Monday, October 21, 2013

Cada día muero 24 horas (por Félix Luis Viera)

Nota del blog: Inicia esta semana, lunes y jueves, la publicación del poemario Cada día muero 24 horas  (Editorial Letras Cubanas, 1990), de Félix Luis Viera. Se incluye traducción al italiano de Gordiano Lupi.

---------------------------------------------
Elegía por este hombre perfecto

                                            a Úrsula Guerra

 
Este hombrecito perfecto con su sonrisa
    perfecta permanente,
con su voz angelical como un anillo
para ponerlo en los ojos del que escucha.
Este hombrecito perfecto que no yerra,
    no resbala
ni en la babilla más difícil,
que asienta o niega con tanta precisión,
      con tanto tino.
Este hombrecito perfecto que no muestra
a ojos la luz la posible quebradura, la resaca,
el filo y el dorso, el oro verdadero y la
    tumbaga.
Este hombrecito perfecto que parece
capaz de dominar el equilibrio
caminando la cuerda floja con los codos.
Este hombrecito perfecto que cumple al
    pie de la letra y de la tinta
cada punto y cada coma que aparece,
que viste y peina exactamente en cada
      caso.
Este hombrecito perfecto aplicado y veraz
     que todo anota
de una manera clarísima y constante.
Siempre perfectamente sentado,
siempre perfectamente de pie,
siempre perfectamente solemne, risueño,
    enardecido,
según requiera el lance.
Este hombrecito perfecto ni siquiera capaz
de enseñar que debajo de la cara tiene
    sangre
cuando una palabra viaja hacia él como un
       cuchillo.

Ay, este hombrecito perfecto
   qué manera
de estrujarnos la vida, qué manera
de machacarnos la vida este
perfecto…

Octubre del 81


-----------------------------------------
Elegia per questo uomo perfetto

                                              a Úrsula Guerra


Questo ometto perfetto con il suo sorriso
     perfetto permanente,
con la sua voce angelica come un anello
da mettere negli occhi di colui che ascolta.
Questo ometto perfetto che non erra,
     non scivola
neanche nelle difficoltà peggiori,
che afferma o nega con tanta precisione,
        con tanto giudizio.
Questo ometto perfetto che non mostra
a occhio la luce la possibile rottura, la risacca,
la lama e il dorso, l’oro vero e la
    tumbaga.
Questo ometto perfetto che sembra
capace di dominare l’equilibrio
percorrendo la corda allentata con i gomiti.
Questo ometto perfetto che esegue
     alla lettera e con precisione
ogni punto e ogni virgola che compare,
che veste e si pettina esattamente in ogni
        caso.
Questo ometto perfetto diligente e verace
       che tutto annota
in una maniera chiarissima e costante.
Sempre perfettamente seduto,
sempre perfettamente in piedi,
sempre perfettamente solenne, allegro,
      animato,
secondo quel che richiede la situazione.
Questo ometto perfetto neppure capace
di mostrare che sotto il volto possiede
     sangue
quando una parola si dirige verso di lui come un
       coltello.

Ah, questo ometto perfetto
      che maniera
di complicarci la vita, che maniera
di angustiarci la vita questo
perfetto…

Ottobre 1981

Traducción al italiano de Gordiano Lupi


------------------------------------------------------------- 
Félix Luis Viera (Santa Clara, Cuba, 1945). Poeta, cuentista y novelista. Ha publicado los poemarios: Una melodía sin ton ni son bajo la lluvia (Premio David de Poesía de la Uneac*, 1976, Ediciones Unión, Cuba), Prefiero los que cantan (1988, Ediciones Unión, Cuba), Cada día muero 24 horas (1990, Editorial Letras Cubanas), Y me han dolido los cuchillos (1991, Editorial Capiro, Cuba), Poemas de amor y de olvido (1994, Editorial Capiro, Cuba) y La patria es una naranja (Ediciones Iduna, Miami, EE UU, 2010, Ediciones Il Flogio, Italia, 2011); los libros de cuento: Las llamas en el cielo (1983, Ediciones Unión, Cuba), En el nombre del hijo (Premio de la Crítica 1983. Editorial Letras Cubanas. Reedición 1986) y Precio del amor (1990, Editorial Letras Cubanas); las novelas Con tu vestido blanco (Premio Nacional de Novela de la UNEAC 1987 y Premio de la Crítica 1988. Ediciones Unión, Cuba), Serás comunista, pero te quiero (1995, Ediciones Unión, Cuba), Un ciervo herido (Editorial Plaza Mayor, Puerto Rico, 2002, Editorial L´ Ancora del Mediterraneo, Italia, 2005), la noveleta Inglaterra Hernández (Ediciones Universidad Veracruzana, 1997. Reediciones 2003 y 2005) y El corazón del Rey (2010, Editorial Lagares, México). Su libro de cuentos Las llamas en el cielo es considerado un clásico de la literatura de su país. Sus creaciones han sido traducidas a diversos idiomas y forman parte de antologías publicadas en Cuba y en el extranjero. En su país natal recibió varias distinciones por su labor en favor de la cultura. Fue director de la revista Signos, de proyección internacional y dedicada a las tradiciones de la cultura. En México, donde reside desde 1995, ha colaborado en distintos periódicos con artículos de crítica literaria, de contenido cultural en general y de opinión social y política. Asimismo, ha impartido talleres literarios y conferencias, y se ha desempeñado como asesor de variadas publicaciones.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator