Monday, March 24, 2014

Poemas de amor y de olvido (por Félix Luis Viera)

Nota del blog: El blog Gaspar, El Lugareño está presentando, los lunes y jueves, una selección del poemario Poemas de amor y de olvido  (Editorial Capiro, Cuba, 1994), de Félix Luis Viera. Se incluye traducción al italiano de Gordiano Lupi. 

 --------------------------------------
Aviso sobre cierta mujer


Va por ahí, camina
por las aceras lentamente,
con la cabeza baja, o
si la lleva en alto
con la vista perdida.
Su tema preferido
serán las flores, que
         según teorizará,
son más bonitas cuando se toman
        subrepticiamente.
Regalará flor de todo tipo. Comparará
        a los pinos
—por su altura y rectitud y también
por la firmeza alargada de sus hojas—
       con la Verdad.
Dirá que la vida es poesía y que la
       Poesía
es la vida. No
se las dará
de buena lectora, ni
de erudita, ni de capaz
de ejercer el ejercicio del criterio,
  pero
vibrará con un poema
como la prima cuerda tocada por
       Brower
y llorará de emoción al leerlo o escucharlo,
      porque
      su yo
su ser, toda su vida en ese
      momento —así
más o menos dirá— se estremecen
como si en cada vena
le hubiera nacido una llama. A
     tal punto
llegará su palpitar
que, tomando en cuenta
su autoproclamada limitación
    intelectual
    en contraste
con su eclosión inacabable ante
la contemplación de la belleza, fácilmente
podrá ser comparada con el gran
    amor de Goethe, aquel
“pequeño ser natural”.

Y ya desnuda se verá
que es exacta
a esas mujeres de piel bronceada, senos
más bien pequeños y macizos y
enhiestos (y como si esto fuera poco,
hipersensibles), cintura,
      estrecha, anchas
y simétricas caderas, nalgas igual, pubis
frondoso y oscuro como las noches
de las novelas de misterio, muslos
y piernas tan justos en su tono ascendente
que se parecen al do re mi. O sea,
exacta a ese tipo de mujer
tan descrito en los poemas eróticos
       de los poetas latinos.
Y ya fornicando
se verá que es desaforada, pródiga
en beneficios sin dudas consecuencia
de una notable y candorosa imaginación.
Así que, tomando en cuenta
tanta torridez de la carne
        en espíritu tan
sensible, tan
hierático casi, tan dado
a los goces del alma, es fácil
        concluir
que al fin se ha hallado
a la escasísima mujer pretendida
por miles de millones, ésa
      donde
en una sola se mixtura
un alma de 4 000 kilómetros de altura
con la feroz y nobilísima pasión
de un sexo hipertelúrico, sexo
     tan ingenuo
como el de un animalito que lo hace
sólo porque así debe ser.

Por pudor no digo su nombre. Baste
      con estas señas.
Poetas y otros varones sensibles,
cuídense, hijitos.

Marzo 1986


--------------------------------------------------
Avvertimento riguardo a una certa donna


Incede, cammina
lungo i marciapiedi lentamente,
a testa bassa, ma
quando la solleva
ha lo sguardo perso.
Il suo argomento preferito
sono i fiori, che
        secondo la sua teoria,
sono più buoni quando si prendono
        di nascosto.
Regalerà fiori di ogni tipo. Paragonerà
       i pini
- per la loro altezza, integrità e anche
per la stabilità allungata delle loro foglie -
       con la Verità.
Dirà che la vita è poesia e che la
       Poesia
è vita. Non
si darà arie
da buona lettrice, né
da erudita, non dirà di avere
capacità critica,
    ma
vibrerà come una poesia
come la prima corda toccata da
       Brower
e piangerà d’emozione leggendolo o ascoltandolo,
      perché
      il suo io
il suo essere, tutta la sua vita in quel
      momento - così
più o meno dirà - si commuovono
come se da ogni vena
scaturisse una fiamma. A
      tal punto
giungerà il suo palpitare
che, considerando
i suoi autoproclamati limiti
     intellettuali
    in contrasto
con la sua apertura inarrestabile davanti
alla contemplazione della bellezza, facilmente
potrà essere paragonato al grande
       amore di Goethe, quel
“piccolo essere naturale”.

E ormai nuda si vedrà
che è identica
a quelle donne con la pelle bronzea, seni
sicuramente piccoli, sodi e
dritti (e come se fosse poco,
ipersensibili), vita
      stretta, larghi
e simmetrici fianchi, come le natiche, pube
frondoso e oscuro come le notti
dei romanzi del mistero, cosce
e gambe così perfette nel loro tono ascendente
da sembrare il do re mi. Quindi,
identica a quel tipo di donna
ben descritto nelle poesie erotiche
      dei poeti latini.
Nell’atto di fornicare
si mostrerà eccessiva, prodiga
in benefici senza dubbio conseguenza
d’una notevole e candida immaginazione.
Così che, considerando
tanta passione della carne
       in uno spirito così
sensibile, così
ieratico quasi, così dedito
ai piaceri dell’anima, è facile
      concludere
che alla fine abbiamo incontrato
il raro esemplare di donna bramato
da milioni di uomini, quella
      dove
in un solo corpo si fonde
un’anima di 4.000 chilometri di altezza
con la crudele e nobilissima passione
d’un sesso iperattivo, un sesso
      così ingenuo
come quello di un animaletto che lo pratica
solo perché così dev’essere.

Per pudore non dico il suo nome. Bastano
      questi indizi.
Poeti e altri maschi sensibili,
abbiate cura di voi, figli miei.

Marzo 1986

Traducción al italiano de Gordiano Lupi

--------------------------------------------------------
Félix Luis Viera nació en Santa Clara, Cuba, en 1945. Ha publicado los libros de poemas: Una melodía sin ton ni son bajo la lluvia (Premio David de Poesía de la UNEAC 1976, Ediciones Unión Cuba); Prefiero los que cantan (1988, Ediciones Unión, Cuba); Cada día muero 24 horas (Editorial Letras Cubanas, 1990); Y me han dolido los cuchillos (Editorial Capiro, Cuba, 1991) y Poemas de amor y de olvido (Editorial Capiro, Cuba, 1994). Los libros de cuento: Las llamas en el cielo (Ediciones Unión, Cuba, 1983); En el nombre del hijo (Premio de la Crítica 1983, Editorial Letras Cubanas, nueva edición 1988) y Precio del amor (Editorial Letras Cubanas, 1990). Las novelas Con tu vestido blanco (Premio Nacional de novela, UNEAC 1987, Premio de la Crítica 1988, Ediciones Unión, Cuba), Serás comunista, pero te quiero (Ediciones Unión, Cuba, 1995); Un ciervo herido (Editorial Plaza Mayor, Puerto Rico, 2003, Editorial Eriginal Books, Miami, 2012) y la novela corta Inglaterra Hernández (Ediciones Universidad Veracruzana, 1997, Editorial Capiro, Cuba, 2002).
Su libro de cuentos Las llamas en el Cielo es considerado un clásico en su país. Sus creaciones han sido traducidas a varios idiomas y se han publicado en antologías en Cuba y otros países. En su país natal recibió varios reconocimientos por su trabajo en favor de la cultura. En Italia se le conoce por su novela Un ciervo Herido, editada con el título El trabajo os hará hombres (L’Ancora del Mediterráneo, 2008), que aborda el tema de la UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción), en realidad campos de trabajo forzado que existieron en Cuba, de 1965 a 1968, adonde fueron enviados supuestos desafectos a la revolución castrista, como religiosos de diversas filiaciones, lumpen, homosexuales y otros. Esta novela, con buena acogida de público y crítica, ha circulado en varios países de habla hispana y en la Florida.
En 2010, Félix Luis Viera publicó en México El corazón del rey, novela que incursiona en la década de 1960, cuando en Cuba se establecía la llamada revolución socialista, y que expone el mundo marginal de esa época. Ese mismo año dio a la luz el poemario La patria es una naranja (Ediciones Iduna, Miami), publicado posteriormente en Italia por ediciones Il Flogio y merecedor de uno de los Premios “Latina en Versos”, otorgados en aquel país.
Es ciudadano mexicano por naturalización.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator