Friday, May 10, 2013

Presencia hispana en los Estados Unidos: Quinto Centenario (por Frank de Varona)

Nota del blog: Cada viernes, estamos publicando una columna de Frank de Varona, dedicada a celebrar los 500 años de "La Florida". Los textos de la serie pertenecen a su ensayo Presencia hispana en los Estados Unidos: Quinto Centenario

 Foto/Juan Carlos Agüero
------------------------------------

Tristán de Luna y Arellano

Tristán de luna y Arellano nació en Borobia, Soria en el seno de una familia de hidalgos. Era primo de Antonio de Mendoza, primer virrey de Nueva España (México) y de Juana Zúñiga, esposa de Hernán Cortés. Tristán de Luna y Arellano participó en la expedición de Francisco Vázquez de Coronado en busca de Cíbola y las siete místicas ciudades de oro en 1540. La expedición marchó al norte de México y exploraron el estado actual de New Mexico. De Luna fue ascendido a teniente general y segundo al mando de esta expedición que terminó en un fracaso. En 1545 contrajo matrimonio con Isabel de Rojas con la que tendría dos hijos.

España hizo un nuevo esfuerzo por conquistar La Florida. El virrey de Nueva España (México), Luis de Velasco, nombró a Tristán de Luna y Arellano capitán general de una armada de 13 navíos y 1500 personas. Desembarcaron en el área de Pensacola en 1559. Esta expedición fracasó por ser azotada por huracanes y falta de comida.

En estos primeros 46 años España empleó grandes fondos, unos 100 barcos, 4000 soldados y marinos, numerosos frailes y sacerdotes y sin embargo no había podido conquistar La Florida. El rey Felipe II estaba consciente de la posición estratégica de la península para la protección de las flotas de Indias.

Fray Luis Cáncer

Después del fracaso de todas estas expediciones, un fraile dominico, Luis Cáncer, O.P. trató de evangelizar a los indios sin llevar soldados. Este apóstol de la no violencia, nació en Barbastro, Huesca y fue amigo de Bartolomé de las Casas, con quien hizo una gran labor misionera en Centroamérica. A principios de 1549 salieron los religiosos de Veracruz en la nave Santa María de la Encina. El fraile Luis Cáncer acompañado de los frailes Gregorio de Beteta, Diego de Tolosa, Juan García y el hermano Fuentes llegaron al área de la bahía de Tampa para evangelizar los indios de esta área, un pésimo lugar para evangelizar ya que los indios de esta zona habían estado en guerra con los españoles.

Fray Luis desembarca en compañía de los frailes y dos marineros y se acerca a un grupo de indios. Éstos lo atacan a golpes de macana y le rompe la cabeza, matándolo mientras los otros huyen aterrorizados al barco. El 25 de junio de 1549 muere fray Luis y se convierte en otro mártir de la Iglesia.

Pedro Menéndez de Avilés

Pedro Menéndez de Avilés nació en Avilés, Asturias el 15 de febrero de 1519 en el seno de una familia rica de hidalgos. A los 14 años se fugó de su casa y se alistó como grumete en una flota española encargada de perseguir corsarios franceses. Así comenzó su brillante carrera como marino atacando piratas y corsarios franceses que infestaban el mar Cantábrico. A los 16 años Menéndez regresó a su casa y sus padres lo obligaron a casarse con Ana María de Solís que tenía sólo 10 años de edad. Con el tiempo este matrimonio tienen tres hijas y un hijo. Tres años después, Menéndez equipó un barco con 50 marineros y capturó dos navíos franceses.

Pedro Menéndez, de 25 años, adquirió una excelente reputación como guerrero en 1544 cuando una flota francesa, al mando de Jean Alphonse de Saintoge, capturó 18 barcos españoles y Menéndez persiguió la flota francesa hasta el puerto de La Rochele en Francia. El intrépido joven asturiano abordó la nave capitana francesa y mató a Saintoge y al mismo tiempo pudo rescatar cinco naves españolas. Está audaz hazaña le trajo mucha fama y el emperador Carlos V lo autorizó para que continuara con sus ataques contra los franceses. Menéndez tuvo gran éxito y fue el principal responsable de detener estos ataques de corsarios franceses por las costas de Galicia y Asturias.

En 1552, Menéndez comenzó a dar viajes al Nuevo Mundo capitaneando distintos barcos. Dos años después, cuando tenía 35 años, fue nombrado capitán general de la flota de Indias por el rey Felipe II, cargo que ocupó durante muchos años. Menéndez había transportado al príncipe Felipe a Inglaterra para casarse con la hija del rey Enrique VIII la reina María Tudor en 1554.

El rey Felipe II comprendía la importancia estratégica de La Florida y estaba frustrado por el fracaso de tantas expediciones que no habían logrado conquistar esta tierra. Por las costas de La Florida estaba la Corriente del Golfo que era la ruta ideal para la navegación de las flotas de Indias que transportaba oro, plata, perlas, especies, cacao y otras riquezas de América que habían convertido a España en la primera potencia de Europa. Para la seguridad de sus flotas, España tenía que conquistar La Florida e impedir que otras naciones enemigas invadieran este territorio.

El rey Felipe II negoció unas capitulaciones o contrato con Pedro Menéndez de Avilés, el cual fue firmado el 20 de mayo de 1565, donde el asturiano accedió a pagar la mayor parte de los gastos de una expedición para conquistar La Florida. Felipe II sabía que había escogido al mejor almirante de toda España. El rey nombró a Pedro Menéndez de Avilés Adelantado y Gobernador de La Florida y Cuba. También le encargó que protegiera todos los asentamientos españoles en el Caribe, mucho de los cuales eran atacados por piratas y corsarios. El nuevo adelantado tenía gran interés en esta empresa ya que su único hijo Juan había naufragado en septiembre de 1563 y tenía esperanzas de poderlo encontrar. Desgraciadamente nunca lo encontró.

Diez días después de haber firmado el contrato le llegó a Felipe II noticias alarmantes. Hugonotes franceses habían construido un fuerte llamado Carolina en el área del actual Jacksonville, amenazando al paso de las flotas de Indias. El rey ordenó a Menéndez a expulsar a los franceses de La Florida y a conquistar esta tierra de una vez para siempre. Le añadió 300 soldados más con sus provisiones a lo que el adelantado llevaba por su cuenta.

Menéndez zarpó de Cádiz el 28 de junio de 1565 con una flota de 19 naves y más de 1000 hombres, entre ellos cuatro sacerdotes. El capellán de la flota era Francisco López de Mendoza Grajales. El 8 de septiembre de 1565 el Adelantado desembarcó con mucha pompa y ceremonia en la aldea que los indios llamaban Seloy en La Florida y se acercó a una cruz que le presentó el padre Francisco López de Mendoza Grajales y la besó. El capellán había bajado a tierra el día antes. Se cantó el himno Te Deum Laudamus (de gracias a Dios) y se celebró la Santa Misa. Allí se fundó la primera ciudad europea permanente en los Estados Unidos, la cual recibió el nombre de San Agustín. Los indios timuacanos del área imitaron lo que vieron y junto con los españoles intercambiaron comidas. Éste fue el primer Día de Acción de Gracias celebrado en esta nación, más de medio siglo antes del celebrado por los peregrinos ingleses en Plymouth, Massachussets. En San Agustín se creó la primera parroquia católica en lo que es hoy los Estados Unidos y la llamaron Nombre de Dios, el mismo nombre con que se conoce en la actualidad. Fray Alonso de Escobedo, el sacerdote asignado a la misión de Nombre de Dios escribió el primer poema épico que llamó, La Florida, describiendo sus experiencias en el Nuevo Mundo.

Menéndez marchó desde San Agustín bajo una severa tormenta hacia el norte y sorpresivamente capturó el fuerte de Carolina. Después marchó hacia el sur y derrotó a otro grupo de franceses. Menéndez pasó a cuchillo a los franceses hugonotes o protestantes que rehusaron convertirse al catolicismo. Por esto ha sido muy criticado, pero historiadores objetivos han escrito que Menéndez no tenía suficiente comida para estos prisioneros ni suficientes soldados para custodiarlos. Fue necesario para sobrevivir la matanza que ocurrió.

Menéndez fundó ciudades y fuertes y estableció las primeras misiones jesuitas en los estados actuales de La Florida, Georgia, las Carolinas y una en Virginia. Gobernó La Florida y Cuba durante 10 años y protegió todos los asentamientos españoles en el mar Caribe construyendo fuertes y murallas para su defensa contras piratas, corsarios y bucaneros.

En febrero de 1566 Pedro Menéndez de Avilés llegó frente al área actual de Miami. Para su sorpresa el adelantado vio una canoa donde venía una persona media desnuda con un crucifijo. No era un indio, sino un español, que había naufragado hacía 17 años. Se llamaba Escalante d´Fontanela y había nacido en Colombia. Cuando tenía 13 años se hundió su barco y vivió entre los indios Tequestas que tenían una aldea en la parte sur de la desembocadura del río Miami a la bahía de Vizcaya (Biscayne). Recientemente se encontró esta aldea cuando se iba a construir un gran edificio frente al mar. Fontanela sirvió a Menéndez de guía y de intérprete y posteriormente publicó sus memorias en 1575 describiendo su vida con los indios del área de Miami y sus visitas a los cayos de la Florida y a otras áreas.

Al año siguiente Menéndez fundó una misión en el área actual de Miami que se llamó Tequesta, como los indios de este lugar. Un hermano jesuita, Francisco Villarreal, trató sin éxito de evangelizar a los indios. El principal problema fue los soldados que lo acompañaron comenzaron a molestar a las indias tequestas. Después que un soldado mató a un indio, los tequestas se rebelaron y mataron a cuatro soldados. La misión fue abandonada. En el área de Charlotte Bay, en un cayo que actualmente se llama Mound Key, Menéndez estableció otra misión que llamó San Antonio a cargo del padre jesuita Juan Rogel, que era el superior del hermano Villarreal. Esta misión entre los indios calusas tampoco tuvo éxito y fue abandonada.

En 1566, Menéndez fundó la ciudad de Santa Elena, que ha sido encontrada por arqueólogos en Parris Island, Carolina del Sur en el campo de golf de los oficiales del U.S. Marine Corps. Eventualmente Menéndez trajo su familia de España a Santa Elena. También estableció fuertes-misiones, aparte de Tequesta y San Antonio, fundó la de San Mateo (donde había existido el fuerte francés de Carolina); Tocobaga, en el área de Tampa; y Santa Lucía en el Condado de St. Lucie.

En 1566 y 1567 Menéndez envió al capitán Juan Pardo en dos expediciones hacia el oeste de Santa Elena hasta llegar a las montañas Apalaches en el actual estado de Tennessee. El 1 de diciembre de 1566 el capitán Juan Pardo y unos 125 soldados penetraron el interior de Carolina del Norte. Pardo estableció el fuerte de San Juan cerca del actual Morganton, Carolina del Norte. El capitán Pardo dirigió una segunda expedición el 1 de septiembre de 1567 al frente de aproximadamente 120 soldados y estableció varios fuertes cerca de las montañas Apalaches. Pardo penetró hasta el estado actual de Tennessee. En 1568, una rebelión de indios quemó seis fuertes matando a todos los 119 soldados y sólo uno escapó con vida.
El adelantado Menéndez mandó a su sobrino Pedro Menéndez Márquez por el océano Atlántico a explorar toda la costa de los Estados Unidos hasta Terranova en Canadá. Gracias a todas estas exploraciones España pudo preparar mapas de Norteamérica.

Pedro Menéndez además diseñó un nuevo tipo de barco llamado galizabras o galeones agalerados. Estos barcos híbridos eran galeras y galeones al mismo tiempo y tenían 56 pies de largo. Construyó dos fragatas en La Florida para que se unieran a las flotas de Indias.

Felipe II ordenó a Menéndez regresar a España donde lo nombró capitán general de una gran armada que se preparaba para atacar los Países Bajos e Inglaterra. Estando en Santander el conquistador y poblador de La Florida murió el 16 de septiembre de 1574 a la edad de 55 años.

--------------------------------------------
Frank de Varona is an educator, historian, journalist, and internationally known expert on politics, economics, foreign affairs and national security issues. He was born in Cuba and, at the age of 17, he participated on the Bay of Pigs invasion in an effort to eradicate communism in Cuba. After spending two years in prison, he returned to the United States, where he earned three college degrees. He is married and has a daughter and a grandson.

Mr. de Varona had a 36-year career in the Miami-Dade County Public Schools as a social studies teacher, principal, region superintendent, and associate superintendent of instruction. He also was an associate professor of social studies in the College of Education at Florida International Education for seven years. Currently, he is a part-time Adult Education Coordinator in the Miami-Dade County Public Schools.

He has written 20 books and many articles in newspapers and magazines. Among his books are Hispanics in U.S. History Volume 1 and Volume 2 (1989), Hispanic Presence in the United States (1993), Latino Literacy: The Complete Guide to Our Hispanic History and Culture (1996) and Presencia hispana en los Estados Unidos: Quinto Centenario (2013). Mr. de Varona is the only Hispanic in the nation who has written three books in Spanish about Barack Obama: ¿Obama o McCain? (2008), El verdadero Obama (2010) and ¿Obama o Romney? (2012).    

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator