Thursday, May 31, 2012

A cada cual con su cosa y a cada cosa con su cual (por José Lorenzo Ferrer)

A cada cual con su cosa y a cada cosa con su cual


por José Lorenzo Ferrer


Mi padre llegó a sus 65 al tiempo que mi madre cumplía sus 55, corría el año 1974. Nació Danay, fueron abuelos por partida triple. Y ya los considerábamos “viejos”. Fue la generación que nos parió y nos entregó un mundo lleno de guerras y de ilusiones no realizadas.

Hoy, pasado ya 38 años, soy yo el que llego a los 65, Noe todavía en sus 59 jóvenes Eneros. Pero mi generación, los “baby boomers” como nos llaman los sociólogos y los dicharacheros, no acepta ser vieja a los 65. Nos creemos responsables de alcanzar metas que todavía tenemos a medias. No nos vemos con derecho a “retirarnos” hasta no terminar lo que tenemos a media.

Mi generación hizo triunfar a Hitler y logró eliminarlo, pero dejamos algunas huellas. LLevó al comunismo a su máxima potencia y logró eliminarlo, pero seguimos con sus huellas. Ayudamos a poner en el poder a totalitarios Jefes de Estado; poco a poco los hemos ido eliminando, pero todavía nos quedan algunos… combinando las huellas dejadas por Hitler, por el comunismo y por las que han creado ellos mismos con sus malditas iniciativas!

Mi generación salió de la Tierra a conquistar el firmamento, pero nos faltan lugares por llegar.

Logramos desarrollar economías nacionales y hasta “globales”, y se desmoronaron en nuestras narices… nos sentimos responsables de reconstruírlas y mejorarlas.

Mi generación no se daba cuenta de que dañaba la ecología ni que asesinaba niños por nacer, y hoy nos sentimos responsables de sanar el daño hecho.

Mi generación enfrentó con violencia a poblaciones que buscan a Dios en formas diferentes, y estamos dando los primeros pasos para que no se repita.

Mi generación no quiere llamarse “vieja” porque nos quedan muchas cosas por terminar!

Quizás mi generación deba meditar que sólo nos toca continuar lo heredado de la generación que nos presedió y que igualmente nosotros tenemos que dejar nuestros “no terminados” proyectos a la generación que parimos para que ellos, algún día, cuando también se sientan “viejos”, le permitan a una nueva generación continuar su valiosa herencia. Como diría el sabio: “a cada cual con su cosa y a cada cosa con su cual”.

No esperemos llegar a la tumba para descanzar en paz con los seres queridos que nos rodean, nos merecemos nuestra jubilación. Y si dejamos proyectos pendientes, qué!

Miami, 5/23/2012

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator