Monday, October 28, 2013

Cada día muero 24 horas (por Félix Luis Viera)

Nota del blog: El blog Gaspar, El Lugareño está presentando, los lunes y jueves, una selección del poemario Cada día muero 24 horas  (Editorial Letras Cubanas, 1990), de Félix Luis Viera. Se incluye traducción al italiano de Gordiano Lupi. 


------------------------------
Nunca al fin


Afirmo que hay una casa pequeña en un
   claro de bosque,
flores alrededor, tomeguines
que cantan desde el ramaje todo el día.
Va hacia la casa un camino que se abre
  entre el follaje.
La luz trasciende los verdores, toca tierra
y es como si floreciera la luz desde la
   propia luz.
La pequeña casa dentro del pequeño pai-
  saje es azul pálido, blancas
sus puertas y ventanas.
Y en la puerta una mujer se asoma
   al final de la tarde
esperando
al hombre que a esa hora regresa
   diariamente.

Afirmo que es mentira.
No hay casa ni flores ni tomeguín ni
  bosque
ni camino.
Ni luz ni ventanas blancas.
Afirmo que es mentira,
nunca al fin hubo nada de esto
ni lo habrá.
Afirmo que es mentira,
yo nunca regresaré al atardecer
y tú nunca me esperarás en puerta alguna.


Febrero del 81

-----------------
Mai alla fine



Affermo che c’è una casa piccola in un
   arioso bosco,
fiori intorno, tomeguínes
che cantano in mezzo ai rami tutto il giorno.
Va verso la casa un sentiero che si apre
   tra le fronde.
La luce diffonde il verde colore, tocca terra
ed è come se fiorisse la luce dalla
    stessa luce.
La piccola casa dentro il piccolo
    paesaggio è azzurro pallido, bianche
le sue porte e finestre.
E sulla porta una donna si affaccia
   al termine della sera
attendendo
l’uomo che a quell’ora ritorna
   quotidianamente.

Affermo che è una menzogna.
Non ci sono fiori né tomeguín
   bosco
né sentiero.
Né luce né finestre bianche.
Affermo che è una menzogna,
mai alla fine c’è stato niente di questo
né ci sarà.
Affermo che è una menzogna,
io mai ritornerò al tramonto
e tu mai mi attenderai davanti a qualche porta.


Febbraio 1981

Traducción al italiano de Gordiano Lupi

------------------------------------------------------------- 
Félix Luis Viera (Santa Clara, Cuba, 1945). Poeta, cuentista y novelista. Ha publicado los poemarios: Una melodía sin ton ni son bajo la lluvia (Premio David de Poesía de la Uneac*, 1976, Ediciones Unión, Cuba), Prefiero los que cantan (1988, Ediciones Unión, Cuba), Cada día muero 24 horas (1990, Editorial Letras Cubanas), Y me han dolido los cuchillos (1991, Editorial Capiro, Cuba), Poemas de amor y de olvido (1994, Editorial Capiro, Cuba) y La patria es una naranja (Ediciones Iduna, Miami, EE UU, 2010, Ediciones Il Flogio, Italia, 2011); los libros de cuento: Las llamas en el cielo (1983, Ediciones Unión, Cuba), En el nombre del hijo (Premio de la Crítica 1983. Editorial Letras Cubanas. Reedición 1986) y Precio del amor (1990, Editorial Letras Cubanas); las novelas Con tu vestido blanco (Premio Nacional de Novela de la UNEAC 1987 y Premio de la Crítica 1988. Ediciones Unión, Cuba), Serás comunista, pero te quiero (1995, Ediciones Unión, Cuba), Un ciervo herido (Editorial Plaza Mayor, Puerto Rico, 2002, Editorial L´ Ancora del Mediterraneo, Italia, 2005), la noveleta Inglaterra Hernández (Ediciones Universidad Veracruzana, 1997. Reediciones 2003 y 2005) y El corazón del Rey (2010, Editorial Lagares, México). Su libro de cuentos Las llamas en el cielo es considerado un clásico de la literatura de su país. Sus creaciones han sido traducidas a diversos idiomas y forman parte de antologías publicadas en Cuba y en el extranjero. En su país natal recibió varias distinciones por su labor en favor de la cultura. Fue director de la revista Signos, de proyección internacional y dedicada a las tradiciones de la cultura. En México, donde reside desde 1995, ha colaborado en distintos periódicos con artículos de crítica literaria, de contenido cultural en general y de opinión social y política. Asimismo, ha impartido talleres literarios y conferencias, y se ha desempeñado como asesor de variadas publicaciones.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator