Thursday, November 21, 2013

Cada día muero 24 horas (por Félix Luis Viera)

Nota del blog: El blog Gaspar, El Lugareño está presentando, los lunes y jueves, una selección del poemario Cada día muero 24 horas  (Editorial Letras Cubanas, 1990), de Félix Luis Viera. Se incluye traducción al italiano de Gordiano Lupi.   


-------------------------------------
Un poema para el crítico



Yo quise escribir un poema que a cierto
   crítico sirviera.
Por tanto me preocupé por la más estric-
   ta segmentación,
puse además mucho cuidado
en las bisémicas y sinécdoques precisas, en
los asíndeton, polisíndeton, en
las cacofonías y asonancias de cuarta y
   quinta dimensión,
etcétera (vicios y deslices que saltan de-
masiado fácil cuando los enfocan
esos hipersensibles instrumentos de este
   crítico). También
debía agregarle una —muy bien balancea-
da—dosis de mostaza
y salpicarlo con salsa y ron puramente
   criollos.

Naturalmente, no lo debía escribir a má-
quina, ni a mano, ni a tinta,
sino con regla de cálculo, compás y
estereoscopio.

Y comencé. Esperanzado.

Y lo logré.
Según afirmó él públicamente en una ter-
   tulia anónima, esquinera.

Yo quise escribir un poema que a este
   crítico —no a otro—
sirviera, un poema
que alcanzara el dictamen positivo después
   de transitar
su vasto laboratorio repleto
de equipos electrocríticos de primer orden.

Y lo logré. Afirma él.

Lástima que así
recién nacido como estaba,
hubiera que ponerle al pobrecito
urgentemente una transfusión en cada vena.


Junio 1981


--------------------------------------
Una poesia per il critico



Io volli scrivere una poesia che a un certo
   critico servisse.
Pertanto mi preoccupai della più
   stretta segmentazione,
feci inoltre molta attenzione
alle bisemiche e alle sineddoche precise, agli
asindeti, polisindeti, alle
cacofonie e assonanze di quarta e
   quinta dimensione,
eccetera (vizi e peccati che saltano fuori
   troppo facilmente quando sono messi a fuoco
dagli ipersensibili strumenti di questo
   critico). Inoltre
dovevo aggiungere una - molto ben bilanciata -
dose di mostarda
e condirlo con salsa e rum tipicamente
   creoli.

Naturalmente, non avrei dovuto scriverla a
macchina, né a mano, né con la pittura,
ma con righe da calcolo, compasso e
   stereoscopio.

E cominciai. Speranzoso.
E ci sono riuscito.
Secondo quel che affermò lui pubblicamente in un
   incontro anonimo, di quartiere.

Io volli scrivere una poesia che a questo
   critico - non ad altri –
servisse, una poesia
che ottenesse il giudizio positivo dopo
   essere passata
dal suo vasto laboratorio strapieno
di gruppi elettrocritici di primordine.

E ci sono riuscito. Afferma lui.

Peccato che così
neonata com’era,
dovetti praticare alla poveretta
una trasfusione urgente in ogni vena.


Giugno 1981

Traducción al italiano de Gordiano Lupi

------------------------------------------------------------- 
Félix Luis Viera (Santa Clara, Cuba, 1945). Poeta, cuentista y novelista. Ha publicado los poemarios: Una melodía sin ton ni son bajo la lluvia (Premio David de Poesía de la Uneac*, 1976, Ediciones Unión, Cuba), Prefiero los que cantan (1988, Ediciones Unión, Cuba), Cada día muero 24 horas (1990, Editorial Letras Cubanas), Y me han dolido los cuchillos (1991, Editorial Capiro, Cuba), Poemas de amor y de olvido (1994, Editorial Capiro, Cuba) y La patria es una naranja (Ediciones Iduna, Miami, EE UU, 2010, Ediciones Il Flogio, Italia, 2011); los libros de cuento: Las llamas en el cielo (1983, Ediciones Unión, Cuba), En el nombre del hijo (Premio de la Crítica 1983. Editorial Letras Cubanas. Reedición 1986) y Precio del amor (1990, Editorial Letras Cubanas); las novelas Con tu vestido blanco (Premio Nacional de Novela de la UNEAC 1987 y Premio de la Crítica 1988. Ediciones Unión, Cuba), Serás comunista, pero te quiero (1995, Ediciones Unión, Cuba), Un ciervo herido (Editorial Plaza Mayor, Puerto Rico, 2002, Editorial L´ Ancora del Mediterraneo, Italia, 2005), la noveleta Inglaterra Hernández (Ediciones Universidad Veracruzana, 1997. Reediciones 2003 y 2005) y El corazón del Rey (2010, Editorial Lagares, México). Su libro de cuentos Las llamas en el cielo es considerado un clásico de la literatura de su país. Sus creaciones han sido traducidas a diversos idiomas y forman parte de antologías publicadas en Cuba y en el extranjero. En su país natal recibió varias distinciones por su labor en favor de la cultura. Fue director de la revista Signos, de proyección internacional y dedicada a las tradiciones de la cultura. En México, donde reside desde 1995, ha colaborado en distintos periódicos con artículos de crítica literaria, de contenido cultural en general y de opinión social y política. Asimismo, ha impartido talleres literarios y conferencias, y se ha desempeñado como asesor de variadas publicaciones.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator