Sunday, November 15, 2020

Renate Schottelius (por Florencia Guglielmotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada al Ballet y la Danza, a cargo de la la ballerina, coreógrafa y profesora Florencia Guglielmotti.

Los textos anteriores, se pueden leer en este enlace.



Nació en Flensburgo, Alemania, el 8 de diciembre de 1921. Su familia se trasladó a Berlín, en 1929, para que Renate pudiera estudiar danza clásica en la Ópera Municipal de dicha ciudad y danza moderna con Ruth Abramovitz y Alice Uhlen, en la escuela de Mary Wigman, principal representante de la danza expresionista alemana.


Su padre, Justus W. Schottelius, era arqueólogo, escritor y director de teatro, reconocido antinazi, y su madre, pianista, era judía. En un intento por alejar a su hija de las consecuencias del ascenso del nazismo y de la Segunda Guerra, en 1936, todos emigraron de Alemania. Los padres de Renate se instalaron en Colombia y ella, con apenas 14 años, fue enviada sola a Argentina, donde fue recibida por un tío. Tras su llegada se instaló en Buenos Aires e ingresó al Conservatorio Nacional de Música, Artes Escénicas y Declamación “Carlos López Buchardo”, donde estudió danza clásica con Dora Del Grande. En ese momento, no había dónde estudiar danza moderna, por lo que ella la estudiaba sola, recreando lo que había aprendido en Alemania.


En 1940 comienza a dar clases de danza, aunque su fuente principal de ingresos era un tedioso trabajo de secretaria. La docencia y la creación fueron sus dos grandes pasiones. En 1941 estrena su obra “Pequeña coral” con música de J. S. Bach, que se transformaría en su obra insignia, con la cual cerraba todos sus “recitales solistas” (funciones breves donde una sola bailarina realizaba varias obras de su autoría), muy comunes en esa época.

En 1941 conoce a Miriam Winslow, en quien encuentra a su maestra y mentora. Ingresa a su compañía y se desempeña como bailarina de la misma entre 1942 y 1947, período en el cual realizan varias giras por el interior de país. 

En 1952 crea el Grupo Experimental de Danza Contemporánea, integrado por Patricia Stokoe y Lía Labarone y Roberto Trinchero entre otros. Aquí Renate trabajaba en forma cooperativa con el resto de los miembros del grupo y, de ese modo, realizaban creaciones grupales. Pasada la primera etapa experimental, se transformó en el Grupo de Danza Contemporánea con el cual, en 1956, realizaron una función con obras propias en el Teatro Colón.

En el ínterin, en 1953, viaja a Estados Unidos y se perfecciona con M Graham, J. Limon, H. Holm y A. De Mille. Así mismo, aprovecha la oportunidad para estudiar composición con D. Humphrey y L. Horst. En 1958 viajó a su país natal, en plan turístico. Hacia fines de los años ´60 regresa a Estados Unidos, pero esta vez para enseñar en el Boston Conservatory, donde dictaba clases de técnica, composición y pedagogía. Allí trabajó durante seis años, alternando también con viajes a Suecia, donde daba las mismas clases que en Boston, en la Ópera de Suecia y en el Cullberg Ballet. También impartió sus clases en Holanda, Suiza, Francia, Canadá, Uruguay, Brasil y Perú, pero siempre retornando a Argentina en cuanto le era posible. Su vasta labor pedagógica se basó en la formación artística, y no sólo técnica, de los bailarines, orientándolos además en el estudio de diferentes estilos de danza.

En 1962 fundó, junto a otros representantes de la danza moderna y del ballet, la Asociación Amigos de la Danza, que buscaba zanjar la brecha entre ambas disciplinas (el clásico y el moderno) y, a su vez, convocaba a coreógrafos noveles dándoles la oportunidad de mostrar sus trabajos junto a obras de artistas ya consagrados.


Al crearse el Grupo de Danza del Teatro San Martín (luego denominado Ballet de Danza Contemporánea del Teatro San Martín), en 1968, dirigido por Oscar Aráiz, Renate fue convocada como coreógrafa y montó su obra “Recordad el amor”. Otras obras reconocidas de la coreógrafa son “Aria”, con música del Padre R. Angles, “Estamos solos” y “Mensaje”, ambas con música de Adolfo Mindlin, “La historia del soldado”, con música de Stravinsky, y “Paisaje de gritos”, con música de J. S. Bach y M. Karkoff, entre tantas otras.

En 1989 recibió el Premio Konex que la distinguió como una de las más destacadas coreógrafas de la Argentina. Entre 1990 y 1997, convocada por Oscar Aráiz, quien nuevamente dirigía el Ballet del Teatro San Martín, se desempeñó como asesora artística del mismo.


El 27 de septiembre de 1998, a los 76 años, Renate Schottelius fallece en la ciudad de Buenos Aires, como consecuencia del cáncer que padecía. Dejó, además de sus obras y su legado pedagógico, a grandes discípulos que enriquecen la danza contemporánea argentina y mundial, como Oscar Aráiz, Ana Deustch, Diana Theocharidis y Ana María Stekelman, entre otros.





-----------------------------
Florencia Guglielmotti reside en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). Es Profesora de Danza (titulada en la Escuela Nacional de Danzas "María Ruanova"), Licenciada y Profesora de Artes (recibida en la Universidad de Buenos Aires). Cursó estudios en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba. Es Miembro de International Dance Council CID (UNESCO).

Actualmente se desempeña como Profesora de Danza Clásica y como Profesora Titular de Historia de la Danza en la Escuela Superior de Enseñanza Artística "Aída V. Mastrazzi". florenciagu@gmail.com

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator