Thursday, October 10, 2013

Prefiero los que cantan (por Félix Luis Viera)

Nota del blog: Finaliza este jueves la publicación del poemario Prefiero los que cantan ( Ediciones Unión, 1988, Cuba), de Félix Luis Viera, con  traducción al italiano de Gordiano Lupi. La próxima semana inicia una selección de su poemario Cada día muero 24 horas (1990, Editorial Letras Cubanas)

--------------------------------



Donde estuvo la luz
una luz que se acerca

Mayo de 1979


------------------------------
Nana recibida

                        De mi madre


Anda, pon tu alma en mi calor, bestia
       acurrucable
Aquí, como antes (cuando a cada movimiento
      sacabas
un paquete flamante de mentiras)
en el hueco de mis huesos, deposita
        tu rostro
y déjame
       sentirte
como si aún con tus aguas de violeta

Ay, muchacho, adónde
abandonaste las fórmulas posibles
para anudar tus pies sobre la tierra
(¿o eres un andar de cuerda floja sin vacío?)

Anda, pon tu sangre en mi horno, duerme
como si aún el olor de tus pañales halara
           desesperadamente
a la esperanza
cada tarde, pon
tu respaldo —alguna vez tranquilo— contra mi
         pecho
y déjame creer
que tu cabeza de veras es cabeza, que no es
agua de viento, una bandada
de piedras en pos de un blanco más allá de la
        linde de mi luz, ah
pon tu alma en mi calor, bestia acurrucable,
         embustero
de siempre, ingeniero en trampas
       finas, y déjame
querer olvidar que entre tus suelas y el polvo
         que vas caminando
llevas un arsenal de estrellas sin estreno,
           déjame creerlo
          mientras
reviso tus amarras, me blindo a tus mentiras,
           mientras
armo mis muros contra el desborde de tus sueños
          mientras
ensayo a hacerme la que creo
que mi parto no tuvo mayores consecuencias,
       mientras
te monto en mis muslos, te acaricio, como si aún
con tus aguas de violeta, bestia acurrucable,
anda, duerme, como si aún

Enero del 1980


--------------------------
Tu


Dove c’era la luce
una luce che si avvicina

Maggio 1979


--------------------------------
Ninna nanna ricevuta

                                  Da mia madre


Vai, poni la tua anima nel mio calore, bestia
        rannicchiata.
Qui, come prima (quando a ogni movimento
         tiravi fuori
un pacchetto fiammante di menzogne)
nel vuoto delle mie ossa, affida
        il tuo volto
e lascia
        che senta
ancora le tue acque di violetta.

Ahi, ragazzo, dove
abbandonasti le formule possibili
per stringere i tuoi piedi sulla terra
(o vaghi sul filo del rasoio senza aiuto?)

Vai, metti il tuo sangue nel mio forno, dormi
come se ancora l’odore delle tue fasce aspirasse
           disperatamente
la speranza
ogni sera, poni
la tua schiena - a volte tranquilla - contro il mio
          petto
e lasciami credere
che la tua testa davvero è una testa, che non è
acqua di vento, uno stormo
di pietre dietro un bersaglio ben oltre
       la bellezza limite della mia luce, ah
poni la tua anima nel mio calore, bestia rannicchiata,
          bugiardo
di sempre, tessitore d’inganni
        raffinati, e lasciami
libera di dimenticare che tra le tue suole e la polvere
          che vai calpestando
porti un arsenale di stelle senza fine,
          lasciami crederlo
           mentre
riesamino i tuoi ormeggi, mi blindo alle tue menzogne,
           mentre
rinforzo le mie mura contro lo straripare dei tuoi sogni
          mentre
provo a essere quella che crede
che il mio parto non abbia avuto maggiori conseguenze,
         mentre
ti monto sulle mie cosce, ti accarezzo, come se ancora
con le tue acque di violetta, bestia rannicchiata,
vai, dormi, come se ancora

Gennaio 1980


 Traducción al italiano de Gordiano Lupi

------------------------------------------------------------- 
Félix Luis Viera (Santa Clara, Cuba, 1945). Poeta, cuentista y novelista. Ha publicado los poemarios: Una melodía sin ton ni son bajo la lluvia (Premio David de Poesía de la Uneac*, 1976, Ediciones Unión, Cuba), Prefiero los que cantan (1988, Ediciones Unión, Cuba), Cada día muero 24 horas (1990, Editorial Letras Cubanas), Y me han dolido los cuchillos (1991, Editorial Capiro, Cuba), Poemas de amor y de olvido (1994, Editorial Capiro, Cuba) y La patria es una naranja (Ediciones Iduna, Miami, EE UU, 2010, Ediciones Il Flogio, Italia, 2011); los libros de cuento: Las llamas en el cielo (1983, Ediciones Unión, Cuba), En el nombre del hijo (Premio de la Crítica 1983. Editorial Letras Cubanas. Reedición 1986) y Precio del amor (1990, Editorial Letras Cubanas); las novelas Con tu vestido blanco (Premio Nacional de Novela de la UNEAC 1987 y Premio de la Crítica 1988. Ediciones Unión, Cuba), Serás comunista, pero te quiero (1995, Ediciones Unión, Cuba), Un ciervo herido (Editorial Plaza Mayor, Puerto Rico, 2002, Editorial L´ Ancora del Mediterraneo, Italia, 2005), la noveleta Inglaterra Hernández (Ediciones Universidad Veracruzana, 1997. Reediciones 2003 y 2005) y El corazón del Rey (2010, Editorial Lagares, México). Su libro de cuentos Las llamas en el cielo es considerado un clásico de la literatura de su país. Sus creaciones han sido traducidas a diversos idiomas y forman parte de antologías publicadas en Cuba y en el extranjero. En su país natal recibió varias distinciones por su labor en favor de la cultura. Fue director de la revista Signos, de proyección internacional y dedicada a las tradiciones de la cultura. En México, donde reside desde 1995, ha colaborado en distintos periódicos con artículos de crítica literaria, de contenido cultural en general y de opinión social y política. Asimismo, ha impartido talleres literarios y conferencias, y se ha desempeñado como asesor de variadas publicaciones.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator