Thursday, July 2, 2020

Amarte (un poema de Janisset Rivero)


Quiero amarte de día, con las puertas abiertas,
y el sol alumbrando tu cuerpo.

Amarte sin medida, con la caricia del viento
en mi cabello,
y el resplandor del día en tu pupila.

Olvidando la noche y su vigilia,
el dolor inexorable del tiempo,
la nostalgia, el olvido…

Con el alma y la piel,
con el fuego primero;
entregarte el corazón…
que arda en tus manos.

Amarte porque no queda mucho,
o porque queda la vida;
porque aun nos vibran sueños,
o porque se perdieron.

Amarte con las puertas del día
abriéndose en mi pecho.




--------------------
Janisset Rivero (Camagüey, 1969) ha publicado los libros de poesía Ausente, editorial Aduana Vieja, octubre 2008 y Testigo de la noche, Editorial Ultramar, Miami, 2014.

Calles y callejones de Camagüey: Callejón de Domingo Castillo, Brígida Agüero y Agüero (por Marcos A. Tamames-Henderson)

Nota del blog: Cada jueves se publica en el blog, gracias a la cortesía de Marcos Antonio Tamames-Henderson, una selección de su nuevo libro Calles y callejones de Camagüey. Entre la leyenda y la historia. 




Nace en el callejón de Jaime y se extiende hasta la calle de la Soledad. Su nombre está asociado a don Domingo Castillo, propietario de los terrenos donde se edificaron las construcciones que allí existían en 1888, según apunta Lasqueti. En la primera mitad del siglo XIX el Fondo de Anotaduría de Hipoteca relaciona entre los vecinos de este eje a Catalina Castillo y Lucía Castillo, probablemente descendientes de don Domingo. El 3 de noviembre de 1864 don Salvador Fon posee “una casita oculta por el callejón de Domingo Castillo” que pertenece a la no. 36 de la calle Soledad, la que su propietario presenta para cubrir $ 4300 de don Martín Serra y Hermanos, construcción que está grabada a $ 200 del convento de San Francisco y está ubicada en la esquina izquierda siguiendo la dirección de Jaime a Soledad. 

En cuanto a su cambio de nombre no es hasta el 21 de diciembre de 1927 que el DSAMC revela su potencialidad al incluirlo dentro de los ejes que mantienen su topónimo tradicional; pero la propuesta para su rebautizo no se presentó hasta la década del 50 y estuvo a cargo de la Orden de la Gran Logia de la Perseverancia. El portador del acuerdo de La Perseverancia fue el concejal Manuel Hernández Medina, quien en sesión del 16 de marzo de 1955 informa el interés de la logia de homenajear a la poetisa Brígida Agüero y Agüero. Se toma entonces el acuerdo de que el concejal se informe bien acerca de los méritos de la fémina para merecer este homenaje. 

Hernández Medina cumple con el acuerdo en sesión del 21 de marzo de 1955 e informa que la señora Brígida Agüero y Agüero “fue hija del distinguido poeta Francisco Agüero y Estrada, la que heredó el sentimiento poético de su papá y fuera alumna sobresaliente de las clases de literatura de la Sociedad Filarmónica de Puerto Príncipe, habiendo cosechado grandes éxitos en el año 1861”. Para apoyar su propuesta el concejal refiere la obra de Lasqueti y acota que “el nombre de Domingo Castillo, que hasta hoy ha tenido ese callejón, se debe a que el dueño de esa parcelación se llamó Domingo Castillo, sin tener ninguna historia digna de mención”. 

A pesar del aval presentado la sugerencia despierta serias polémicas entre los miembros del Ayuntamiento. El principal opositor, el concejal Serrano Ferrer, opina que el cambio de nombre de las calles de esta ciudad, “tiene perdido a los policías y los carteros, y a todos los que se dedican al servicio público, sin saber dónde dirigirse”, argumenta, también que, “si respeto merece la tradición de los pueblos, esas calles no deben cambiársele los nombres, pues hay bastantes repartos nuevos a quien ponérselos”; reitera “además, ya en Camagüey no hay cartero ni policía que pueda rendir un servicio adecuado por el cambio de nombre a cada paso”. Haciendo uso de democracia el presidente somete a votación nominal el asunto y es aprobado por mayoría el cambio de nombre. 

Así, desde 1955 rindieron los camagüeyanos homenaje a Brígida Agüero y Agüero (Puerto Príncipe, 1837 — 1865), la hija del poeta Francisco Agüero y Estrada, El Solitario la autora de “Retrato de una señorita” (1858); “Ecos del alma”, “Inspiración”, “La fe cristiana” y “Flores del alma” (1859); “Lo Bello”, “A la señora doña Gertrudis Gómez de Avellaneda”, “A la Virgen”, “El encuentro” y “Las Artes y la Gloria” (1860), entre otras. Domingo Castillo o Brígida Agüero, como se reconoce indistintamente, dista del área Patrimonio Cultural de la Humanidad, pero forma parte del Centro Histórico. 


--------------------------------------
Marcos Antonio Tamames-Henderson (Jamaica, Guantánamo, 1961). Lic. Historia del Arte (1997), MSc. en Historia del Arte y en Conservación y Rehabilitación de Centros Históricos (2007). Miembro de la Uneac, Unaic, Unhic. La Editorial Ácana ha publicado sus libros De la Plaza de Armas al Parque Agramonte. Iconografía, símbolos y significados (2001, 2da ed. 2003); Tras las huellas del patrimonio (2004); La ciudad como texto cultural. Camagüey 1514-1837 (2005); Una ciudad en el laberinto de la ilustración (2009) y La cofradía de los signos urbanos (2012). Premio Especial Roberto Balmaceda (Uneac, 2002), Juan Marinello (2006), Juan Torres Lasqueti (2005, 2010, 2011 y 2012), Ensayo Histórico Enfoque (2007), Crítica Histórica José Luciano Franco (2005), Publicaciones, teoría y crítica en el V Salón de Arquitectura (2005) y Jorge Enrique Mendoza (2004), entre otros.

Wednesday, July 1, 2020

Del Monumento a Ignacio Agramonte, en Camagüey (por Carlos A. Peón-Casas)


El 24 de Febrero de 1912, en el que fuera hasta ese minuto el Parque Central de la ciudad, antes de Armas, de la Reina, y de Recreo en su evolución bien conocida, era, rebautizado, para toda posteridad, y en acto de cumplida justicia, con el nombre de nuestro Ignacio Agramonte.

De aquel hecho retomamos algunos pormenores, a nuestro ver, poco aireados, y ciertamente muy interesantes, acerca de su ideación y final emplazamiento del Monumento al Epónimo.

Sorprenderá quizás a algunos de mis curiosos lectores, como acaso a mismo a la hora de redactar estas líneas, que el proyecto original del monumento debía tener como lugar de su emplazamiento al Casino Campestre.

Tal fue el parecer de la primitiva comisión creada para tal asunto, presidida por el Sr. Raúl Lamar Salomón, quien fungía igualmente como máxima figura en aquel minuto, de la Benemérita Sociedad Popular de Santa Cecilia.

Aunque la propuesta en particular para que su ubicación fuera en el Casino Campestre, correspondería al Sr. Walfredo Rodríguez Blanca.


Pero a sugerencia de la Prensa local y siendo igualmente el sentir de una parte del pueblo camagüeyano, se discutió la propuesta del Parque Central como sitio de emplazamiento, defendida con toda dignidad por el Comandante Enrique Recio Agüero, en una junta especial donde acabo imponiéndose finalmente.

La colocación de la primera piedra tenía lugar el 20 de mayo de 1902. Del hecho da constancia un Acta levantada por el Dr. Arturo Roca Silveira. No faltó la oportuna bendición que impartió el P. Manuel Martínez Saltage, el mismo que recibió el cadáver augusto del Mayor, junto al reverenciado Beato Olallo, cuando fuera traído al entonces hospital de San Juan de Dios tras su caída en Jimaguyú. Le acompañaban en aquel acto, los también sacerdotes Rafael Sosa y Felipe Llanos.

Un par de urnas fueron depositadas en los cimientos: en la primera se contenía la pieza de granito fundante, y en los otros dos ejemplares de periódicos locales e circulación: Las Dos Repúblicas y Patria y Libertad.

Junto a ellos, y tal como lo indicaba la costumbre para tales ocasiones: dos monedas de plata, una peseta española, y un cuarto de peso americano, como testimonios de las monedas circulantes en aquel minuto.

Salvatore Buemi, junto al monumento
Foto publicada en Bohemia. Marzo 3, 1912
---------

El proyecto del monumento a Agramonte tuvo diecisiete propuestas distintas que fueron sometidas a la Comisión o Junta para su evaluación. Como es de todos conocido el proyecto ganador los fue el del escultor italiano Salvatore Buemi.

Los miembros de aquella Junta la conformaron jueces muy capaces incluyendo a los señores Enrique Loret de Mola, Raul Lamar, el R.P. Santiago Ollé, Juan Albaigés, Orlando Freyre, Benito Rodríguez y Aurelio Barrios.

Tras el consabido fallo, se firmó el contrato de ejecución de la obra que rubricaron el Sr. Raúl Lamar, por la Junta, y el artista Buemi. El hecho ocurría el 4 de junio de 1910. El legado cubano en Italia de la época Miguel Campos Caraveda, la rubricó igualmente en aquel país el primero de agosto del mismo año.

Se dice que la estatua fue inspirada por la erigida a Bolívar en Caracas. El costo de su ejecución ascendió a 16.000 pesos, recaudados por suscripción popular durante diez años, gesto siempre respaldado por los directivos de la Sociedad Popular.

Foto publicada en Bohemia. Marzo 3, 1912
---------

La ciudad recordará siempre el minuto de su inauguración, acaecido el 24 de febrero de 1912, de la que da testimonio una foto de aquel minuto. El entonces Presidente de la Popular, Walfredo Rodríguez Blanca, hizo entrega de la Obra al Alcalde, y el Dr. Alfredo Zayas y Alfonso, la recibiría a su vez de manos del burgomaestre, el Sr, Arturo Fernández(1).
.
-------

------------------------
1. Centenario de Agramonte. Programa -Souvenir. Camagüey, 1941.

Tuesday, June 30, 2020

(Argentina. Año 1954) Alicia Alonso aseguró sus piernas por 4 millones de pesos

Según reportó Bohemia el 12 de septiembre de 1954, around esa fecha, Alicia Alonso aseguró sus piernas en Buenos Aires, por 4 millones de pesos.


La Virgen de la Caridad del Cobre, junto a José Martí, en la cima del Pico Turquino


Encuentro de casualidad, sin tener idea de que había ocurrido, que la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre fue ubicada en el mes de julio del año 1954, en la mayor elevación de la topografía cubana, la cima del Pico Turquino, muy cercana al monumento martiano que aun permanece y que fue emplazado en mayo de 1953.

Un grupo de profesores y alumnos de las Escuelas Pías, de la Vibora, Habana, encabezados por el Dr. Pedro M. Santana, quien junto a su esposa la Dra. Gladys Sigarreta, ideó y organizó el homenaje a la Virgen de la Caridad, en el Año Mariano de 1954.

La imagen de la Virgen sobre su pedestal quedó presidiendo, junto a José Martí, el punto cubano donde más cerca están la tierra y el cielo.

No se cuando fue removida la imagen de la Patrona de Cuba de este maravilloso lugar, pero en la historia quedó grabado el homenaje que le rindieron un grupo de cubanos en nombre de todos sus hijos.

Comparto la detallada reseña de como fue concebido y materializado este loable suceso, que aparece en la revista Bohemia, en su edición del 12 de septiembre de 1954. (JEM)

 

Resolviendo conflictos de manera saludable (por Cecilia Alegría, La Dra Amor)

Nota  del blog: Espacio semanal de  Cecilia Alegría, La Dra. Amor,  dedicado al amor de pareja.


Uno de los sinsabores más grandes que una pareja puede tener es un conflicto no resuelto que duele, que deprime el alma y que nos desconecta y aleja del otro. Pero los conflictos en sí mismos no tendrían por qué destruir la relación.

Hay dos clases de conflicto de pareja: Destructivo o Saludable. El conflicto saludable es la antesala de mayor y más profunda intimidad. Puede facilitar la comunicación, el entendimiento, la confianza y el respeto mutuo. Esto sucede cuando la pareja decide manejar sus diferencias y sus desacuerdos de manera constructiva. A través del conflicto saludable podemos descubrir las necesidades y emociones más importantes de nuestra pareja. Podemos averiguar lo que la hace sufrir, lo que la hace experimentar miedo, lo que la hace molestarse, lo que la hace llorar.

Lo primero que tenemos que hacer para que nuestra discusión sea saludable es abrir nuestro corazón al otro. Cuando estamos frustrados, heridos o molestos, el corazón se nos cierra. Y cuando el corazón se cierra, somos proclives a reaccionar de forma poco amorosa, con ira, resentimiento o amargura, defendiéndonos con garras del supuesto "ataque" del otro. El corazón cerrado es el que nos impide tener una conversación compasiva en medio de un desacuerdo. Entonces, dado que queremos cambiar la dinámica de nuestra relación...cómo nos movemos de un conflicto perjudicial a uno saludable?

Disminuyendo, sobre todo y ante todo, nuestra tendencia a sentirnos ofendidos. Aprendamos a soportar mejor -no solamente a nuestro ser amado sino también las diversas circunstancias ingratas de nuestra relación-, disminuyendo nuestra irritabilidad ante las ofensas. Aún más, la meta sería llegar a considerar que lo que acabamos de escuchar NO es una ofensa y que nuestro ser amado NO tiene la intención de herirnos.

4 PASOS PARA ABRIR EL CORAZON Y RESOLVER CONFLICTOS

1) Decida detener la escalada del conflicto. Pídale al otro parar para distanciarse físicamente hasta que las emociones de ambos estén controladas. Dígale a su pareja que va a volver a conversar con ella cuando los corazones de ambos estén otra vez abiertos y predispuestos a un diálogo constructivo.

2) Trate de entender lo que está sintiendo y dése cuenta de cuántas de esas emociones se basan en una distorsión de la realidad: lo que usted siente NO es lo que está pasando. Lo más probable es que usted esté suponiendo lo peor de su ser amado, adjudicándole malas intenciones cuando en realidad la otra persona no quería herirlo(a) premeditadamente.

3) Cuando esté listo(a), converse con su pareja madura y civilizadamente, con compasión en sus ojos y en su corazón. Si no llegan a un acuerdo, respeten que tienen opiniones y modos de percibir y ver la situación diferentes y que ninguno tiene más razón que el otro.

4) Decidan terminar la discusión con un abrazo. Pídanse perdón, de ser necesario, por haber herido sin querer al otro y díganse las palabras mágicas que abren cualquier corazón: "Te amo, mi amor".



---------------------------------------------------------
Cecilia Alegría, La Dra. Amor (www.ladoctoraamor.com): Consejera de Parejas, Love and Life Coach, Conferencista Internacional, Periodista y Conductora de Radio y TV. Destaca en los Medios Latinos en Miami dando consejos sobre cómo triunfar en el terreno amoroso y ayudando a miles de parejas a resolver sus problemas. Forma parte del grupo fundador de profesores del programa Universidad de la Familia.
Ha publicado diez libros entre los que se encuentran: Comunicación Afectiva=Comunicación Afectiva (Espasa Calpe, España, 2000). 120 preguntas y respuestas para ser mejores personas (Editorial Norma, Colombia, 2004), No hay amor más grande (Editorial Aragón, USA, 2012), Amando un Día a la Vez (Ediciones Varona, U.S.A. 2015), Al rescate de tu comunicación de pareja (Ediciones Varona, USA 2017), Sexo Sagrado y Lazos del Alma (Indie Publishingnbsp, 2018), Alessia (Book Master Co 2019)

Dave Matthews Band


Monday, June 29, 2020

No es lo que importa (un poema de Félix Luis Viera)

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.


No es lo que importa

                                   En el tronco de un árbol
                                   una niña,
                                   grabó su nombre…

                                   Canción

                                      A Rafael Alcides


Junto al tronco de un árbol siempre habrá una
   niña
que en realidad es una muchacha.
La niña que es una muchacha grabará su nombre
en la corteza del tronco de un árbol;
siempre lo estará grabando.
Nunca se sabrá para quién, personalmente, graba
su nombre,
no es lo que importa.
Pero la niña, o sea, la muchacha, siempre estará
grabando su nombre en la corteza del tronco
        de un árbol,
hasta el infinito
hasta el Amor.

Julio 1989





Non è quel che importa

                                     Nel tronco di un albero
                                     una bambina,
                                     incise il suo nome…

                                      Canzone

                                          A Rafael Alcides


Accanto al tronco di un albero ci sarà sempre una
   bambina
che in realtà è una ragazza.
La bambina che è una ragazza inciderà il suo nome
nella corteccia del tronco di un albero;
sempre lo starà incidendo.
Mai si saprà per chi, personalmente, incide
il suo nome,
non è quel che importa.
Ma la bambina, ossia, la ragazza, sempre starà
incidendo il suo nome nella corteccia del tronco
       di un albero,
fino all’infinito
fino all’Amore.

Luglio 1989



----------
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado, entre otros libros, siete poemarios, tres volúmenes de cuento y siete novelas.

Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.

En 2019 recibió el Premio Nacional de Literatura Independiente “Gastón Baquero”, otorgado por Neo Club Press, Vista Larga Foundation y otras instituciones culturales cubanas en el exilio.

Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.

----------------------------------------------
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960. Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros. Cuenta en su haber con un amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari. Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.

Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.

(Social. Septiembre 1930) Gente del Camagüey


Sunday, June 28, 2020

Ballet "5 tangos" (por Florencia Guglielmotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada al Ballet y la Danza, a cargo de la la ballerina, coreógrafa y profesora Florencia Guglielmotti.


“5 tangos” es una de las obras más destacadas del coreógrafo neerlandés Hans van Manen, junto a Jiří Kylián uno de los principales exponentes del ballet de los Países Bajos. Fue estrenada el 3 de noviembre de 1977 por el Deutch National Ballet, en Amsterdam. La música fue compuesta por Astor Piazzolla y los vestuarios creados por Jean-Paul Vroom. En la premiere los roles principales estuvieron a cargo de Sonja Marchiolli y Clint Farha.


Esta obra en un acto está integrada por cinco piezas del reconocido músico argentino e interpretada por catorce bailarines, siete mujeres y siete hombres. El ballet carece de argumento pero cada una de sus partes muestra un carácter diferente. En esta coreografía, Van Manen combina poses y movimientos típicos del tango, y la sensualidad emanada de esta danza ciudadana, con la rigurosidad técnica de la danza académica.


Siendo una de las obras más representadas del coreógrafo neerlandés, “5 tangos” ha sido incorporada al repertorio de importantes compañías de danza en todo el mundo, entre ellas el Berlín Ópera Ballet, el Stuttgart Ballet, el Royal Ballet, el Houston Ballet y, por supuesto el Het Nationale Ballet.



------------------------------
Florencia Guglielmotti reside en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). Es Profesora de Danza (titulada en la Escuela Nacional de Danzas "María Ruanova"), Licenciada y Profesora de Artes (recibida en la Universidad de Buenos Aires). Cursó estudios en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba. Es Miembro de International Dance Council CID (UNESCO).

Actualmente se desempeña como Profesora de Danza Clásica y como Profesora Titular de Historia de la Danza en la Escuela Superior de Enseñanza Artística "Aída V. Mastrazzi". florenciagu@gmail.com

(Bohemia. Marzo 8, 1914) Funerales, en La Habana y Camagüey, de Salvador Cisneros Betancourt, Marqués de Santa Lucía

Salvador Cisneros Betancourt,  Marqués de Santa Lucía, (Febrero 10, 1828 - Febrero 28, 1914).



O'Lord (by Lauren Daigle)


Saturday, June 27, 2020

¿Cómo enfrentar las dificultades? (por Orlanda Torres)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, gracias a la cortesía de la psicóloga Orlanda Torres, quien ha aceptado la invitación a compartir con los lectores sus consejos y reflexiones sobre los conflictos cotidianos.


Todos enfrentamos a lo largo de la existencia, situaciones adversas, esto forma parte de la vida, nadie puede tener una vida sin dificultades, pero ¿cómo hacerle frente a estas adversidades?

Muchos creen que evadiendo los problemas es el mejor remedio, salir de compras, vacaciones, entre otras actividades pueden ser la clave de la solución, pero en realidad ese no es la actitud más aconsejable. Mientras ignoremos el problema de ese modo, sólo le estamos poniendo un parche a la dificultad, pero no logramos con eso solucionarla, hay que enfrentarla y buscar las estrategias más adecuadas para darle su debida solución y así lograr que las cosas puedan resolverse, prestándole atención y enfocarse en el problema.

Existen situaciones muy duras de enfrentar, pero hay que saberlas manejar y no huir de ellas, como por ejemplo: la pérdida o muerte de un ser querido, la ruptura de un matrimonio o de un amor de varios años, una grave enfermedad, problemas con la familia, hijos, dificultades en el centro laboral, todo esto nos genera grandes cambios en nuestro ser, sentimientos encontrados que muchas veces nos sumergen en la depresión angustia. Para algunas personas resulta más fácil asimilar la situación, pero para otras personas esto requiere de un largo periodo de tiempo, a veces meses o años.

No olvidemos que las circunstancias adversas pueden ser útiles para el individuo, porque originan que la persona reevalúe su comportamiento, busque soluciones y nuevas alternativas de vida.

La familia en muchos de los casos juega un papel fundamental, pero la mayor parte depende de cómo el individuo acepte el problema, si esa persona admite la dificultad como un hecho real e inevitable empieza a construir defensas para poder tolerar los hechos y seguir avanzando.

Se ha demostrado que las personas que sufren de una enfermedad terminal si logran tener un buen estado de ánimo y una buena aceptación de la enfermedad es posible que puedan durar más tiempo del que se les haya diagnosticado; así mismo las pérdidas o duelos también tienen su proceso, cuando se hace conciencia de que es una ley inevitable de la vida y que nadie puede escapar de este proceso, es más factible que la persona acepte esa pérdida como un hecho normal en su recorrido. Todos en algún momento viviremos periodos de pena y dolor, pero si nos estancamos en ese mal momento estaremos perdiendo todo lo bueno que el presente pueda construirnos.

No dejemos pasar las oportunidades por estar siempre sumergidos en el pasado, en el sufrimiento y en lo que posiblemente ya no se pueda solucionar.

Ponerle siempre una actitud positiva a la vida, nos llevará a obtener mejores resultados.




-------------------------------------

Orlanda Torres: Psicóloga, Escritora, Educadora, Orientadora Motivacional.
Autora de los libros: "Volando en Solitario" año 2015, Guayaquil - Ecuador. (Disponible en Amazon Kindle). "Los símbolos del Amanecer" (Editorial Voces de Hoy, 2020)
-Estudió en Miami Dade College: Certificate of Florida “Child Development Associate Equivalency”. Maestra de Educación Preescolar e Infantil en la ciudad de Miami.
-Licenciada en Psicología graduada en el 02/2017 - Atlantic International University.
-Orientadora Motivacional y Conferencias pueden contactar a Orlanda Torres a través de la página que administra www.fb.com/vivencialhoy
Publicaciones en Revista Sapo - Santiago de Chile – 2016
-La Estancia en el Paraíso de los Sueños
-Relación de Pareja y su gran Desafío
-Es la Felicidad una Elección
Conferencia en Radio - Miami, Florida
-Positivo Extremo Radio: Entrevista 123Teconte “Regreso a Clases y La Adolescencia”
-¿Como aprender a ser feliz?- Edificio Trade Building-.Innobis Coworking, Guayaquil - Ecuador
-La Inteligencia Emocional en la Relacion de Pareja- WENS Consulting Group, Guayaquil - Ecuador
Publicaciones en Revista Sapo - Santiago de Chile – 2018
- Ser Mujer
Administra:
www.vivencialhoy.blogspot.comwww.facebook.com/vivencialhoyFacebook.com: Orlanda Torres
Instagram: orlanda.torres.3
orlandatq@gmail.comtorres_q@yahoo.com

Oda a la guagua (por Baltasar Santiago Martín)


Buenos días, guagüeros y guagüeras. Hacía mucho tiempo que no escribía un poema, o mejor dicho, que no "bajaba". En la madrugada de anoche, como a las 3 y media, este poema comenzó a escribirse en mi cabeza, y tuve que levantarme a escribirlo.

Creo que la guagua cubana, mucho más que un eficaz medio de transporte -sobre todo antes de 1959, e incluso hasta antes del período especial-, ha sido todo un símbolo de integración racial, de armoniosa convivencia de toda la gama de colores nacionales, porque ser cubano desborda el estrecho marco de esa paleta.

Ahora que el racismo en los Estados Unidos está puesto en la picota, quiero hacerle mi modesto homenaje a esa guagua cubana donde nunca necesitamos a una Rosa Parks como aquí.


Oda a la guagua

(lo mismo las General Motors de la COA, que las Leyland “enfermeras” de puertas de madera)

Para César Beltrán, Yin Pedraza Ginori y Rolando Díaz


¡Oh, querida guagua!
de motor trasero o en el medio,
cambios automáticos o palanca,
y suave ronroneo:
por tus ventanillas se pudo ver pasar
el inefable océano de la Cuba urbana,
y transitar por tu pasillo
lo mejor y más obrero
de mi dulce Habana
–donde por suerte nunca necesitamos una Rosa Parks–;
cuando por ocho centavos
–hoy quiero llamarles “quilos prietos”,
negros, mulatos, blancos, chinos y jabaos
–daba igual sentados que parados–
iban lo mismo de La Lisa hasta la Terminal,
que de nuestro Guanabo para el Parque Central.



Baltasar Santiago Martín Garrote
Hialeah, el Marianao de Miami
Miércoles 24 de junio de 2020,
comienzo oficial del verano

(Bohemia. Julio 28, 1935) La palabra de Dalia Iñiguez. Por Emilio Ballagas


Friday, June 26, 2020

Deseo (un poema de Thelma Delgado)


Quiero ser mariposa de tu jardín
Cenzontle que te despierta muy temprano
La luna que resbala por tu espalda
En las cálidas noches de verano.

El color del atardecer
Y luciérnaga en tu noche estrellada
Quiero saborear tu dulce miel
Y ser de tu fuego intensa llamarada.

Ser tú antes y después
Brisa que impulsa tu velero
Tu ayer, tu hoy y tu mañana
Habitar en tu corazón, tan solo eso quiero.


----------
Ver
Página de Thelma Delgado en el website del Cultural Council of Palm Beach County

Thursday, June 25, 2020

(Bohemia. Julio 8, 1951) El traslado de los restos del Apóstol Martí

A fines de junio de 1951, fue inaugurado en el Cementerio Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, el mausoleo donde se encuentran las cenizas de José Martí.

Los restos del Apóstol cubano, antes de ser depositados en el mausoleo actual, recibieron homenaje en el Palacio del Gobierno Provincial de Oriente.

Comparto el reportaje Bohemia, en su edición del 8 de julio de 1951. (JEM)

que publicó

Contigo (un poema de Janisset Rivero)


Sufro contigo,
me echo el dolor de tu piel
sobre mi alma.
No le temo al abrazo
en el llanto;
ni reniego del tiempo
nublado que nos toca.

Lloro tus lágrimas
con mis ojos abiertos,
despojados de alguna coraza
protectora.

Tiemblo contigo en la desdicha,
la impotencia, el cansancio…


Y sueño,
sobre todo sueño
junto a ti
un paraje de sol y árboles mansos,
de mar plateado y luna nueva.



--------------------
Janisset Rivero (Camagüey, 1969) ha publicado los libros de poesía Ausente, editorial Aduana Vieja, octubre 2008 y Testigo de la noche, Editorial Ultramar, Miami, 2014.

Calles y callejones de Camagüey: Callejón del Desengaño o de la Cruz, Eugenio Sánchez (por Marcos A. Tamames-Henderson)

Nota del blog: Cada jueves se publica en el blog, gracias a la cortesía de Marcos Antonio Tamames-Henderson, una selección de su libro Calles y callejones de Camagüey. Entre la leyenda y la historia.   

Foto cortesía de Joop Siroop
---------------------------------------------

Nace en Carretera Central Oeste y en su trayecto ofrece fin a la calle del Matadero cruza San Gabriel o San Mateo, San Rafael y San Clemente; da cierre a San Isidro (D) y a la del Santo Cristo para cortar luego a San Luis Beltrán, del Cielo, San Lorenzo, San Diego y el callejón de Sedano para disolverse en San Ramón. 

Juan Torres Lasqueti argumenta en su obra que se le reconoce como Desengaño “porque pasa por delante del cementerio”. Documentalmente aparecen referencias de su existencia como calle de la Cruz entre 1813 y 1817, período muy cercano a la inauguración del Cementerio General (1814), por lo que debió ser el tramo recorrido en el traslado de los cadáveres el que le diera el popular nombre que alude a la Cruz, símbolo de la muerte de Jesús de Nazaret para los seguidores de Cristo, signo de la profunda religiosidad de los camagüeyanos que interpretaban en la muerte un acto de liberación. Recordemos que carente de una gran montaña en la que erigir un monumento a este icono religioso se encargaron los principeños de colocarla en las fachadas de aquellas casas que participaban del Vía Crucis en Semana Santa. Asociado a este criterio, de profunda raíz popular, se encuentra el apelativo Desengaño con el que también se reconoce esta calle, sentido que pudiera asociarse al epitafio que acompaña la tumba de Dolores Rondón, una de las más hermosas leyendas de la región:
Aquí Dolores Rondón
finalizó su carrera,
ven mortal y considera
las grandezas cuales son:
el orgullo y presunción
la opulencia y el poder,
todo llega a fenecer
pues solo se inmortaliza
el mal que se economiza
y el bien que se puede hacer.
Curiosamente también el centro de Madrid posee una arteria con el nombre Calle de Desengaño y como explicación se cuenta la leyenda en la que dos caballeros que iban a batirse en ella, al parecer por el amor de una dama, en el momento de cruzar los aceros se hizo presente una misteriosa sombra negra a la que los dos hombres siguieron, olvidando su querella. Después de una larga búsqueda encontraron sobre una tapia un repugnante cadáver que provocó en los espadachines la frase: “¡Qué desengaño!”. 

El cambio de nombre de este eje está entre los primeros finalizado el dominio colonial español y aparece bajo solicitud de sus vecinos, cuando el 6 de marzo de 1899 se lee en sesión del Ayuntamiento una instancia en la que pide el cambio de Desengaño por el de Eugenio Sánchez. No se han localizado las circunstancias en las que se tomó el acuerdo por parte de los concejales del Ayuntamiento. Un análisis de las coordenadas de este período hace suponer que fue de manera inmediata. Por su lado, informe suministrado por secretaría el 4 de marzo de 1919 a solicitud del concejal Salvador Paisán N. de la Cabada, indica que el cambio se había aprobado, rindiendo homenaje así a Eugenio Sánchez Agramonte (Puerto Príncipe, 1865-La Habana, 1933), el general de brigada y médico cirujano que ingresó al EL el 6 de junio de 1895 bajo el mando del mayor general Máximo Gómez y que fuera nombrado jefe superior de Sanidad Militar el 4 de diciembre, desde cuyo cargo elaboró el proyecto de la ley orgánica militar que aprobara el consejo de gobierno semanas después y renovaría en marzo del año siguiente, ambos implementados personalmente a lo largo de toda la isla. Fue uno de los nueve generales cubanos invitados por los norteamericanos a la ceremonia del cambio de poderes en la isla el 1ro. de enero de 1899 y secretario de Agricultura del gabinete del segundo gobierno del presidente Mario García Menocal entre 1917 y 1921.

Gerardo Castellanos, en Pensando en Agramonte, la refiere dentro de sus reflexiones: “¿Por qué suprimir su nombre a la calle de Alegrías y a la de Desengaño, y a la de Micaelita, y a la Palma, y a la de Ángeles, y a la Arrieta, y así a otras de clásico colorido local?”. 

De Desengaño, como se le llama cotidianamente, pertenecen al Centro Histórico las cuadras limitadas por San Gabriel o San Mateo y Sedano.



--------------------------------------
Marcos Antonio Tamames-Henderson (Jamaica, Guantánamo, 1961). Lic. Historia del Arte (1997), MSc. en Historia del Arte y en Conservación y Rehabilitación de Centros Históricos (2007). Miembro de la Uneac, Unaic, Unhic. La Editorial Ácana ha publicado sus libros De la Plaza de Armas al Parque Agramonte. Iconografía, símbolos y significados (2001, 2da ed. 2003); Tras las huellas del patrimonio (2004); La ciudad como texto cultural. Camagüey 1514-1837 (2005); Una ciudad en el laberinto de la ilustración (2009) y La cofradía de los signos urbanos (2012). Premio Especial Roberto Balmaceda (Uneac, 2002), Juan Marinello (2006), Juan Torres Lasqueti (2005, 2010, 2011 y 2012), Ensayo Histórico Enfoque (2007), Crítica Histórica José Luciano Franco (2005), Publicaciones, teoría y crítica en el V Salón de Arquitectura (2005) y Jorge Enrique Mendoza (2004), entre otros.

El baile (por Teresa Fernández Soneira)


Nunca olvidaré aquellos días de carnaval en el Prado de La Habana cuando la música y el baile de las comparsas callejeras lo llenaban todo. Aunque aún eran una niña, mis padres me llevaban a ver a los bailadores de comparsas con sus farolas. La cadenciosa y contagiosa percusión, el sonido parejo con el que marcaban el paso los danzantes al rozar sus zapatos al unísono, contra el asfalto de las calles, y sus movimientos rítmicos (la zandunga), eran para mí de poderosa atracción. En aquella época el pueblo de La Habana se desbordaba por las calles y talmente parecía como si la ciudad entera bailara. Esta imagen que retengo de mi feliz niñez no es una exageración o una fantasía, pues ya desde los tiempos de la colonia muchos extranjeros que visitaron Cuba dejaron sus impresiones sobre este aspecto de nuestra cultura.

En el 1840 la cubana, Mercedes Santa Cruz, Condesa de Merlín, llega a La Habana procedente de París después de muchos años de ausencia, y relata:
llevaron varias personas que estaban invitadas a pasarse el día con nosotros y el tiempo se nos fue rápidamente repartido entre el paseo, la música y la danza ya que el habanero encuentra siempre un pretexto para bailar a todas horas aun durante los más fuertes calores.
“Día de Reyes”,
 del pintor francés Federico Miahle, 1853.
De su libro Álbum Pintoresco de la Isla de Cuba
------------

Después, en el 1847, visitó Cuba el vizconde D’Hespel D’Arponville, quien también nos dejó su comentario al respecto:
El baile de que gustan con pasión, es la ocupación favorita de la juventud. El año entero es un solo baile y la isla un solo salón. Cuando no se baila en las casas particulares o en los pueblos de temporadas, se baila en la propia casa de la familia, muchas veces sin piano ni violines y con solo al compás de la voz de los bailadores.
Y hasta la poetisa gallega, Rosalía de Castro, en su novela El Caballero de las Botas Azules (1867), presenta esta simpática imagen de un baile de sociedad:
Tará-Tatá – Tará-Tatá, Niña cubana, taratatá, ¡por ti me muero! No era esto precisamente pero poco más o menos, esto era lo que querían decir algunas de las hermosas danzas americanas que en aquella noche se tocaron con un son tan dulce y arrullador que pudiera uno sentirse transportado a un bosque virgen…
- ¡Ah, mi Cuba! exclama al oír tan dulces sones la criolla. Si Ud. viera nuestros bailes, General…que danzas, ¡Dios mío! Aquello no es bailar; el cuerpo apenas hace más que dejarse arrastrar por quien lo lleva”.
- Pero observo que se fatiga Ud. y no es extraño, porque esto no es una danza, ¡es un galop infernal…si tal aconteciese en mi país!
- No hay que hablar de ello, repuso el General – con aquel calor se hubiera uno muerto como San Lorenzo.
- Pero si no hay allí calor.
- ¡Como!
- Digo, que, aunque lo haya, las lluvias y la brisa del mar emplean la atmosfera…oh, el cielo americano, ¡que cielo!.
Finalmente tenemos el punto de vista de un norteamericano quien, al poco de terminar la Guerra de Independencia, va a Cuba en plena época de carnavales. James F.J. Archibald, periodista de la revista Harper’s Weekly nos cuenta sus impresiones de un 10 de marzo de 1899 en La Habana:
Aparte de las mascaradas y de tirar bolas de harina a los transeúntes por las calles los domingos, el carnaval consiste principalmente en fiestas y bailes. Cada noche en los clubes privados y en los lugares públicos hay bailes de disfraces, algunos muy bonitos. En los teatros se elevan los pisos al nivel del escenario, se retiran los asientos y queda un espléndido salón para bailadores.
El baile cubano es peculiar cuando es visto a través de ojos norteamericanos. Hacen los bailadores un pasillo que es una mezcla de chino, turco e indio…la pareja raras veces emplea más de tres o cuatro pies cuadrados para bailar haciéndolo sin cesar y solo descansando por unos quince segundos para conversar y luego seguir bailando. Dos orquestas tocan toda la noche. Mientras una hace un receso, la otra toca, y así van alternando durante la noche. La Habana es una ciudad con gran animación tanto de día como de noche, y yo creo que, si no fuera por la disposición de que a la una de la madrugada todos los cafés están obligados a cerrar sus puertas, la gente no se retiraría a sus casas jamás.
Alguien ha dicho, y con mucho acierto, que en Cuba todo era música, producto quizás de una combinación de factores: la belleza del paisaje, la luminosidad del aire, la benignidad del clima y el arrullo perpetuo del mar que rodea nuestra isla por todas partes y que, batiendo continuamente sobre las rocas, hace su propia música con su eterno ritmo. Cuales quiera que sean las causas, lo cierto es que en Cuba a todo se le ponía música, y se daban bailes por cualquier motivo (o sin él) pues el baile es consustancial con nuestra naturaleza. “…quíteme la comida” – decía una dama del siglo XIX – “y ni lo siento, con tal de que me den música y un buen compañero”.


Baile porque es el santo de papá, o el cumpleaños de mamá; o el bautizo del hermanito. Baile porque se gradúa el primo de medicina, porque nos mudamos para una nueva casa o porque la cosecha ha sido buena. Baile porque llueve y hace calor, y porque no llueve o hace frío, pero baile, siempre baile, porque nunca faltan pretextos para hacer fiesta. En Cuba se celebraban bailes en los clubes privados, en los lugares públicos como en La Tropical o en La Polar, y en los centros regionales españoles donde se daban cita los grandes bailadores y las buenas orquestas.

Luis Victoriano Betancourt, periodista y costumbrista camagüeyano del siglo XIX, causaba carcajadas entre los lectores por el modo con que criticaba a la sociedad de su tiempo. Él decía en tono irónico:

“nada de escuela para los artesanos, nada de bibliotecas abiertas, de gimnasios públicos, de educación sólida para la mujer, pero en cambio juegos de billar, de toros, de gallos, de barajas, y luego bailes de día, bailes de noche, bailes de invierno, de verano, campestres, urbanos. Bailes de ayer, hoy, mañana, tarde, temprano, ahora y luego: bailes de aquí y de allá, de cachumba, de cangrejito, de guaracha, de repiqueteo, de rumba; bailes en fin modificados por todos los adverbios y calificativos, y por todos los adjetivos de todos los diccionarios”.
Y el temperamento fiestero quedó a los ojos de algunos extranjeros con la imagen del cubano vago, poco trabajador e indolente, y el de las mujeres fáciles, frívolas y alocadas. Pero, sin embargo, esta era una imagen falsa ya que la alegría del cubano no era, ni es, esa alegría del pecado sino la alegría de vivir. La alegría de un pueblo que trabajaba con ahínco para mejorarse y mejorar la Patria, pero que a la vez sabía disfrutar de la vida y buscaba en la música y en el baile una distracción.

“Serían las 10 de la noche y entonces estaba en su punto el baile. Bailábase con furor; decimos con furor porque no encontramos término que pinte más vivo aquel movimiento incesante de pies arrastrados muellemente junto con el cuerpo al compás de la música; aquel revolverse y estrujarse en medio de la apiñada multitud de bailadores…”. (Cirilo Villaverde, Cecilia Valdés).
Hoy en el destierro, donde todavía se conserva algo de este “ingrediente” de nuestra cultura, se llevan a cabo fiestas de 15, de graduación, en las bodas, por el día del médico, del dentista, del abogado, del contador, en Nochebuena, y en todas estas celebraciones no puede faltar su música “para echar un pie”.

Sexteto de Occidente en New York, 1926. Aparecen entre otros: Su fundadora María Teresa Vera, e Ignacio Piñeiro.
------------

Ayer y hoy en todas partes del globo terráqueo se ha bailado porque como decía Luis Victoriano Betancourt, “el baile es la risa de los pies” y cuando el alma está alegre tiene que expresar esta alegría, y el baile es la mejor manera de hacerlo. Los andaluces dicen que es saludable “menear el esqueleto” de vez en cuando, que es bueno para el cuerpo y para el espíritu esa maravillosa demostración de felicidad. Esa combinación de España con África en nuestra música; ese repique del tambor con acompañamiento de piano, trompeta, guayo, maracas, clave y cencerro, producen un desbordamiento inescapable y un goce de los sentidos que no se puede reprimir. Por eso la música cubana ha llegado tan lejos, porque es contagiosa. Y no puedo cerrar sin reproducir aquí la “elegia” que hizo del baile el simpático Betancourt, allá por el siglo XIX:
Los romanos pedían pan y circo; los hijos de Iberia piden pan y toros; pero nosotros pedimos pan y danzón; ¡Oh, jóvenes que bailáis! ¡O, padres que veis bailar! ¡Oh, sociedad que dejas que te bailen! Que hacéis todos, por Dios, ¿Por qué no salir de una vez a la cumbre de la gloria? Subid, subid, bailando. ¿No veis? Allá arriba en la gloria se baila también: a un lado Washington y Lincoln bailan; ¡al otro bailan Sócrates y Bruto…que dulce es morir bailando! No ardían tanto de amor patrio los soldados griegos al robusto son de la lira de Tirteo como la juventud cubana se entusiasma al escuchar el repique del tambor en la danza.


NOTA: este artículo fue publicado en el libro Apuntes desde el Destierro, Ediciones Universal, Miami 1989.


Carnavales de La Habana, 1956





---------------
Teresa Fernández Soneira (La Habana 1947), es una historiadora y escritora cubana radicada en Miami desde 1961. Ha hecho importantes aportes a la historia de Cuba con escritos y libros de temática cubana, entre ellos, CUBA: Historia de la educación católica 1582-1961, Ediciones Universal, Miami, 1997, Con la Estrella y la Cruz: Historia de las Juventudes de Acción Católica Cubana, Ediciones Universal, Miami, 2002. En los últimos años ha estado enfrascada en su obra Mujeres de la Patria, contribución de la mujer a la independencia de Cuba, (Ediciones Universal, Miami 2014 y 2018). El volumen I dedicado a la mujer en las conspiraciones y la Guerra de los Diez Años, y el volumen 2, de reciente publicación, trata sobre la mujer en la Guerra de Independencia. En estos dos volúmenes la autora ha rescatado la historia de más de 1,300 mujeres cubanas y su quehacer durante nuestras luchas independentistas.

Gaspar, El Lugareño Headline Animator