Monday, September 28, 2020

Poema 6 de "La patria es una naranja" (de Félix Luis Viera)

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.



6


¿Quién habrá de pagar
tus largas noches de solitario en la enorme Ciudad?
De tu desamparo en la inmensa Ciudad, ¿quién será el pagador?
De esos días de invierno permanente
cuando has arrastrado los cascos de todos los caballos,
¿quién será el pagador?
Oh, tú, que en el sur de la Ciudad inacabable
has saboreado el limón de las paredes,
en ese Sur interminable, desolado, glacial donde
eras menos que nada en medio de edificios congelados,
entre mujeres que pasaban gélidas
entre niños con sus montañas de juguetes gélidos
entre puestos de vendedores ambulantes (valga la paradoja)
que asaltaban con sus ojos tus bolsillos perdidos
proponiéndote mercancías tan distantes de tu Sueño.
En el Sur de la ciudad de México
has odiado al perro que te emboscaba al regreso de tus noches,
lo odiabas como se odia el dolor de una uña en el ojo,
mas
una noche, a gritos,
dialogaste con él
y el perro pareció comprenderte,
comprendió su perra humanidad, tu humanidad perruna
y casi te besó como se besa a un perro hermano
y se hicieron amigos.
En el Sur de la ciudad de México
desembarcaste una tarde en la avenida Canal de Miramontes
y viste cuán frágiles eran los hombres que han hecho del metal
sus más logrados proyectiles,
probaste en tus ojos esa tarde mexicana de junio
y supiste por qué los humanos siguen fabricando juguetes.
Más hacia al sur se hallaban los cerros
tenuemente velados
(igual que en esas cursis fantasías de ciertos dibujos
tropicales)
y tu destripado corazón brindó en silencio
y en seco tu boca
por aquellos
que se hallaban mucho más allá de esos cerros, allende
el mar
y que estarían
brindando en silencio y en seco la boca por ti
allá
en el rincón
que tantos años
habías calentado con tus versos y tus odios.
Luego comprobarías que no sólo en el Sur, sino
en cualquier sitio
las sirenas constantemente avisaban de crímenes, incendios,
inundaciones, fugas de asesinos y ladrones,
que no sólo en el Sur
los “niños de la calle” esperaban en vano aquella sombrilla policroma
que Santa Claus les había prometido 200 años atrás,
que no sólo en el Sur
cientos de mujeres, de pronto, aparecían,
discretamente compacta la figura,
el paso rápido, las tetas
que parecían aventajar a cualquier ismo en dos segundos, esas tetas
que iban temblando como
si en lugar del frío, algún infiernillo
les fuese naciendo desde adentro,
miles, no sólo en el Sur,
con sus cabezas apenas cuadradas y pequeñas,
negro, liso el cabello,
la piel del tamarindo, el níspero,
ellas mismas pequeñas y como asombradas
de sus ojos oscuros, horadantes.
En la avenida Canal de Miramontes
cae la tarde
y vienen a asumirla los soldaditos azules de todos los niños de la Tierra
y tú, poeta, has comprobado, creo
que por primera vez, la herida
de ese entorno plástico
que parte en dos a la Esperanza.
En el Sur de la enorme ciudad de México.
En el Sur de la enorme ciudad de México
el esmog a veces decrece vagamente
y así
aun puede reverberar una avenida
o proclamarse el brillo en las medias de una mujer
o canturrear una ventana
o un árbol inclinarse para tocar su sombra,
de modo que el Sol casi es un sol.


6


Chi dovrà pagare
le tue lunghe notti solitarie nell’enorme Città?
Chi pagherà il tuo abbandono nell’immensa Città?
Chi pagherà
quei giorni d’inverno permanente
quando hai trascinato gli zoccoli di tutti i cavalli?
Oh, tu, che nel sud della Città interminabile
hai assaporato l’acidità della muffa sui muri,
in quel Sud infinito, desolato, glaciale dove
eri meno di niente in mezzo ad edifici congelati,
tra donne che passavano gelide
tra bambini con le loro montagne di giocattoli gelidi
tra bancarelle di venditori ambulanti (valga il paradosso)
che assaltavano con i loro occhi le tue tasche perdute
proponendoti mercanzie così distanti dal tuo Sogno.
Nel Sud di Città del Messico
hai odiato il cane che ti tendeva un’imboscata al ritorno delle tue notti,
lo odiavi come si odia il dolore di un’unghia nell’occhio,
inoltre
una notte, gridando,
dialogasti con lui
e il cane sembrò comprenderti,
comprese la sua cagna umanità, la tua umanità canina
e quasi ti baciò come si bacia un cane fratello
e diventaste amici.
Nel Sud di Città del Messico
ti presentasti una sera nel viale Canal de Miramontes
e vedesti quanto erano fragili gli uomini che hanno forgiato dal metallo
i loro più riusciti proiettili,
provasti con i tuoi occhi la sera messicana di giugno
e comprendesti perché gli umani continuano a fabbricare giocattoli.
Più verso sud si trovavano le colline
tenuemente velate
(come nelle volgari fantasie di certi disegni
tropicali)
e il tuo lacerato cuore brindò in silenzio
e la tua bocca restò in silenzio
per coloro
che si trovavano al di là delle colline, all’altro lato
del mare
e che stavano
brindando in silenzio e con la bocca chiusa per te
là,
nel cantuccio
che per tanti anni
avevi riscaldato con i tuoi versi e il tuo odio.
Dopo comprendesti che non solo nel Sud, ma
in qualunque posto
le sirene costantemente avvisavano di crimini, incendi,
inondazioni, fughe di assassini e ladri,
che non solo nel Sud
i “bambini di strada” attendevano invano quel parasole policromo
che Santa Claus aveva promesso 200 anni prima,
che non solo nel Sud
centinaia di donne, immediatamente, si mostravano,
discretamente compatto il corpo,
il passo svelto, i seni
che sembravano superare qualunque ismo in due secondi, i seni
che trepidavano come
se al posto del freddo, un piccolo inferno
stesse nascendo dall’interno,
migliaia, non solo nel Sud,
con le loro teste quasi quadrate e piccole,
neri e lisci i capelli,
la pelle color tamarindo e nespolo,
loro stesse piccole e come meravigliate
dei loro occhi scuri, penetranti.
Nel viale Canal de Miramontes
scende la sera
e vengono a prenderla i soldatini azzurri di tutti i bambini della Terra
e tu, poeta, hai verificato, credo
per la prima volta, la ferita
di quel contorno plastico
che divide in due la Speranza.
Nel Sud dell’enorme Città del Messico.
Nel Sud dell’enorme Città del Messico
lo smog a volte diminuisce vagamente
e così
può ancora riflettersi un viale,
manifestarsi la lucentezza nelle calze di una donna,
canticchiare una finestra
e un albero chinarsi a toccare la sua ombra,
per fare in modo che il Sole sia quasi un sole.




--------------
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado, entre otros libros, siete poemarios, tres volúmenes de cuento y siete novelas.

Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.

En 2019 recibió el Premio Nacional de Literatura Independiente “Gastón Baquero”, otorgado por Neo Club Press, Vista Larga Foundation y otras instituciones culturales cubanas en el exilio.

Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.

----------------------------------------------
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960. Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros. Cuenta en su haber con un amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari. Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.

Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.

Sunday, September 27, 2020

Iglesia de la Merced. Calle Cisneros (Camagüey 1915)


 

Vasili Vainonen (por Florencia Guglielmotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada al Ballet y la Danza, a cargo de la la ballerina, coreógrafa y profesora Florencia Guglielmotti.


Vasili Ivánovich Vainonen, nació el 21 de febrero de 1901 en San Petersburgo (Rusia). Se formó en danza en la Escuela Imperial de Ballet de su ciudad natal, donde estudió con Leonid Leontiev, Alexander Shiryaev y Vladimir Ponomarev, graduándose a los 19 años. Inmediatamente ingresó al Ballet Kirov, donde permaneció hasta 1938, destacándose como bailarín de carácter, más específicamente por sus interpretaciones del moro en “Petrushka", de M. Fokine, el Gato con botas en “La bella durmiente”, de M. Petipa, y el payaso en "The Fairy of the Dolls" de Legatov.

Al mismo tiempo, comenzó a realizar sus primeros trabajos coreográficos, que en general presentaba en pequeñas salas de concierto, siendo su primera obra “Moszkovsky Waltz” (con música de Moritz Moszkowsky), un dúo que muestra una renovación en el estilo académico más ortodoxo, acercándolo a las obras de Michel Fokine y de los Ballet Russes. Con estas representaciones fue forjándose un nombre lo que, en 1930, le valió su designación como coreógrafo del Ballet Kirov, función que cumplió al mismo tiempo que se desempeñaba como bailarín.



La primera obra que realiza para el Kirov es “La edad de oro”, con la colaboración coreográfica de Vasili Chesnakov y Leonid Yakobson, con música de Dmitri Shostakovich. Esta obra causó revuelo por sus implicancias ideológicas, al mostrar ciertas actitudes que podrían alejarse del realismo socialista vigente en la época y, luego de la primera temporada, fue quitada del repertorio, retomada recién 50 años después por Yuri Grigorovich.


Luego de este comienzo esquivo, Vainonen estrenó “Llamas de París” en 1932, con música de Boris Asafyev. El argumento de Nicolai Volkov y Vladimir Dmitriev, realiza una analogía entre la revolución francesa y la rusa, y muestra por primera vez al pueblo como protagonista de la historia. Esta obra fue un éxito, se estrenó en el Teatro Bolshoi al año siguiente y, en 1947, consiguió el Premio Stalin. Dos años más tarde, en 1934, estrenó exitosamente su versión de “El cascanueces” donde, entre otras novedades, introdujo el espectáculo de marionetas del tío Drosselmeyer en el primer acto. Ambas obras permanecen en el repertorio del Kirov. 

Tras su salida del Ballet Kirov, en 1938, fue contratado como maestro de danza y coreógrafo por el Teatro Bolshoi donde trabajó en los períodos 1946/1950 y 1954/1958. En el lapso intermedio, entre 1951 y 1953 se desempeñó como director del ballet en el Teatro Académico Estatal de Ópera y Ballet de Novosibirsk. 

Cabe destacar que, entre sus obras encontramos sus propias versiones de “Raymonda” para el Teatro Kirov (1938), “Harlequinade” para el Teatro de Minsk (1945) y “La bella durmiente” para el Novosibirsk Teatro (1952). Entre sus obras originales podemos mencionar “Partisan days”, con música de B. Asafyev, para el ballet Kirov (1936), “Mirandolina”, con música de S. Vasilenko (1949) y “Gayane”, con música de A. Khachaturian (1957), ambas para el Teatro Bolshoi, y “The coast of happiness”, con música de A. Spadavecchia, para el Novosibirsk Teatro (1952). Así mismo realizó coreografías para los estrenos de varias óperas, entre ellas “The Bartered Bride” de B. Smetana, "Slippers" de P. Tchaikovsky, "The Tsar's Bride" de N. Rimsky-Korsakov y "La Traviata" de G. Verdi.


El 23 de marzo 1964, a los 63 años, Vasili Vainonen falleció en la ciudad de Moscú. Dejó un rico legado coreográfico en los repertorios de las más destacadas compañías de ballet.





------------------------------
Florencia Guglielmotti reside en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). Es Profesora de Danza (titulada en la Escuela Nacional de Danzas "María Ruanova"), Licenciada y Profesora de Artes (recibida en la Universidad de Buenos Aires). Cursó estudios en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba. Es Miembro de International Dance Council CID (UNESCO).

Actualmente se desempeña como Profesora de Danza Clásica y como Profesora Titular de Historia de la Danza en la Escuela Superior de Enseñanza Artística "Aída V. Mastrazzi". florenciagu@gmail.com

Fighting for me (by Riley Clemmons)


La Bella Cubana (Menia Mártinez y Héctor Leal)



“La bella cubana”, de José White
Coreografía: Alberto Alonso
Al piano: Huberal Herrera
Bailarines: Menia Martínez y Héctor Leal

Saturday, September 26, 2020

Con el paso del tiempo (por Orlanda Torres)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, gracias a la cortesía de la psicóloga Orlanda Torres, quien ha aceptado la invitación a compartir con los lectores sus consejos y reflexiones sobre los conflictos cotidianos.


Con el paso del tiempo se empiezan a comprender muchas cosas, podría nombrar tantas, pero no alcanzaría, solo puedo decir que he aprendido más, que he empezado a sobrellevar los cambios lógicos de la vida. Los hijos se empiezan a ir, vuelan para ser felices, bella juventud impetuosa, etapa donde a nada le temes. Vivir es lo importante en ese momento, a veces los celebro, se olvidan de las preocupaciones, desconocen las repercusiones que podría tener cada paso que se da en la vida.

Es en esa etapa donde se conoce al verdadero amigo, al amor que no se olvida, los lugares más extravagantes; todo esto se evidencia con los recuerdos “hermosa juventud que no regresa”.

Hoy, nos queda la satisfacción de ver que crecieron y que los preparamos para enfrentar los reveses y los tropiezos, pero también los preparamos para que se levanten y a pesar de los aciertos y fracasos que tengan que encarar en la vida, siempre tendrán que proseguir.

Solo queda desearles que busquen realizarse como adultos y que formen su propia familia, respetar su autonomía y su deseo de ser seres independientes, deseando siempre lo mejor para ellos y para los que formen parte de su entorno.

Mientras tanto, los padres quedamos solos en casa, recordando nuestra etapa que también fue vivida con intensidad, solo con algunos cambios, éramos más temerosos y guardábamos más cuidado en lo que hacíamos. La tecnología no había minado nuestra forma de relacionarnos con los demás, nos comunicábamos con más afecto y calidez a través de las palabras y de grandes gestos con muestras de cariño que eran emotivos, como un abrazo, una llamada o una mirada que decía lo suficiente.

Hoy en nuestra memoria evocan los recuerdos de cuando fuimos también jóvenes y adolescentes felices, pero transitamos más serenos disfrutando esta nueva etapa que también guarda gran significado y peculiaridad.

Todo cambia, nada permanece estático, los hijos avanzan, nosotros también, enriquecidos de haber aprendido en nuestro recorrido. Mientras los contemplamos de lejos y solo deseamos que se realicen, que encuentren su propio norte y que nunca se olviden de ser felices.

Mientras ellos disfrutan su etapa, nosotros los padres buscamos otra manera de disfrutar la nuestra, muchos preferimos aguardar en casa leyendo un libro o contemplando una película y otros preferimos compartir una tranquila velada con amigos de antaño recordando momentos vividos, evocando recuerdos de nuestra juventud que ha partido, transportándonos con los recuerdos donde alguna vez fuimos inmensamente felices.

Los años ya no son los mismos, ahora reposamos más, tenemos otras obligaciones, sentimos más cansancio, solo nos queda apreciar y valorar la vida de otra manera, pero nunca olvidar de que hay que seguir disfrutándola a pesar de todo.

Pareciera ser que vivimos más sosegados, porque en esta etapa de la vida lo que más nos importa es encontrar la paz.






----------------------------------

Orlanda Torres: Psicóloga, Escritora, Educadora, Orientadora Motivacional.
Autora de los libros: "Volando en Solitario" año 2015, Guayaquil - Ecuador. (Disponible en Amazon Kindle). "Los símbolos del Amanecer" (Editorial Voces de Hoy, 2020)
-Estudió en Miami Dade College: Certificate of Florida “Child Development Associate Equivalency”. Maestra de Educación Preescolar e Infantil en la ciudad de Miami.
-Licenciada en Psicología graduada en el 02/2017 - Atlantic International University.
-Orientadora Motivacional y Conferencias pueden contactar a Orlanda Torres a través de la página que administra www.fb.com/vivencialhoy
Publicaciones en Revista Sapo - Santiago de Chile – 2016
-La Estancia en el Paraíso de los Sueños
-Relación de Pareja y su gran Desafío
-Es la Felicidad una Elección
Conferencia en Radio - Miami, Florida
-Positivo Extremo Radio: Entrevista 123Teconte “Regreso a Clases y La Adolescencia”
-¿Como aprender a ser feliz?- Edificio Trade Building-.Innobis Coworking, Guayaquil - Ecuador
-La Inteligencia Emocional en la Relacion de Pareja- WENS Consulting Group, Guayaquil - Ecuador
Publicaciones en Revista Sapo - Santiago de Chile – 2018
- Ser Mujer
Administra:
www.vivencialhoy.blogspot.comwww.facebook.com/vivencialhoyFacebook.com: Orlanda Torres
Instagram: orlanda.torres.3
orlandatq@gmail.comtorres_q@yahoo.com

Friday, September 25, 2020

"Es una cafetería, no un restaurant" (por Joaquín Estrada-Montalván)



Pedro, el célebre callejero camagüeyano, quién con sus metáforas especiales y espaciales proclamaba a viva voz su mirada de la actualidad cotidiana, en una ocasión le explicaba a una amiga, mientras desandaban Independencia hacia la Plaza Maceo, que "El Rápido", era una cafetería: "Es una cafetería, no un restaurant" gritaba, aclarando a toda la ciudad más que a su acompañante, que "es una cafetería, no un restaurant". 

Al parecer su "cabreo" era producto de que los camagüeyanos nos endomingabamos (sin importar el día de la semana que fuese) para acudir a este nuevo lugar de perro caliente, pizza, ..., TuCola.

"El Rápido" (General Gómez esq. Maceo) fue la primera cafetería dolarizada en Camagüey a inicios de los dolarizados 90s, cuando se retomó lo de Sr por parte de los porteros de los neo establecimientos, donde los cubanos sin pasaporte se calentaban al sol en largas colas y los extranjeros, "cubanos de afuera" y "cubanos de adentro" pero que portaban pasaporte gozaban de una especie de privilegio que se podría nombrar "Sras y Sres Plan Jaba".

Nuevo Amor (un poema de Thelma Delgado)



Muchas lunas han pasado
Desde el día de tu partida
Para mí lo nuestro fue sagrado
Y a veces, me duele la herida

Otro verano sin tí
Ya el otoño ha llegado
Y mi corazón me pregunta
¿Estará alguien a su lado?

Pero llegará la primavera
Tu desamor habré perdonado
Y el tiempo en su sabiduría
Un nuevo amor pondrá a mi lado


---------
Ver

Thursday, September 24, 2020

"Adiós, Camagüey de ayer" (un poema de Medardo Lafuente)



Adiós, Camagüey de ayer,
tierra de dulce leyenda,
tierra en que puse la ofrenda
de la flor de mi querer.
Tierra de gentes amigas,
de costumbres patriarcales,
de edificios señoriales
y de églogas y cantigas.

Adiós los grandes aleros,
adiós ventana severa
de balaustres de madera
que inspirara a los troveros.
Ventanas de ayer, ventanas 
testigos de los amores
que en otros tiempos mejores
tuvieron las hoy ancianas.

Ciudad que en el alma llevo,
Puerto Príncipe de antaño,
que retrocede hogaño
ante un Camagüey mas nuevo.
Sepulta pronto en olvido
los típicos tinajones,
los guardapolvos llorones
y el callejón retorcido.

Modernízate en buena hora,
caigan las cosas pasadas.
¡Sobre tus ruinas sagradas
hay un poeta que llora!
Que mientras corre el progreso,
el céfiro a cada palma
arranca un pedazo de alma
que es para el ayer un beso.

Camagüey, se van tus rejas,
se van tus costumbres santas,
ya se fueron tus volantas,
Camagüey, ¡cómo te alejas!
Ya los tuyos son más fríos.
y en tus modernas mansiones
no caben los tinajones
y emigran a los bohíos.

Y de las cosas aquellas
que cuentan viejos ufanos,
solo en los tiempos que andamos
¡quedan tus mujeres bellas!

Medardo Lafuente
(Santander, España, 1883-Camagüey, Cuba, 1939)




--------------------
Drawings by Joseph Alden Springer U.S. Consular Clerk at Havana. 1875

Los Yoyo

Foto/Bohemia 1978
----------------

Los Yoyo, la banda de "Tía Tata cuenta cuentos", tenía (es mi percepción) un grado alto de aceptación entre los que fuimos niños en esos tiempos.

Paradójicamente, cuando crecimos para describir a un grupo musical que no nos gustaba, decíamos: "tocan como Los Yoyo". (JEM)




Amanece (un poema de Janisset Rivero)


Cambio las alas. 
Mis colores nuevos 
refractan en el aire. 
Quiero reír, soñar, 
desnudar mi soledad… 
(esa larga noche 
que aprisiona, 
que empaña, 
que desvela) 
quiero abrazarte 
al final de esta noche. 
Decirte que te amo, 
y que afuera amanece.

------------------
Janisset Rivero (Camagüey, 1969) ha publicado los libros de poesía Ausente, editorial Aduana Vieja, octubre 2008 y Testigo de la noche, Editorial Ultramar, Miami, 2014

Iglesia y Convento de La Merced de Camagüey. Apuntes cronológicos 1601-1997 (por Joaquín Estrada-Montalván)

Año 1905
----------

El 24 de septiembre la Iglesia Católica celebra la festividad de la Virgen de La Merced, conocida como la Virgen de los Cautivos (ver Mercedarios). Por este motivo y en homenaje a la Virgen, comparto nuevamente con los lectores del blog, el post relacionado con la historia de la Iglesia y Convento de La Merced en Camagüey.

Joaquín Estrada-Montalván

 

---------------------------------
Nota previa: Texto publicado en la Revista El Camagüeyano Libre, Miami, Año XXV, Número 2, Abril junio 2009. Varias de las fotos han sido escaneadas desde originales o postales.


-------------------------------------

Around finales siglo XIX y principios del XX
---------------------------------------------
Around década del 40, del XX
--------------------------------
década del 50
-----------------------
finales de los 70s
-------------------------------------
en la década de los 80s
----------------------------------

Museo Religioso, debajo del Altar Mayor,
conocido  como las "Catacumbas de la Merced"
---------------------------

Esta nota cronológica, que es parte de un trabajo más amplio, fue realizada con documentos de los fondos de los archivos de los arzobispados de Santiago de Cuba y de Camagüey y el Archivo Histórico Provincial de Camagüey. Además, utilicé una amplia bibliografía que incluyó, entro otros autores, a Joaquin Weiss, Juan Torres Lasquetti, Jacobo de la Pezuela, y Pedro Agustín Morell de Santa Cruz.

Camagüey es conocida, entre otros sobrenombres, por el de la Ciudad de las Iglesias, incluso fue esta una de las características que le valieron el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad.

Uno de los conjuntos arquitectónicos eclesiales mas importante del territorio, y de toda la Isla, es la Iglesia y Convento de la Merced.

A continuación brindo una síntesis cronológica (años 1601 - 1997) que incluye tanto la evolución del edificio, como la actividad pastoral que se ha realizado desde este conjunto arquitectonico conocido como La Merced de Camagüey.

Joaquín Estrada-Montalván

---------------------------------------------------

· 1601: Se funda el Convento de los Mercedarios por los Frailes Gaspar de la Rocha y Luis Fernández en una ermita de madera y guano cedida por Juan Griego y dedicada a nuestra Sra. de Altagracia.

· 1650: Existe una Ermita de cal y canto que fue demolida para construir el actual edificio.

· 1748: Se concluye la construcción del nuevo templo, que consta de tres naves, de ladrillos y bóvedas y una torre. El convento es de claustros en cuadro, de dos niveles sostenidos en arco.

· 1762: Fray Manuel de la Virgen Agüero manda a construir al platero mexicano Juan Benitez Alfonso el Santo Sepulcro, el trono de la Virgen, el Altar mayor y varias lamparas para el templo, siendo todos objetos de plata pura. Manuel de la Virgen gastó en estas joyas 23 000 monedas de plata, que fueron fundidas en el patio del convento a la vista del publico, el que acudía a observar los trabajos y echaba monedas de plata y oro en el caldo que el artífice Benitez preparaba.

· 1800: La Audiencia de esta Villa declaró fiestas anuales de tabla las de La Merced y la Caridad, equiparándolas.

· 1820- 1824:
El Convento sirve de cuartel a la Milicia, siendo evacuada la comunidad religiosa que regresa a este lugar en 1828.

· 1825:
Se instala un reloj en la torre del campanario. Este había sido instalado provisionalmente en 1822 en la Iglesia de la Soledad. Es el primer reloj público en la ciudad.

· 1831- 1870:
La Diputación Patriótica de esta ciudad acuerda el establecimiento en el Convento de una Biblioteca Pública (la primera de Puerto Príncipe).

· 1841:
Por ley del Rey Carlos IV, fechada 15 de diciembre de 1841 se suprimen 11 de los 19 conventos religiosos de Cuba y todos sus bienes confiscados. Los ocho conventos restantes pasaron a ser administrados por la Real Hacienda. Confiscado el Convento de la Merced en La Habana, los frailes habaneros fueron acogidos en Camagüey, que quedó exento, pero la penuria económica determinada por el impuesto y otras causas produjeron la lenta extinción de las comunidades mercedarias.

· 1851: Entre las medidas adoptadas en Puerto Príncipe para preparar militarmente la Plaza, como consecuencia de los acontecimientos tanto a nivel nacional como local, se construyó un aspilladero en la azotea de la Iglesia habilitándole como fortaleza militar.

· 1852: El Convento fue ocupado temporalmente por el ejército hasta 1854.

· 1862: Se utilizo como prisión de “49 negros bozales” en rebeldía que habían sido apresados en Santa Cruz

· 1865: Se proyectó convertir el Convento en Mercado y abrir una calle entre el Convento y la Iglesia

· 1867: Se hacen reparaciones y se pintan cenefas de flores en los techos del presbiterio, de la nave central y el coro.

· 1868: Se instaló provisionalmente la Audiencia de Puerto Principie en el convento. Al estallar la contienda independentista el ejército vuelve a ocupar el edificio. Se hicieron obras que convirtieron la Iglesia y el Convento en una fortaleza, emplazando cañones en las azoteas y bocacalles.

· 1888: Llegan los Frailes Carmelitas, quienes sustituyen a los Mercedarios por disposición del Obispo Herrera. Tienen que compartir el inmueble con el ejército hasta el año 1893.

· 1895: Es nuevamente ocupado este edificio por el ejército. En 1902, con el advenimiento de la República, fue reconocido el Arzobispado de Cuba como legitimo propietario.

· 1901: En septiembre se sustituye el viejo reloj por uno moderno.

· 7 de noviembre de 1906:
Un incendio destruye el Altar Mayor, otros dos altares, pinturas murales y otros objetos de arte pertenecientes al templo. No hace daños de importancia al cuerpo del edificio.

· 1908: El pintor Juan Albaijés y el arquitecto Claudio Muns restauran el templo y las pinturas. Sustituyen por mosaicos las viejas baldosas del suelo, rebajan el nivel del ante-presbiterio y transforman las columnas octogonales a la forma cuadrangular actual.

· 1909: Dolores Betancourt Agramonte dona y trae de Barcelona, España el actual altar mayor, de estilo neogótico, que fue colocado en 1910, junto a los altares laterales del mismo estilo arquitectónico.

· 1911 – 1914:
Se terminaron los nuevos altares de la Virgen del Carmen, Nuestra Señora María Santísima, del Santo Niño Jesús de Praga y el del Sagrado Corazón de Jesús, obra de los ebanistas Timoteo y Pascual Isasi.

· 1913 - 1915:
Se hizo la rebaja del anteprebisterio y una suntuosa gradería en forma de semicírculo que da acceso al presbiterio. Se hizo la instalación eléctrica en las cornisas y arcos con lo que la Iglesia alcanzó un gran realce. Se realizaron grandes reformas en el convento, fueron sustituidas las viguetas de madera en mal estado por las actuales de hierro en el piso alto, que se recubrió de mosaicos y se construyeron la biblioteca y el comedor.

· 1914:
Es consagrado en La Merced, Mons. Valentín Zubizarreta, como primer Obispo de Camagüey.

· 1915:
Zubizarreta cede en alquiler a perpetuidad a los Frailes Carmelitas la Iglesia y el Convento. Este intento durante su estancia en Camagüey establecer Catedral y Obispado, pero nunca se materializó este proyecto.

· 1921: Se inaugura la imagen del Santo Milagroso Niño Jesús de Praga.

· 1920- 1930:
Se hicieron reparaciones importantes en el interior y exterior del Convento. Se le dio a la fachada su apariencia actual.

· 1961:
En abril es ocupado el Convento por la Milicia Nacional Revolucionaria. Los P.P. Carmelitas deben abandonar el Convento. En mayo es devuelto el inmueble. En agosto el Obispo designa al sacerdote escolapio. Ramón Clapers,como Rector del Convento y la Iglesia.

· 1964: Regresan los P.P. Carmelitas. El Convento continúa como residencia de varios sacerdotes diocesanos. Se instalan las oficinas del Apostolado Seglar, Catequesis, Liturgia, etc.

· 1968: Se marchan los P.P. Carmelitas de La Merced y el Convento y la Iglesia pasan a ser regidos por el Obispo de Camagüey.

· 1980: Se retiran los altares neogóticos laterales del templo. Es cerrado el templo por presentar serios daños estructurales.

· 1981:
Se inaugura un museo religioso en la Cripta Funeraria debajo del presbiterio.

· 1990: El Convento es instaurado por Mons. Adolfo Obispo de Camagüey, como Casa Diocesana. Nombra al sacerdote diocesano José Sarduy primer Rector.

· 1994: Se reabre parcialmente al culto el Templo de la Iglesia de la Merced.

· 1995: Se termina la reparación del presbiterio.

· 24 de diciembre de 1996:
Se reabre totalmente el Templo de la Iglesia de La Merced.

· 1997: En junio es consagrado Mons. Juan García como Obispo Auxiliar de Camagüey en esta iglesia de La Merced.

. 5 de mayo de 2013. Regresan los padres mercedarios.

· Actualmente la Casa Diocesana de La Merced es considerada como “el corazón” de la diócesis. En ella funcionan: la Biblioteca Diocesana; las Oficinas Diocesanas de Pastoral. Se celebran encuentros de las diversas pastorales, a nivel diocesano y nacional; Retiros, Convivencias; Conferencias; se presentan videos, etc. Es también la sede de las Publicaciones Diocesanas y la Casa de todos los sacerdotes de Camagüey.

Wednesday, September 23, 2020

Recordando al Dr. Manuel Beyra Alemañy (por Carlos A. Peón-Casas)


El Hospital Infantil de San Juan de Dios de Camagüey. Emotiva rememoración por el Dr. Manuel Beyra Alemañy en 1959.
(In Memoriam)

por Carlos A. Peón-Casas


Tenemos a nuestra vista un emotivo artículo intitulado Lo que debiera ser el Hospital de San Juan de Dios que firmara, para el diario local El Camagüeyano, el Dr. Manuel Beyra Alemañy, en marzo de 1959.

Se trata de un texto puntual y oportuno para aquel minuto, donde el ya bien reconocido pediatra, no solo aludía a la dedicada labor de aquel centro en pos de salud infantil de la otrora ciudad y provincia camagüeyana, sino que igualmente apostaba por el futuro de su imprescindible labor.

Del Dr. Beyra, y de su impronta como galeno formado en la prestigiosa Universidad de la Sorbona, en Francia, no es nunca suficiente lo que se puede decir, ni lo que esta comarca le ha de agradecer siempre, por su entrega total no solo al sacerdocio inefable de la medicina bien entendida y mejor vivida, sino igual y mejor, por la aparejada constancia como católico práctico, y forjador de una familia ejemplar, y como formador indiscutido de una escuela de pediatras que lo relevaron en el tiempo en esta ciudad, y en tantas partes de este mundo plural.

La dedicada labor del Dr. Beyra, como la de otros inspirados doctores camagüeyanos, en aquel entonces Hospital de San Juan de Dios(1), estaba totalmente exenta de remuneración, y lo hacían estrictamente, como abnegado servicio humanitario.

La institución que fungía como el único hospital pediátrico público, de su tipo en la ciudad y la provincia, al cuidado de un Patronato, tomaba a su cargo, con un precario fondo, a cuanto niño necesitado de sus cuidados se presentase. La orden religiosa de las Carmelitas Descalzas Misioneras, ofrendaban igualmente sus amorosos cuidados como eficientes colaboradoras en aquel hospital.

El texto ya citado, y que reproducimos casi in extenso, como oportuno cierre, sirve para puntualizar, lo que ya llevamos dicho, y que realza como oportuna crónica, desde el testimonio del Dr. Beyra, los aportes indiscutidos de aquella benemérita institución que tanto hizo por la salud de los infantes de Camagüey.
Nadie puede dudar de la gran obra social que viene realizando desde hace varios años nuestro Hospital Infantil San Juan de Dios. 
Si no estuvieran allí para aseverarlo todas esas estadísticas que en diversas ocasiones se ha preocupado en hacer publicar el Patronato que rige este Centro y su Director, compañero Dr. Oscar Ortiz Machado, estarían siempre para confirmarlo, los miles de niños, que, a Dios gracias, viven hoy porque encontraron allí la salud perdida. 
No hay un lugar en la Provincia -y aún hasta fuera de ella- donde no se conozca esta magna labor. 
Por eso, porque es buena, porque la ciudadanía tiene conciencia del bien que realiza, es que con tanta generosidad siempre ha contribuido a su sostenimiento. Sin esta cooperación del pueblo nada podría haberse logrado. 
Se hace mucho, cuando con recursos limitados se salvan cientos de vidas como se ha hecho aquí. 
Se hace más, cuando no solamente nos quedamos limitados a eso, sino que todavía, como sucede en nuestro Hospital, se aprovecha la reclusión de estos niños para instruirles durante su hospitalización, como lo hacen maestras devotas que a esto dedican su actividad entre nosotros. ¡Qué espectáculo más conmovedor que aquel de contemplar a aquellas maestras junto a ese alumnado excepcional (…) 
Se hace mucho cuando se les devuelve la salud: se hace mejor cuando además se les da instrucción y se les divierte. Pero se hace inconmensurablemente más todavía cuando se les da “amor”, que a veces- ¡Angelitos! -medican inconscientemente en una caricia que añoran por instinto pero que a lo mejor no conocieron nunca porque son- “les oiseaux tombés du nid”- “pajaritos caídos del nido” como los llamó el poeta… 
Y este amor, este filtro maravilloso que lo cura todo, lo derraman a cántaro en este Hospital, especialmente, esas abnegadas monjitas de la Orden de Carmelitas Descalzas Misioneras, ángeles del Cielo hecho carne para mitigar y reparar con el amor-y por el amor-la insensibilidad y egoísmo nuestros. 
Está bien todo cuanto se hace: Está, pero que muy bien todo lo que se ha hecho- Pero no está hecho todo lo que debe hacerse(2).

---------------------------------------------------
  1. El hospital tuvo como especial inspiradora a la Sra. Julieta Arango. Su fundación data del año 1949. En Directorio Social de Camagüey. Primera Edición. Época de 1949. p. XXXI
  2. El Camagüeyano. 25 de marzo de 1959.

Tuesday, September 22, 2020

(Bohemia. Febrero 15, 1963) Alicia Alonso cuenta sus inicios en el ballet

Mamá me cosía las zapatillas, las remendaba, les ponía forro postizo. También me hacía los trajes de ballet llegó a hacerse una verdadera experta en todas esas cosas.

Y bien, así fui creciendo y bailando, creciendo y bailando.

Después, Fernando y yo nos hicimos novios. Nos casamos y más tarde fuimos a los Estados Unidos. AIIá él trabajó en una oficina y yo, que estaba en estado, hacía el oficio de ama de casa. 

Un día, mi marido estaba haciendo ejercicios en un gimnasio cuando lo vio un famoso bailarín ruso, Michel Mortkin (que había sido compañero de la Pávlova), y le animó para que formara parte del grupo de Ballet que hacía representaciones en distintos lugares de los Estados Unidos. 

Cuando Fernando llegó a casa y me habló de la proposición que le había hecho Mortkin, yo le dije: "Si tú te metes a profesional, Yo también!" 

Yo por mi parte, siempre había seguido practicando el ballet, aunque fuera sola en mi cuarto. 

Mes y medio después de dar a luz a mi hija Laura, ya estaba yo bailando junto con Fernando en unas comedias musicales. Cuando se referian a mí decían "Mrs. Alonso". Fernando rectificaba: "No, she is Martínez" (No ella es Martínez). Pero le respondían: "No, it's O. K. 

Mrs. Alonso". Y ya nunca dejaron de llamarme así. 

-¿Entonces, fue así como Alicia Martínez se convirtió en...?

- ¿Alicia Alonso? Sí.



¿Le cuento a mi pareja que me atrae otra persona? (por Cecilia Alegria, La Dra. Amor)

Nota del blog: Espacio semanal de Cecilia Alegría, La Dra. Amor, dedicado al amor de pareja



Hay tres vértices en la pirámide amorosa que hacen que las relaciones de pareja funcionen: la Fidelidad y la Confianza unidas por la Comunicación. 

Fidelidad y confianza son como las 2 caras de una misma moneda. Si una de ellas tambalea, es muy probable que el amor que sentíamos por la otra persona deje de manifestarse en nuestra relación.

Se supone que cuando hay suficiente Confianza en una relación comprometida, y ambos se han sido fieles, lo recomendable sería que no se guardaran secretos.

Entonces es cuando aparece la complicad pregunta: ¿Podemos o debemos contarle a nuestra pareja que nos atraen otras personas?

Tener pareja no anula nuestra capacidad de sentir atracción y, por tanto, nos podrían atraer otras personas, aunque tengamos una relación de pareja estable y hasta extraordinaria.

El sentimiento de atracción hacia alguien no es como un interruptor que tú conectas o desconectas cuando quieres. Tiene que ver con la química cerebral, con las sustancias químicas, neurotransmisores y hormonas que entran en ebullición cuando esa persona se nos acerca. No podemos decidir de manera consciente si alguien nos atrae o no, ni tampoco cuándo quiero que una persona me atraiga. Se siente sin más, surge de manera natural y obedece a patrones mentales.

Ahora bien, lo decisivo es qué se hace con ese sentimiento de atracción. Cada persona es responsable de manejarlo como desea. Puedes dejarlo ahí, sin más, sin alimentarlo ni dar una oportunidad para que crezca y se transforme en algo más que simple atracción; o puedes darle un espacio en tu vida y potenciarlo, haciéndolo más grande, convirtiéndolo así en una amenaza para la continuidad de tu relación de pareja. Y entonces el asunto se convierte en altamente peligroso.

Hay una línea que separa la atracción del amor, pero es muy fina y si te la saltas entrarás en un terreno que podría poner en riesgo tu relación de pareja estable, sobre todo cuando en tu relación ya hay problemas y las cosas no funcionan del todo bien. Es en estos casos cuando con mayor probabilidad optarás por no poner freno a la atracción que sientes.

¿Entonces, se lo cuento o no?

Sería bueno que todas las parejas estuvieran igual de evolucionadas para que pudieran hablar abiertamente de este tema, pero la realidad no es así.

Si hay que contárselo o no a nuestra pareja dependerá del nivel de desarrollo en el que se encuentre la relación de pareja.

Voy a darte un ejemplo: José y María está casados. María invita a una amiga frecuentemente a la casa y José se siente atraído hacia ella. Entonces él se atreve a decirle a su esposa: “Mi amor, preferiría que no invites a tu amiga a casa porque siento cierta atracción por ella y no quisiera que este sentimiento crezca… Mejor se reúnen en casa de ella o en otro lugar… Quiero serte fiel inclusive con mis ojos y mi pensamiento”.

Tal honestidad debiera afianzar la confianza entre los dos, si María es una mujer inteligente y segura de sí misma. Él no le oculta nada ... ¿qué más pedir?

En una relación sana, simétrica y equilibrada, donde existen los tres ingredientes: Fidelidad, Comunicación y Confianza, podríamos comunicar a nuestra pareja que nos sentimos atraídos por otra persona con total naturalidad, porque ambos sabemos que sentirse atraídos por alguien no significa que se sienta amor. Y, además, los dos tienen claro que su pareja no alimentará esa atracción ni la hará crecer porque hay un pacto de fidelidad.

En cambio, en una relación menos evolucionada, contar a nuestra pareja que nos atrae otra persona puede causar graves problemas y generar celos y desconfianza. 

¿Qué tipo de relación es aquella en la que no existe plena confianza en tu pareja? ¿Es realmente una relación de pareja o es otra cosa? ¿Qué harías tú de encontrarte en esa situación?





--------------------------------------------------------
Cecilia Alegría, La Dra. Amor (www.ladoctoraamor.com): Consejera de Parejas, Love and Life Coach, Conferencista Internacional, Periodista y Conductora de Radio y TV. Destaca en los Medios Latinos en Miami dando consejos sobre cómo triunfar en el terreno amoroso y ayudando a miles de parejas a resolver sus problemas. Forma parte del grupo fundador de profesores del programa Universidad de la Familia.

Ha publicado diez libros entre los que se encuentran: Comunicación Afectiva=Comunicación Afectiva (Espasa Calpe, España, 2000). 120 preguntas y respuestas para ser mejores personas (Editorial Norma, Colombia, 2004), No hay amor más grande (Editorial Aragón, USA, 2012), Amando un Día a la Vez (Ediciones Varona, U.S.A. 2015), Al rescate de tu comunicación de pareja (Ediciones Varona, USA 2017), Sexo Sagrado y Lazos del Alma (Indie Publishingnbsp, 2018), Alessia (Book Master Corp. 2019)

(Bohemia. Enero 11, 1942) Herminia Agramonte Simoni, hija de Ignacio y Amalia, presidió el homenaje que le rindió Camagüey al Mayor en el centenario de su nacimiento


 

Autumn


Gaspar, El Lugareño Headline Animator