Friday, April 3, 2020

Mensaje Radial de Mons. Wilfredo Pino, arzobispo de Camagüey, con motivo de la Semana Santa. (Radio Cadena Agramonte. Abril 3, 2020)


Queridos hijos e hijas:

Agradezco que pueda tener nuevamente la oportunidad de compartir con ustedes estas palabras cuando estamos a punto de comenzar, pasado mañana, la Semana Santa. Pero antes quisiera referirme a la preocupación que está en la mente, el corazón y el trabajo de todos: la pandemia del Coronavirus que también ha llegado a nuestra tierra. Ciertamente, ya somos muchos los que hemos tomado conciencia del riesgo de contraer la enfermedad y usamos bien y en todo momento los nasobucos, a la vez que tratamos de permanecer el mayor tiempo posible en nuestras casas.

Pero hay también algunos (me da la impresión) que se están haciendo “los valientes” y están arriesgándose. A esos los tenemos que aconsejar todos. Invitarlos a que se cuiden y a que cuiden a sus familiares. El Coronavirus es invisible a nuestros ojos, y por eso se vuelve tan peligroso.

Los Obispos de Cuba, en nuestro último Mensaje Pastoral, escribimos: “Valoramos mucho el testimonio heroico que ofrecen los médicos y el personal sanitario a los infectados por el virus en nuestra patria y en otros lugares del mundo. Nuestro agradecimiento se extiende también a los sacerdotes, diáconos, religiosos, voluntarios de Cáritas, ministros extraordinarios de la Comunión, monjas de varias Congregaciones y Hermanos de San Juan de Dios, así como a los empleados de los Hogares de Ancianos que, en esta hora compleja, han continuado sirviendo y consolando caritativamente a muchos que sufren en su cuerpo o en su espíritu”. Ellos me recuerdan a nuestro Padre Olallo que, siendo el enfermero mayor del Hospital de San Juan de Dios en Camagüey, tuvo que hacerle frente a las epidemias del cólera en 1835, 1854, 1869 y 1888, en las que hubo días de morir hasta 34 personas. ¡Ojalá todos sepamos ser agradecidos y obedientes con nuestro personal de Salud a la vez que rezamos por ellos!

Los Obispos de Cuba, en el Mensaje citado, también escribimos: “Como hombres de fe, nuestra mirada está puesta, en primer lugar, en Dios, que, como Padre bueno, cuida de sus hijos con un amor personal, como nos lo enseña Jesucristo en el Evangelio: “¿Por qué andan preocupados? Miren cómo Dios cuida las flores del campo y las aves del cielo. Y si Dios cuida las flores y las aves, ¿cómo no va a cuidar de ustedes que valen mucho más que las flores y las aves?” (Mt. 6, 26 ss.). También Jesús nos invita: “Vengan a Mí los que están cansados y agobiados, y Yo los aliviaré” (Mt 11, 28).

Las personas que creemos en Dios, ante cualquier acontecimiento, estamos llamados a reaccionar como hombres y mujeres de fe. Nunca debemos desconfiar de la providencia de Dios. Si Dios nos ha cuidado hasta hoy, ¡cómo pensar que no nos cuidará mañana! Jesucristo nos enseñó en la oración del Padrenuestro a pedirle a Dios el pan de cada día, o sea, la fe de cada día, la alegría de cada día, y también la fuerza para llevar la cruz de cada día. El Salmo 23 dice que “aunque pase por un camino oscuro no tendré miedo porque el Señor va conmigo”. “Camino oscuro” que puede ser esta epidemia que sufrimos, que sabemos cuándo empezó pero que no sabemos cuándo acabará. Tenemos ahora la oportunidad de demostrarle a Dios que confiamos enteramente en El, de cogernos de su mano y de caminar a su lado.

Pero tengamos cuidado: ésta es una epidemia que puede sacar del interior de las personas cosas feas como el egoísmo, el “sálvese quien pueda”, el acaparamiento de los productos básicos, el “lo mío, primero”, el ser “profeta de desgracias”, el sembrar desaliento, etc.

Afortunadamente, esta epidemia también sacará del corazón de cada persona muchas actitudes lindas como el saber compartir, el “levantar el alma” de los desanimados, el descubrir la fuerza de la oración personal y en familia, el ayudar a los más ancianos de la cuadra, el usar las redes sociales o el teléfono para acompañar a los que están solos, etc. ¡Cuántos lindos ejemplos hemos visto o conocemos de abuelas haciendo nasobucos para regalar a los vecinos, choferes, dependientes de tiendas…!

Debemos estar convencidos todos que ésta es una epidemia que tendrá su final. Muchos estamos seguros que, con las medidas que se están tomando, se podrá superar. En momentos como estos recordamos la sabia enseñanza de nuestros mayores que, en situaciones de dificultad, nos animaban diciéndonos: “siempre que llueve, escampa”. Ahora estamos pasando por el momento de la tormenta… ¡ayudémonos a ser sembradores de esperanza y de la confianza en nuestro Padre Dios! ¡Digamos a los demás que ya escampará!

¡Sintamos cerca la protección maternal de la Virgen de la Caridad que acompañó a su hijo Jesucristo en los momentos buenos y malos de su vida y que nos acompaña a los cubanos hace más de 400 años!

Queridos hijos e hijas: Agradezco a las autoridades que, al pensar en los creyentes de nuestra patria que no podrían participar en las celebraciones en nuestras iglesias por causa de la epidemia, respondieron favorablemente a la petición que les hicimos los Obispos, y hayan autorizado la trasmisión por la radio y la televisión de varias de estas celebraciones. Así, desde nuestras casas, los cristianos podremos vivir la Semana Santa. Es por ello que tendré la oportunidad, Dios mediante, de nuevamente, dirigirles mis palabras el próximo domingo, al que se le llama Domingo de Ramos y con el que empieza la Semana Santa. Luego, si Dios lo permite, les hablaré el Jueves y Viernes Santo, y el Domingo de Resurrección. Siempre a la misma hora que hoy.

Quisiera invitarlos ahora a buscar un pedazo de papel y un lápiz para que copien el programa de las trasmisiones previstas para esta semana:

Domingo de Ramos. 5 de abril:

-A las 7.30 de la mañana: Misa por la Televisión desde el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre.

-A las 9.30 de la mañana: Mensaje del Arzobispo de Camagüey, por Radio Cadena Agramonte.

-A las 11 de la mañana: Trasmisión por Facebook e Instagram de la Misa del Domingo de Ramos, desde la Capilla del Arzobispado.

-A las 9 de la noche: Película “Jesús de Nazareth”, por el Canal Educativo.

Miércoles Santo. 8 de abril:

-Después del Noticiero y por el Canal Educativo: “Sermón de las Siete Palabras”, predicado por el Cardenal Juan.

Jueves Santo. 9 de abril:

-A las 9.30 de la mañana: Mensaje del Arzobispo de Camagüey, por Radio Cadena Agramonte.

-A las 11 de la mañana: Trasmisión por Facebook e Instagram de la Misa “En la Cena del Señor”, desde la Capilla del Arzobispado.

Viernes Santo. 10 de abril:

-A las 9.30 de la mañana: Mensaje del Arzobispo de Camagüey, por Radio Cadena Agramonte.

-A las 11 de la mañana: Trasmisión por Facebook e Instagram de los Oficios del Viernes Santo, desde la Capilla del Arzobispado.

-A las 9 de la noche, por el Canal Educativo, se trasmitirá el Via Crucis presidido por el Papa Francisco.

Domingo de Resurrección. 12 de abril:

-A las 7.30 de la mañana: Misa por la Televisión desde el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre.

-A las 9.30 de la mañana: Mensaje del Arzobispo de Camagüey, por Radio Cadena Agramonte.

-A las 11 de la mañana: Trasmisión por Facebook e Instagram de la Misa del Domingo de Resurrección, desde la Capilla del Arzobispado.

Todos los días de la Semana Santa: A las 12 del día: Rezo del Angelus por Facebook e Instagram desde el Arzobispado.

Domingos después de la Semana Santa:

-A las 7.30 de la mañana: Misa desde el Santuario de la Virgen de la Caridad.

-A las 9.30 de la mañana: Mensaje del Arzobispo de Camagüey, por Radio Cadena Agramonte.

-A las 11 de la mañana: Trasmisión por Facebook e Instagram de la Misa dominical desde la Capilla del Arzobispado.

Termino invitándolos a que mañana sábado, vísperas del Domingo de Ramos, coloquen en sus ventanas, algunas hojas de arecas o palmas, con el deseo de que llegue a ellas la bendición que se les dará a los ramos en la Misa que se celebrará este Domingo de Ramos, a las 7 y 30 de la mañana, desde el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, y que será trasmitida por la Televisión Nacional.

Les deseo a todos una Semana Santa provechosa y llena de las bendiciones de Dios.

¡Ánimo! ¡Que siempre que llueve, escampa!

¡Dios los bendiga a todos!

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator