Wednesday, October 14, 2015

Bloqueo Vs Embargo y viceversa (por Carlos A. Peón-Casas)

Foto/Blog Gaspar, El Lugareño (por Rodrigo de la Luz)
-------------------------------------------------------------------

 
Depende de quien hable, si es el lado cubano, se trata del primer término enunciado, no importa que las cañoneras norteamericanas, no impidan para nada la entrada y salida desde las costas cubanas, como sí ocurrió en la Guerra Hispano-Cubana-Norteamericana; o como acaso también sucedió en los días aciagos de la Crisis de Octubre. El American Heritage Dictionary así lo define: “El aislamiento de una nación, área, ciudad o puerto por barcos o fuerzas hostiles para evitar la entrada o salida del tráfico y el comercio”(1)

Si habla el lado norteamericano, se trata entonces del segundo, porque ese el término apropiado que precisa lo que sucede entre los dos países, a saber en una primera acepción: “orden gubernamental prohibiendo el movimiento de barcos mercantes hacia o desde sus puertos”(2); o en una segunda: “la prohibición dictada por un gobierno para comerciar, total o parcialmente, con otra nación extranjera”(3). La etimología de la palabra, según nos sigue ilustrando el ya citado “mataburros” proviene de la voz latina imbarricare: poner un obstáculo, levantar una barricada.

Últimamente y a pesar de los pasos que ambos gobiernos van dando para la consecución final de la completa normalización de las relaciones bilaterales, seguimos asistiendo a la inevitable dicotomía, sin que finalmente se llegue a un consenso. 

Si la parte norteamericana en la voz de alguno de sus funcionarios, lo califica como embargo, enseguida la prensa local se refiere a la dicotómica locución con expresiones como: “término de menor consistencia y alcance que Estados Unidos utiliza para designar el bloqueo”(4). Y cuando les toque su turno, los funcionarios cubanos seguirán refiriendo al mismo como han venido haciendo desde siempre, aunque al traducir sus palabras al Inglés, por la objetividad de la traducción, el bloqueo pase a ser embargo.

Aunque en buena técnica se entiende que para el logro del ya citado clima de normalidad, se proceda antes, al derribo incondicional, por ambas partes, de todos las barricadas habidas y por haber, levantadas en uno y otro lado a lo largo de casi cinco décadas, igualmente se impone que uno u otro vocablo llegado ese instante, y dejando de significar lo que hasta aquí, según el propio parecer de una u otra parte, sea sustituido para bien por otra palabra que defina mejor los nuevos tiempos por venir.


 --------------------------------------------------------------------
  1. American Heritage Dictionary of the English language. Houghton Mifflin Co. Boston, 2000.
  2. Ibíd.
  3. Ibíd.
  4. Juventud Rebelde. Jueves 8 de octubre de 2015 en el artículo que firman los periodistas Juana Carrasco Martín y Enrique Milanés intitulado: “En EE.UU. mucho desconocimiento de la economía cubana”. Sección Internacional, p.3

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator