Monday, November 11, 2013

Cada día muero 24 horas (por Félix Luis Viera)

Nota del blog: El blog Gaspar, El Lugareño está presentando, los lunes y jueves, una selección del poemario Cada día muero 24 horas  (Editorial Letras Cubanas, 1990), de Félix Luis Viera. Se incluye traducción al italiano de Gordiano Lupi. 


--------------
Agua



Humedece esta lluvia de noviembre tres
   días y tres noches,
revienta los canteros, inflama puertas y
   tragantes.

Así, como esta lluvia, los poetas alguna
   vez deberían saludarnos;
descompasados y constantes, dispuestos
a que no les toleraran, y los transeúntes
buscando capas paraguas periódicos
   sombrillas
y los versos cayendo irremediables,
chinchineantes o gruesos o atronadores co-
   mo esta lluvia inesperada de noviem-
   bre, así los versos
lloviendo sin parar
y todos —médicos, peluqueras, directores
   de empresas, licenciados en filología,
   por ejemplo—
guareciéndose, bañándose, amándose con
   los versos;
así la gente poniendo cubos sartenes
   palanganas
bajo las goteras de los versos obstinada-
   mente plantados
en implantar un temporal récord, y
   los muchachos
por primera vez bañándose en un aguacero
   de poesía,
situándose al gusto bajo chorreras de lí-
ricos coloquiales herméticos arrítmi-
cos rimados.

Así lluvia y lluvia de versos y los poetas
   abriendo, modulando las llaves a nive-
   les de brizna, de llovizna,
de aguacero, de diluvio.

Y así, como hoy, sucederá que de tanta
   agua, de tres días y tres
noches en que la lluvia ha tomado el an-
   cho del olfato y la profundidad
de la mirada, la detestemos por exceso.

Así ocurrirá que la gente detestaremos el
   aguacero de poesía,
detestaremos por exceso a los poetas que
   han hecho llover
poemas versos seudopoemas
   tres días y tres noches.

Sin embargo, así deberían alguna vez los
   poetas
   saludarnos, porque entonces
por primera vez
sus aguas mojarían
   desde
los más altos
   miradores
   torres
   azoteas
hasta los bichitos que perviven en el sub-
   suelo vegetal.
Y sobre todo, porque los hombres siempre
   hemos amado la lluvia, siempre
la hemos esperado como un pan que en-
   ternece las almohadas,
como una varilla que toca y pone amor
   en las ventanas,
   y por eso
si alguna vez logra aburrirnos, siempre
   la excusamos
y seguimos amándola.


Noviembre 1980


---------------
Acqua


Bagna questa pioggia di novembre tre
   giorni e tre notti,
distrugge i giardini, infiamma porte e
   camini.

Proprio come questa pioggia, i poeti qualche
   volta dovranno salutarci;
irregolari e costanti, disposti
a non essere tollerati, e i passanti
in cerca di impermeabili periodici
   parasole
e i versi che cadono irrimediabili,
carezzevoli, grezzi o assordanti come
   questa pioggia inattesa di novembre,
così i versi
piovono senza sosta
e tutti - medici, parrucchiere, direttori
   d’imprese, laureati in filologia,
   per esempio -
guariscono, si bagnano, si amano con
   i versi;
così la gente dispone secchi stoviglie
   catinelle
sotto le infiltrazioni dei versi ostinatamente
      decisi
a produrre un temporale record, e
   i ragazzi
per la prima volta si bagnano in un acquazzone
   di poesia,
mettendosi a loro piacere sotto scrosci di lirici
colloquiali ermetici aritmici
compositori in rima.

Così piovono versi e i poeti
   aprono, modulano le chiavi a livello
   di pioggerellina, di pioggia,
di acquazzone, di diluvio.

E così, come oggi, succederà che tanta
   acqua, per tre giorni e tre
notti in cui la pioggia ha conquistato
   l’olfatto e la profondità
dello sguardo, la detesteremo per eccesso.

Così accadrà che noi tutti detesteremo
   l’acquazzone di poesia,
detesteremo per eccesso i poeti che
   hanno fatto piovere
poesie versi pseudo poesie
   per tre giorni e tre notti.

Tuttavia, così dovremo una volta con i
   poeti
   salutarci, perché allora
per la prima volta
le loro acque bagneranno
   dai
più alti
belvedere
   torri
   tetti
fino agli animaletti che sopravvivono nel
   sottosuolo vegetale.
E soprattutto, perché noi uomini sempre
   abbiamo amato la pioggia, sempre
l’abbiamo attesa come un alimento che
   intenerisce i cuscini,
come un bastoncino che tocca e pone amore
   alle finestre,
   e per questo
se qualche volta riesce a infastidirci, sempre
   la perdoniamo
e continuiamo ad amarla.

Novembre 1980


Traducción al italiano de Gordiano Lupi

------------------------------------------------------------- 
Félix Luis Viera (Santa Clara, Cuba, 1945). Poeta, cuentista y novelista. Ha publicado los poemarios: Una melodía sin ton ni son bajo la lluvia (Premio David de Poesía de la Uneac*, 1976, Ediciones Unión, Cuba), Prefiero los que cantan (1988, Ediciones Unión, Cuba), Cada día muero 24 horas (1990, Editorial Letras Cubanas), Y me han dolido los cuchillos (1991, Editorial Capiro, Cuba), Poemas de amor y de olvido (1994, Editorial Capiro, Cuba) y La patria es una naranja (Ediciones Iduna, Miami, EE UU, 2010, Ediciones Il Flogio, Italia, 2011); los libros de cuento: Las llamas en el cielo (1983, Ediciones Unión, Cuba), En el nombre del hijo (Premio de la Crítica 1983. Editorial Letras Cubanas. Reedición 1986) y Precio del amor (1990, Editorial Letras Cubanas); las novelas Con tu vestido blanco (Premio Nacional de Novela de la UNEAC 1987 y Premio de la Crítica 1988. Ediciones Unión, Cuba), Serás comunista, pero te quiero (1995, Ediciones Unión, Cuba), Un ciervo herido (Editorial Plaza Mayor, Puerto Rico, 2002, Editorial L´ Ancora del Mediterraneo, Italia, 2005), la noveleta Inglaterra Hernández (Ediciones Universidad Veracruzana, 1997. Reediciones 2003 y 2005) y El corazón del Rey (2010, Editorial Lagares, México). Su libro de cuentos Las llamas en el cielo es considerado un clásico de la literatura de su país. Sus creaciones han sido traducidas a diversos idiomas y forman parte de antologías publicadas en Cuba y en el extranjero. En su país natal recibió varias distinciones por su labor en favor de la cultura. Fue director de la revista Signos, de proyección internacional y dedicada a las tradiciones de la cultura. En México, donde reside desde 1995, ha colaborado en distintos periódicos con artículos de crítica literaria, de contenido cultural en general y de opinión social y política. Asimismo, ha impartido talleres literarios y conferencias, y se ha desempeñado como asesor de variadas publicaciones.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator