a nosotros, a todos los que allí estuvimos convocados por Gloria en esa tarde/noche inviolable en la memoria. 

Entre los idos, recuerdo ahora a Emiliano Salvador o, mejor, Emilianito, tal le llamaba quien ahora escribe y describe con salvaje nostalgia a aquel adolescente que, apenas con 13 o 14 años, había sido escogido para integrar la delegación al Festival de la Juventud y los Estudiantes. 

Y por ahí anda otro que, no por ido, es menos infaltable: El Bezonca, seudónimo trastocado, casi como un puzzle, que empleábamos con el siempre jovial Juan Pablo Torres, aquel trombonista esencial que deslumbró a tantos, a todos. 

Mas, recuerdo también al pintor Waldo Luis Rodríguez, quien descollaba por su original pintura, cuando vendría a morir, en la —desde décadas atrás— desaparecida cafetería “Loipa”, a manos de un estúpido asesino (y no es una paradoja ni una contradicción: detrás de un asesino, siempre hay un imbécil connotado, aunque sea, repito, un criminal).

Y entre los vivos, cómo no recordar a un brillante trompetista, laureado en varias ocasiones con el ansiado Grammy: Arturo Sandoval, siempre jocoso y amable, como todos los auténticamente grandes.

Mas, voy a concluir estas líneas, porque se han teñido con la salvaje nostalgia que le dio título al que es, sin duda, mi más querido poemario, pues en ese breve, pero intenso cuaderno (laureado en el desaparecido Concurso de la revista mexicana “Plural”, en 1991), recogí no pocas de las evocaciones de juventud, hoy ya tan lejana, pero nunca desdeñable, a pesar de los desengaños sufridos con tantas personas e ideas en las que, ciegamente, creíamos.

Porque así es la vida: hermosa y, a un tiempo, como la belleza, terrible, en ocasiones. 







---------------------------------------
WALDO GONZÁLEZ LÓPEZ (Puerto Padre, Las Tunas, Cuba. 1946) Poeta cubano, ensayista, crítico literario y teatral, antólogo y periodista cultural. Graduado de Teatro en la Escuela Nacional de Arte (1971) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana, Universidad de La Habana (1979).
Hasta el 2011, cuando abandonó la Isla para venir a residir a Miami, integró la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en sus Asociaciones de Poesía, Literatura para Niños y Teatro.
Laboró en la Escuela Nacional de Arte (donde impartió clases de Historia de la Literatura para Niños y Jóvenes, en la Cátedra de Teatro para niños fundada por él y la actriz y directora escénica María Elena Espinosa, y de Historia del Teatro Universal y del Teatro Cubano, también creó el Archivo de Dramaturgia).
Recibió importantes distinciones por su quehacer como escritor y periodista. Colaboró con publicaciones cubanas y extranjeras con ensayos, artículos, crónicas y poemas. Sus versos han sido traducidos al inglés y francés y publicados en revistas de EUA y Francia, así como ha publicado poemarios en México y Colombia, y un volumen de ensayos sobre lectura y literatura en Ecuador.
SÍNTESIS BIOGRÁFICA:
Estudia el preuniversitario en la ciudad de Holguín y lo abandona para trasladarse a la capital, donde primero cursa el idioma francés, luego estudia Teatro en la Escuela Nacional de Arte (ENA) y, más tarde, la carrera de Literatura Hispanoamericana, en la Universidad de La Habana, de las que se graduó, respectivamente, en 1969 y 1979.
Integró el Centro Cubano de la Asociación Internacional de Teatristas para la Infancia (ASSITEJ, auspiciada por la UNESCO); las Asociaciones de Artistas Escénicos y de Escritores de la UNEAC (Secciones de Poesía, Traducción Literaria y Literatura para Niños y Jóvenes). Fue Asesor del Teatro Nacional de Cuba.
En la Isla, publicó una quincena de poemarios, un volumen de ensayo, dos de crítica literaria y otro de crónicas, así como diversas antologías de poesía y poesía para niños, décima y décima para niños, cuento y teatro.
Ha traducido del francés, entre otros, a los importantes poetas Jacques Prévert, Marie de France, Molière y Joachim du Bellay. En 1994 apareció su antología París at night, del poeta francés Jacques Prévert (con selección y traducción suyos) Asimismo, en 1994 le solicitaron versiones de textos de importantes poetas de Polonia, luego incluidas en la antología Poesía polaca (Editorial Arte y Literatura, 1994).
Tradujo y dio a conocer en Cuba a la importante poeta contemporánea canadiense Denise Boucher, ex Presidenta de los Escritores de Québec, de quien vertió al español varios textos, publicados en un número especial de la revista Casa de las Américas.
Ensayos suyos fueron incluidos en varias antologías como: Nuevos críticos cubanos, Acerca de Manuel Cofiño y Valoración múltiple: Onelio Jorge Cardoso.
Su labor como poeta, ensayista, crítico y antólogo ha sido reconocida entre otros, por las pedagogas y antólogas puertorriqueñas Flor Piñeiro e Isabel Freire de Matos en su Literatura Infantil Caribeña; el profesor y ensayista jamaicano Keith Ellis, residente en Canadá, en su estudio Cuba’s Nicolás Guillén: Poetry and Ideology, y el antólogo y ensayista español Antonio Merino en su Nueva poesía cubana.
En el ámbito nacional, diversos ensayistas y críticos de prestigio se han ocupado de sus múltiples libros. Así, el ensayista, poeta y narrador Antonio Gutiérrez Rodríguez, quien en su volumen Estudios sobre la décima, incluye un estudio sobre sus espinelas.
En Cuba, fue jurado consuetudinario en eventos literarios, teatrales y de periodismo cultural, y participó en Congresos de la UNEAC, foros y otros encuentros con especialistas nacionales y de otros países.
Desde 1990 hasta 2001, fue periodista cultural de la revista Bohemia. Antes laboró en otras como Mujeres y Muchacha, de la que fue uno de sus fundadores en 1980.
INTERÉS POR LA POESÍA:
Un buen día de su adolescencia y, sin las muchas lecturas que vinieron después, tras leer El reino de este mundo, de Alejo Carpentier, su novela que más le sigue gustando, escribió su primer poemario (inédito) “A ras del tiempo”, a partir de hechos de realismo mágico y de lo real maravilloso, acontecidos en nuestra América fabulosa. Tal fue su iniciación seria con la poesía.
RECONOCIMIENTOS:
Diploma al Resultado Científico por su Colaboración a la nueva Historia de la Literatura Cubana, en tres volúmenes, otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.
El Laúd y la Medalla del Cucalambé, impuestas por el Poder Popular provincial de Las Tunas.
El Diploma por la Labor Realizada en Apoyo a la Décima, concedida por la Universidad “Camilo Cienfuegos”, de Matanzas.
Reconocimiento por su labor Escritor y Crítico Literario otorgado por la Presidencia del Instituto Cubano del Libro.
Medalla “Raúl Gómez García”.
Primera Mención, Concurso “Plural” (México, 1990) a su poemario Salvaje nostalgia.
Premio "13 de Marzo" 1976, Universidad de La Habana, a su poemario para niños “Poemas y canciones”, publicado en 1977.
Premio “La Edad de Oro” de Canción para Niños.
Primera Mención Concurso “La Edad de Oro” a su poemario Poemas y canciones.
BIBLIOGRAFIA ACTIVA
SELECCIÓN DE SUS POEMARIOS:
Salvaje nostalgia (Mención Concurso “Plural”, México, 1991; publicado en Cuba ese año).Casablanca (Colombia, 1995). Las palabras prohibidas (antología de su poesía, entre 1983 y 1995; Cuba, 1997). Ferocidad del destino (2010). Espinelas con espinas (décimas, 1981).Que arde al centro de la vida (décimas, 1983), Estos malditos versos (décimas, México, 1999; Cuba, 2001.
CRITICA LITERARIA:
Escribir para niños y jóvenes (1983). La décima dice más (2004). La décima, ¿sí o no? (2006).
CRONICAS:
Niebla en la memoria (1990).
POEMARIOS PARA NIŇOS:
Poemas y canciones (1977). Donde cantan los niños (1983). Jinetes del viento (1989). Libro de Darío Damián (décimas, 1995).Voces de la querencia (2004).
ANTOLOGIAS DE TEATRO:
La soledad del actor de fondo (primera antología del monólogo teatral cubano), 1999. Teatro cubano de fin de siglo (cinco piezas en un acto, 2001).
OTROS LIBROS.
Entre el 2001 y el 2011 publicó, además:
Viajera intacta del sueño. Antología de la décima cubana (2001). Añorado encuentro. Poemas cubanos sobre boleros y canciones (2001). Este amor en que me abraso. Décimas de José Martí (2003). De tu reino la ventura. Décimas a las madres (2003). Que caí bajo la noche. Panorama de la décima erótica cubana (2004). La lectura, ese resplandor (antología de textos sobre literatura y lectura, (Ecuador, 2009). Esta cárcel de aire puro. Panorama de la décima cubana en el siglo XX (en coautoría con Mayra Hernández Menéndez; Editora Abril, en 2 volúmenes: 2009 y 2010).
LIBROS ÍNÉDITOS:
Libro de Rodrigo Damián (poesía para niños).
EN MIAMI:
Desde su arribo a Miami en julio de 2011, ha tenido una amplia participación en la vida cultural y en numerosos eventos, como los siguientes:
2011
-El teatrista y creador de la web teatroenmiami.com Ernesto García lo invita a colaborar con esta página (premiada por Google) y le ofrece una columna.
-Integra el jurado de la primera edición del Festival de Teatro de Pequeño Formato, de la Compañía ArtSpoken, dirigida por Yoshvani Medina.
-Conforma el equipo de colaboradores del anual Festival del Monólogo Latinoamericano, de la Compañía Havanafama, dirigida por Juan Roca.
-Es invitado a colaborar con la revista digital Palabra Abierta, por su fundador: el narrador, poeta y ensayista cubano Manuel Gayol Mecías.
2012
-Merece el Tercer Premio de Poesía del X Concurso Internacional “Lincoln-Martí”.
-Invitado por el destacado teatrista Matías Montes Huidobro, lee su ponencia «Nostalgia y crítica en la dramaturgia de Cristina Rebull», en el Congreso Internacional «Celebrando a Virgilio Piñera», celebrado del 12 al 15 de enero en la Universidad de Miami.
-Es invitado a colaborar en el blog Gaspar. El Lugareño, por su creador Joaquín Estrada Montalván.
2013
-Invitado por la Presidencia del Gremio Artístico Latinoamericano. GALA (integrada por la teatrista boricua Maddy Rivera y el escritor cubanoamericano Antonio Armenteros) integra la nueva agrupación.
-A petición de la Presidencia de GALA, funge como Jurado del Concurso Internacional de Poesía «Facundo Cabrales».

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator