Tuesday, August 21, 2012

Comer y beber en Puerto Príncipe (por Carlos A. Peón-Casas)

Comer y beber en Puerto Príncipe
(Anuncios de El Fanal del día miércoles 1ero de julio de 1891)


por Carlos A. Peón-Casas

Se habla poco de la excelente tradición restauradora de la ciudad principeña. Una costumbre que sin dudas tenía un buen ganado mercado en la otrora ciudad, con la proliferación de espacios destinados a servir suculentos platos; unos sitios de más o menos campanillas, todos marcados por el inefable gusto por el buen yantar, tan propio de nuestros ancestros de la Madre Patria. 

Mirar en este antiguo diario, revisando específicamente los anuncios destinados a tales menesteres: desde los pequeños espacios como el de la típica fonda, o los dotados con una más prolija dignidad, casi cercanos a los de los restaurantes de la época, quizás más floreciente en La Habana por su calidad de puerto de mar, pero todos dignísmos entre los de su género; es descubrir sin dudas, un suculento Mare Nostrum, donde la diversidad de platillos, confites, vinos y demás delicatesen, parecen todavía perfumar, con sus olores y sabores, el aire de la otrora villa que habitamos. 

Recorramos con apetito sobrado algunas de aquellos anuncios. Pare empezar, estaba El Gallito, establecimiento bien puesto en la Plaza de la Merced, marcado por el número 5. Era su propietario el Sr. Antonio Saba, su especialidad: los Biscuits Champagne, junto a una variedad de otros postres y bebidas, que podía igualmente servir a domicilio, si el cliente así lo deseaba, y lo avisaba con sólo dos horas de antelación.

Pero si de vinos se trataba, para acompañar alguna suculenta cena, sólo había que dejarse caer por el bien surtido stock de El Camino de Hierro, propiedad de Argenats y Bursosa, establecimiento comercial muy bien puesto en el antiguo número 19 la Plaza de la Soledad, donde ahora mismo se localiza un bien montado hostal de la cadena de Hoteles Encanto, el primero de su tipo en la ciudad. El anuncio de este día daba cuenta de la llegada de una importante partida de vinos de mesa, “garantizadas y legítimas sus marcas y clases” como rezaba el diario: entre aquellas la del Tinto Sama, Alell. Mestre, Torres, el selecto “Pla de Llorens”, y gran variedad “de vinos dulces y secos, y licores secos para postres”.

Justo en la misma plaza, pero en posición opuesta, por la calle Soledad, se localizaba un restaurante de campanillas, el del Hotel Telégrafo, de gran fama en la época , y que todavía podemos reconocer en alguna vieja postal principeña. El sitio se anunciaba, no sólo para sus huéspedes, sino para todo potencial comensal, como el espacio propicio para banquetes, cenas o lunchs; el anuncio recalcaba que “el servicio era “completo y adecuado para servir en poco tiempo y a cómodo precio cualquier encargo que se la haga”.

En lo tocante a los menús el anuncio era prolijo en detalles cuando avisaba que: “El pescado en escabeche se encuentra siempre, y es recomendable por su exquisita elaboración”, o cuando dejaba saber que: “ Todos los jueves y domingos se hace caldo gallego para todo el que desee saborear tan exquisito plato”. Entre otras suculentas ofertas se ofertaban a renglón seguido: “Pavos y gallinas trufados, gelatina para el trufado y queso de cerdo trufado, jelatinas de sustancia para enfermos… pescado relleno y a la bayonesa por Mr Legrat…Pastelones de todas clases.”

Pero las palmas de todos los anuncios al uso se lo llevaba el de una reconocida fonda de la ciudad de entre ríos: La Competidora, ubicada en la otrora calle Candelaria. Por lo revelador del comercial lo transcribimos textualmente, como cierre de esta apostilla, y para mejor disfrute del lector. Bon Apetit!

“Mucho te alegrarás querido público con la noticia que en este momento vas a recibir de la gran fonda La Competidora. Su dueño D. Miguel Mengual teniendo en cuenta la actual CRISIS que atravesamos y estando en plenas FIESTAS SANJUANERAS ha determinado hacer una gran rebaja en los precios de los almuerzos, comidas y cenas como lo puede acreditar la nota de precios que a continuación se expresa. Y que no hay quien le tumbe el pulso a esta carta

ALMUERZOS

Un par de huevos con arroz…………………………20
Un picadillo…………………………………………………..10
Un potaje……………………………………………………..10
Una sopa de ajos con huevos……………………….10
Un guisado con papas…………………………………..15
Un hígado a la italiana…………………………………10
Un plato de callos………………………………………10
Un bacalao con papas……………………………….15
Un bistec……………………………………………………..15
Un ídem con papas……………………………………..20
Una chuleta de cerdo………………………………….15
Una ídem de vaca………………………………………..15
Una ídem a la minuta………………………………….20
COMIDAS
Una sopa…………………………………………………… 10
Un cocido a la española……………………………10
Una carne asada en cazuela………………………10
Un ídem mechado……………………………………..20
Un arroz amarillo con pescado………………….10
Uno ídem con carne……………………………….10
Una ración de lengua estofada……………..15
Un riñón con papas………………………………..15
Patas de cerdo a la minuta……………………..15
Una tortilla………………………………………………20
Una ídem con papas……………………………….25
CENAS
Un par de huevos fritos………………………….20
Un bistec………………………………………………..20
Uno ídem con papas……………………………………..20
Uno ídem de filete con papas……………………….30
Un riñón soté………………………………………………15
Una fritura de sesos……………………………………15
Una chuleta con papas………………………………20
Una tortilla con piti puá……………………………...30
Una ración de salchichón…………………………….20
POSTRES
Una jalea de guayaba con queso……………….10
Una natilla…………………………………………………..10

Y otra infinidad de guisos que no enumeran por no cansar al lector y hacerle la boca agua.

Hay además un selecto surtido de vinos de lo más superior que se conoce, como también licores de todas clases.

Habrá constantemente el sin rival escabeche. El jueves y domingo será de ordenanza el rico bacalao a la vizcaína y el sin igual arroz con pollo a la valenciana contando para ello con el cocinero de la valla.

Se despachan cantinas a domicilio por muy módicos precios; y por último, caro público, acudid a la fonda La Competidora y os convenceréis de la verdad de cuanto hemos dicho.

AQUÍ VA LO MEJOR

Vuestro amigo Mengual no queriendo ser menos generoso que otros, ha determinado regalar un buen lechón asado con el apéndice de cuatro botellas de un vino superior a cuto efecto a todo el que almuerce, coma o cene en La Competidora, Candelaria 41, durante los festejos sanjuaneros hasta el día de San Pedro, se le regalará una papeleta de dicha rifa, o regalo por cada vez que coma en dicha fonda.” (1)

----------------
(1) El Fanal. Periódico Político Literario Mercantil y Económico. Órgano Oficial del Partido Unión Constitucional. Puerto Príncipe Miércoles 1ero de Junio de 1891- (San Casto) Año LIII. Número 144.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator