Friday, May 17, 2013

Presencia hispana en los Estados Unidos: Quinto Centenario (por Frank de Varona)

  Catedral de San Agustín, Florida Fotos/Blog Gaspar, El Lugareño
-------------------------------------

Nota del blog: Cada viernes, estamos publicando una columna de Frank de Varona, dedicada a celebrar los 500 años de "La Florida". Los textos de la serie pertenecen a su ensayo Presencia hispana en los Estados Unidos: Quinto Centenario

Las misiones y los ranchos de ganado en La Florida

Muchos de los jesuitas, dominicos y después los franciscanos perdieron sus vidas tratando de evangelizar a los indios de la costa este de los Estados Unidos. Eventualmente los jesuitas fueron reemplazados por los franciscanos, quienes tuvieron mucho éxito en esta nación. España, a diferencia de otras naciones europeas, hizo un gran esfuerzo en enseñar a los indios y convertirlos al cristianismo. La corona española pasó muchas leyes, muchas de las cuales fueron ignoradas en el Nuevo Mundo, para proteger a los indígenas de las Américas.

A través del Visitador General Francisco Luis Jerónimo de Oré conocemos la gran labor de los franciscanos en las misiones de los indios timuacanos y apalaches. El Visitador General Oré, quien llegó en 1616 viajando a pie y en canoa, visitó casi todas las misiones de La Florida. Posteriormente publicó un libro llamado Mártires de La Florida donde describió la labor de 24 frailes en más de 30 misiones. Oré reconoció la gran labor apostólica de Fray Francisco Pareja, quien publicó el primer libro bilingüe en los Estados Unidos escrito en castellano y timuacano. Este libro se llamó Confesionario. Además, Fray Pareja publicó en 1616 un diccionario y una gramática llamada Arte y pronunciación en Lengua Timuacana y Castellana. 

Los franciscanos fueron los primeros en implementar la educación bilingüe en esta nación usando el idioma de los indios para enseñarles español. El Visitador General Oré comprobó la magnífica preparación católica de la mayoría de los indios, quienes además recibieron instrucción en lectura, escritura, artes manuales, agricultura y crianza de ganado. Muchos de estos indios eran vaqueros. Pocos saben que la industria ganadera en esta nación comenzó en La Florida y no en Texas. Los primeros y más grandes ranchos de ganados en los Estados Unidos estaban en el centro de La Florida. Españoles y misioneros criaban ganados en este estado.

El rancho más grande de La Florida pertenecía a la familia Menéndez Márquez, quienes eran parientes del adelantado Pedro Menéndez de Avilés. Este enorme rancho llamado La Chúa tenía miles de cabezas de ganado y se extendía hacia el oeste, desde el río Saint Johns hasta las ciénagas del Golfo de México y hacia el norte desde el lago George hasta el río Santa Fe. Este rancho tuvo su mejor época cuando lo heredó Tomás Menéndez Márquez, quien nació en La Florida en 1643. Su padre fue el tesorero real Francisco Menéndez Márquez y su esposa fue la cubana Antonia de Pedrosa. 

El rancho La Chúa surtía de carne fresca a los habitantes de San Agustín y sobre todo cuando esta ciudad aumentó su población durante la construcción del Castillo de San Marcos. Tomás Menéndez Márquez también vendía carne a Cuba e importaba ron cubano y otras mercancías de la isla. El éxito de este rancho atrajo la atención de unos bucaneros franceses que lo atacaron en 1682 prendiendo fuego a los edificios y capturando a su dueño, a su yerno y a cuatro criados. Por suerte fueron rescatados. Cuando el inglés James Moore invadió la península en 1702, con un ejército de las Carolinas e indios Creeks, los trabajadores de este rancho y de otros huyeron y el ganado se volvió salvaje. En esa época murió el español cubano Tomás Menéndez Márquez.

A mediados del siglo XVII se estimaba que había 44 misiones con 70 frailes donde vivían 26,000 indios cristianos, la mayoría timuacanos y apalaches. La misión más grande era San Luis de Talimali en donde residían 1,400 apalaches con dos frailes franciscanos y el delegado del gobernador de La Florida. Esta misión se encontraba en la actual ciudad de Tallahassee. Recientemente los arqueólogos han escavado esta misión y el estado de la Florida la ha reconstruido totalmente y se puede visitar. 

San Agustín

La ciudad de San Agustín nunca tuvo más de 3,000 habitantes. Para su protección el gobierno español decidió construir un gran fuerte hecho de coquina, piedra de conchas y caracoles pegados, que se encuentra en la Isla de Anastasia cerca de San Agustín. En 1672 comenzó la construcción del Castillo de San Marcos para reemplazar el fuerte de madera que cuidaba la entrada de la ciudad. Fueron nueve los fuertes de madera que se construyeron antes de la construcción del castillo de piedra, único en los Estados Unidos.

Un ingeniero militar cubano, Ignacio Daza, fue el que dirigió la obra. La construcción del castillo duró más de 20 años y protegió a toda la población durante las invasiones inglesas de 1702 y 1740. Cuando los ingleses atacaban San Agustín la población completa entraba en el Castillo de San Marcos para protegerse. 

Entre los muchos gobernadores españoles de La Florida se encontraban cuatro que habían nacido en Cuba. El primero fue Laureano de Torres de Ayala, marqués de Casa Torres, quien nació en La Habana, Cuba en 1645 y murió en España en 1722. Torres de Ayala gobernó La Florida de 1693 a 1699 y fue el gobernador que terminó la construcción del Castillo de San Marcos. Posteriormente fue gobernador de Cuba.

El segundo fue Juan de Ayala y Escobar, nacido en Cuba en 1637, quien sirvió de gobernador interino en La Florida de 1716 a 1718. Ayala murió en 1727. El tercero fue otro gobernador interino, Manuel José de Jústiz, quien sirvió sólo un año en 1737. El cuarto y último gobernador español de La Florida, quien nació en La Habana, Cuba en 1773 y murió en 1844 en Cárdenas, Cuba fue José Coppinger. Este habanero sirvió como gobernador de La Florida oriental de 1816 a 1821. El 7 de julio de 1821 el coronel y gobernador Coppinger hizo bajar por última vez la bandera española en San Agustín al pasar La Florida a los Estados Unidos. Muchos soldados que sirvieron en la guarnición también habían nacidos en Cuba, al igual que misioneros franciscanos.

Otro cubano, Sebastián Calvo de la Puerta y O’Farrill, marqués de Casa Calvo, gobernó el extenso territorio de la Luisiana que comprendía 13 estados actuales de los Estados Unidos y se extendía desde el Golfo de México hasta Canadá y desde el río Mississippi hasta las montañas Rocallosas. El marqués de Casa Calvo nació en La Habana en 1754 y fue nombrado gobernador militar interino de la Luisiana en 1800. Posteriormente regresó a España donde fue ascendido a general. Muchas personas ignoran que el capitán general de Cuba era responsable por el gobierno de La Florida y del extenso territorio de la Luisiana. Desde La Habana se gobernaba 16 estados de los Estados Unidos.

Durante la Guerra de Sucesión al Trono Español, que comenzó en 1700, el gobernador inglés de las Carolinas, el coronel James Moore, comenzó a atacar las misiones de La Florida con la ayuda de indios aliados a los ingleses. Una a una las misiones fueron destruidas y en muchas asesinaron a los frailes franciscanos y a muchos indios. Se calcula que más de 10,000 indios timuacanos y apalaches fueron esclavizados, llevados a Charleston y vendidos como esclavos a las islas inglesas del Caribe. A pesar de la crueldad demostrada por James Moore no hay leyenda negra sobre su actuación. También James Moore atacó a San Agustín en 1702 pero el Castillo de San Marcos sirvió de defensa y albergue a la población. El general James Oglethorpe, fundador de la colonia de Georgia y la ciudad de Savannah, atacó San Agustín en 1740 pero tampoco la pudo conquistar. La piedra coquina, como en el ataque anterior, absorbió las balas de cañón de los ingleses sin romperse. Por tal motivo el castillo nunca fue conquistado. 

La toma de La Habana por los ingleses en 1762 durante la Guerra de los Siete Años fue la causa de la pérdida de La Florida. Para poder recuperar La Habana, España accedió en el Tratado de Versalles, firmado el 10 de febrero de 1763, ceder La Florida a Inglaterra. La casi total población española de La Florida y los indios apalaches, timuacanos y tequestas y los negros del fuerte Mosé se exiliaron principalmente en Cuba. Muchos de los refugiados floridanos fundaron el pueblo en el área de Matanzas llamado El Nuevo San Agustín, cerca de Ceiba Mocha. Cada familia exiliada recibió del gobierno español una caballería de tierra (33 acres) y un esclavo. El último timuacano, Juan Alonso Cabale, murió en Guanabacoa años después. 

El Fuerte Mosé: primera ciudad negra libre en los Estados Unidos

En 1738 se fundó el Fuerte de Gracia Real de Santa Teresa de Mosé a unas dos millas al norte del Castillo de San Marcos en San Agustín. Este fuerte se construyó para que los esclavos negros que se escapaban de las colonias británicas pudieran vivir en libertad. En 1693, el rey Carlos II de España hizo oficial el derecho de asilo en un edicto que les otorgaba la libertad a todos los negros esclavos fugitivos que llegaban a La Florida. Muchos de estos negros esclavos que escapaban se hicieron soldados y lucharon valientemente por España ya que sabían que de ser conquistada La Florida regresarían a la esclavitud. Unos 100 afroamericanos libres con sus esposas y niños habitaban la villa que estaba dentro del fuerte amurallado de Mosé.

El líder de este fuerte fue Francisco Menéndez, capitán del regimiento negro. De origen mandingo, Menéndez había escapado de la esclavitud inglesa y con sus soldados peleó duramente cuando los ingleses invadieron San Agustín en 1740. Estos afroamericanos libres fundaron la primera ciudad negra libre en esta nación. El fuerte Mosé fue abandonado en 1763 al ceder España La Florida a Inglaterra. Todos los afroamericanos libres se trasladaron a Cuba con casi todos los habitantes de San Agustín.

--------------------------------------------
Frank de Varona is an educator, historian, journalist, and internationally known expert on politics, economics, foreign affairs and national security issues. He was born in Cuba and, at the age of 17, he participated on the Bay of Pigs invasion in an effort to eradicate communism in Cuba. After spending two years in prison, he returned to the United States, where he earned three college degrees. He is married and has a daughter and a grandson.

Mr. de Varona had a 36-year career in the Miami-Dade County Public Schools as a social studies teacher, principal, region superintendent, and associate superintendent of instruction. He also was an associate professor of social studies in the College of Education at Florida International Education for seven years. Currently, he is a part-time Adult Education Coordinator in the Miami-Dade County Public Schools.

He has written 20 books and many articles in newspapers and magazines. Among his books are Hispanics in U.S. History Volume 1 and Volume 2 (1989), Hispanic Presence in the United States (1993), Latino Literacy: The Complete Guide to Our Hispanic History and Culture (1996) and Presencia hispana en los Estados Unidos: Quinto Centenario (2013). Mr. de Varona is the only Hispanic in the nation who has written three books in Spanish about Barack Obama: ¿Obama o McCain? (2008), El verdadero Obama (2010) and ¿Obama o Romney? (2012).    

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator