Tuesday, September 8, 2020

Los Mambises pidieron al Papa que la Virgen de la Caridad del Cobre fuera la Patrona de Cuba

Publico el texto de la carta que en el año 1915 un grupo de veteranos de la Guerra de Independencia, encabezados por Jesus Rabí,  enviaron al Papa Benedicto XV pidiendole que proclamara Patrona de Cuba a la Virgen de la  Caridad del Cobre.

El facsímil de este documento se conoce actualmente, gracias a la labor de investigación realizada por el P. Willy (Wilfredo Pino), sacerdote camagüeyano, actualmente Arzobispo. 
---------------------------------------------------------
Carta de Solicitud de los Veteranos de la Guerra de Independencia a S. S. Benedicto XV
(24 de Septiembre de 1915)



SANTÍSIMO PADRE:

Los que suscriben, hijos de la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana a S. S. humildemente exponen:

Que son miembros unos y simpatizadores otros, del Ejército Libertador Cubano, título que constituye el timbre de nuestra mayor gloria, por sintetizarse en él, el supremo bien de la Libertad e Independencia de nuestra Patria; que junto a ese título, ostentamos otro, que es el de pertenecer a la Iglesia Católica Apostólica Romana, en cuyo seno nacimos, al amparo de sus preceptos vivimos y de acuerdo con ellos queremos dejar de existir; y esos dos títulos hacen que hoy, reunidos en la Villa del Cobre, en donde se encuentra el Santuario de la SANTÍSIMA VIRGEN de la CARIDAD, y postrados reverentemente ante su altar, acordemos acudir a S. S. para que realice la más hermosa de nuestras esperanzas y la más justa de las aspiraciones del alma cubana, declarando Patrona de nuestra joven República a la Santísima Virgen de la Caridad del Cobre, y de precepto para Cuba, el día que lleva su Santísimo nombre, ocho de Septiembre.

No pudieron ni los azares de la guerra, ni los trabajos para librar nuestra subsistencia, apagar la fe y el amor que nuestro pueblo católico profesa a esa Virgen venerada; y antes al contrario, en el fragor de los combates y en las mayores vicisitudes de la vida, cuando más cercana estaba la muerte o más próxima la desesperación, surgió siempre como luz disipadora de todo peligro, o como rocío consolador para nuestras almas, la visión de esa Virgen cubana por excelencia, cubana por el origen de su secular devoción y cubana porque así la amaron nuestras madres inolvidables, así la bendicen nuestras amantes esposas y así la han proclamado nuestros soldados, orando todos ante ella para la consecución de la victoria, y para la paz de nuestros muertos inolvidados; y acusaría una vergonzosa ingratitud por nuestra parte, el que a los beneficios que esa Virgen excelsa nos prodiga, permaneciéramos inactivos o mudos, y no levantáramos nuestra voz ante el sucesor de San Pedro, para que haciéndose intérprete de los sentimientos del pueblo católico de Cuba y de los de su Ejército Libertador que profesan la religión de nuestros antepasados, y usando de las facultades de que se encuentra investido, declare, previo los trámites correspondientes, como Patrona de la República de Cuba a la Virgen de la Caridad del Cobre y de fiesta eclesiástica en ella, el día que lleva su santo nombre.

Por tanto,

A Su Santidad suplicamos humildemente, se sirva acceder benigno a nuestra solicitud.

Villa del Cobre a veinticuatro de Septiembre de mil novecientos quince.

(siguen las firmas que suscriben el documento)


-------------------------
Ver en el blog
(10 de mayo de 1916) Texto del Decreto que Declara a la Virgen de la Caridad del Cobre como Patrona de Cuba

Santuario del Cobre (por el P. Antonio Perpiñá, escolapio)

Foto actual del Santuario del Cobre
-----------------

Si famoso es el pueblo del Cobre por sus minas; más lo es por su vistoso Santuario, en donde se venera la más santa de las vírgenes, aquella Reina de los cielos, Madre de Dios y Madre de los hombres; aquella insigne imagen hallada milagrosamente por tres piadosos indios en la gran bahía de Nipe; imagen preciosa y venerada, que llevando al Niño Jesús en sus brazos, vióse, según la tradición y la historia, flotante sobre las aguas de aquel pequeño mar, y rodeada de magnificencia y admirables resplandores. Es lo cierto, que la Santísima Virgen ha dispensado y dispensa inmensos favores, no sólo á los piadosos Cobreños, sino a los innumerables romeros que, llevados por la más tierna devoción, acuden fervorosos de todos los puntos de la Isla para cobijarse bajo la sombra del famoso santuario, y postrarse reverentes á los pies del más santo de los altares. ¡Augustos monumentos de la piedad! ¡imágenes sagradas de la Madre del Redentor! seguid siendo, á despecho de la incredulidad, el objeto de nuestra devoción, los medianeros de nuestras súplicas, los testimonios de la divina Misericordia, nuestro refugio y nuestra esperanza en los azares y peligros de la vida.

Clame en vano la filosofia atea contra vosotros: ella, como ha dicho un sabio pintor de las bellezas del cristianismo, podrá llenar sus páginas de palabras magníficas; pero jamás los desgraciados irán á colgar ofrendas en su templo. ¡Guarda, Cuba, guarda este precioso tesoro en el fondo de tus pintorescas montañas! El es una de las más bellas tradiciones de tus indios, y de los primeros días de tu civilización; es la puerta del cielo, el arca de la alianza entre Dios y el hombre cobijado bajo el manto de su divina Madre; es aquella mansión venturosa elegida por el Señor, para hacer descender el suave maná de sus gracias y de sus misericordias en favor de los fatigados peregrinos; de aquellos devotos que fervorosos se postran al pie del altar Santo, invocando aquel dulce é inefable nombre de, Virgen y Madre de la Caridad.

"El Camagüey. Viajes pintorescos por el interior de Cuba y por sus costas". P. Antonio Perpiñá, escolapio. 1889.

Dos apuntes en el Día de la Virgen de la Caridad del año 2020 (por Joaquín Estrada-Montalván)


Si reconocemos a la Virgen de la Caridad del Cobre como patrona de Cuba y madre de todos los cubanos, es de todos, de los "buenos" , los "malos" y los "regulares" (según quien juzgue).

(Por ejemplo) Es la patrona de Cuba por petición de los mambises, pero a la vez era la patrona del "4to Batallón de Voluntarios de la Habana".

Querer apropiarse, unos u otros, de la Virgen de la Caridad del Cobre, es esfuerzo en vano. 

Imagen/Grabado de la Virgen de la Caridad del Cobre como Patrona del 4o. Batallón de Voluntarios de La Habana, 1859. 

---------------------

El hecho de que el régimen de La Habana, se ha manifestado en pleno (su vocera oficiosa, el periodista más oficial del oficialismo y la cabeza de esa estructura que la dictadura le llama "presidente del gobierno cubano") en cuanto a reconocer a la Virgen de la Caridad como símbolo de lo Cubano (el "bueno" según ellos, que a la vez este "bueno" es su todo) tiene varias positividades, dos importantes (en mi opinión):

- Salirse de la "concepción cientifica" (fábula marxista-leninista-gramsciana y otros) al reconocer la existencia de la Virgen, incluso en su dimensión sincrética juntándola con Oshún. Ya no anularán Tésis con "problemas de visión subjetiva". Ya no dirán que la "religión es "opio del pueblo" (aunque como nuevo "opio" quieran empezar a utilizarla). Ya no dirán que la religión es producto de la ignorancia y que con la instruccion de vanguardia de la escuela cubana, sería eliminada. Etc.

- Lo otro es que al parecer abandonan la "religión atea", en la que Fidel único Dios, es el Salvador de Cuba (y la humanidad). Imagino que tendrán que cerrar la Ñico López, o al menos transformar su programa materialista-religioso de Fidel Padre de Cuba a Virgen Madre de Cuba. No se enseñará más la historia de Cuba en su doble dimensión: Darwiniana: el cubano evolucionó de Guamá a Fidel (y Martí su eslabón intermedio) y la bíblica: lo anterior a 1959 es promesa y a partir del primero de enero, es nuevo testamento, cumplimiento y salvación encarnada en Fidel, o al menos tendrá que compartir su "altar revolucionario" con la Virgen.

Bienvenidas las plegarias y la aceptación de la Virgen de la Caridad (incluyendo su dimensión sincrética de Oshún) como referencia de lo Cubano. Esperemos que no ocurra como en el Imperio Romano e impongan la Veneración a la Virgen como Rito Oficial y Obligatorio.

Ermita de la Caridad. Miami. Septiembre 8, 2020


Las siete etapas del amor de pareja (por Cecilia Alegría, La Dra. Amor)

Nota  del blog: Espacio semanal de  Cecilia Alegría, La Dra. Amor,  dedicado al amor de pareja.


Muchas parejas enamoradas se preguntan si el amor y la pasión que sienten se les acabarán con el tiempo. A nadie le gusta la idea de empezar bien, con tanto entusiasmo, pasión y romanticismo para que luego los años de convivencia se encarguen de apagar la llama de esa pasión inicial.

Pues bien, para enfrentar un asunto tan complicado, nada mejor que considerar que la vida y el amor no son procesos estáticos, sino que están en permanente cambio, y así como ahora ya no somos los mismos que cuando éramos niños, así nuestra relación cambiará forzosamente con el paso de los años pero no necesariamente para mal. Por el contrario, los cambios en tu relación harán más sólido tu amor y aprenderás lecciones que te resultarán sumamente valiosas para tu crecimiento individual y de pareja.

Veamos las diferentes etapas que podemos encontrar a lo largo de una relación de pareja duradera, no necesariamente en el orden siguiente y dos o tres etapas pueden darse al mismo tiempo.

1) La etapa del cortejo o "de luna de miel"

Es la primera fase del enamoramiento, donde la pasión está a flor de piel y en muchos casos, enceguece a la gente. Hay deslumbramiento e ilusión suficientes como para no ver con facilidad los defectos de la otra persona.

2) Construcción

Cuando se conocen mejor los defectos del otro y se sientan las bases de una relación basada en la realidad y no en la fantasía o en los sueños. La amistad y el compañerismo se afianzan.

3) Rebelión

Cuando las peleas son más frecuentes debido a la disputa por quién manda a quién, o quien lleva el control de la relación. Es aquí donde la mayor parte de parejas tiende a preguntarse si el amor se les acabó. El sentimiento cambia debido a la crisis y la relación tambalea. Para salir adelante, la pareja deberá aprender a negociar, para lo cual, en muchos casos, es recomendable asistir a terapia.

4) Colaboración-sociedad-negociación

Cuando los esposos se convierten en "socios" y hay mayor preocupación por el asentamiento financiero, por generar vías de crecimiento económico que le brinden estabilidad a la familia. Se reparten las responsabilidades y se comparten las obligaciones. Esta fase se vuelve prioritaria cuando llegan los hijos.

5) Explosión

Cuando ante situaciones difíciles (como la muerte de un familiar, la mudanza, el desempleo o la enfermedad) la pareja pone en riesgo su estabilidad. Si sobreviven a esos momentos complicados, saldrán fortalecidos de ellos y la relación de pareja se tornará más sólida.

6) Reunión

Cuando los hijos se van y entonces la pareja tiene que plantearse el reto de volver a gozar de la compañía mutua ahora que el nido está vacío. Es una etapa muy positiva y oportuna para reforzar la relación e inclusive encender, con renovados bríos, la llama de la pasión.

7) Consumación

Cuando luego de tanta prueba pasada juntos, la relación de pareja se consolida y se encuentra un tipo de dicha y satisfacción que es difícil de hallar en ninguna otra parte. Finalmente, ambos pueden declarar satisfechos que son "un solo cuerpo y un solo corazón".

A lo largo de las diversas etapas de una relación amorosa, la pasión puede mantenerse más o menos intacta si la pareja toma las precauciones debidas y se esfuerza porque ello ocurra. Una abierta y transparente comunicación, especialmente de los sentimientos, un deseo de hacer feliz al otro y de aceptarlo tal cual es sientan las bases para un amor duradero, de esos que parecen de película, pero que son, afortunadamente, de carne y hueso.



--------------------------------------------------------
Cecilia Alegría, La Dra. Amor (www.ladoctoraamor.com): Consejera de Parejas, Love and Life Coach, Conferencista Internacional, Periodista y Conductora de Radio y TV. Destaca en los Medios Latinos en Miami dando consejos sobre cómo triunfar en el terreno amoroso y ayudando a miles de parejas a resolver sus problemas. Forma parte del grupo fundador de profesores del programa Universidad de la Familia.

Ha publicado diez libros entre los que se encuentran: Comunicación Afectiva=Comunicación Afectiva (Espasa Calpe, España, 2000). 120 preguntas y respuestas para ser mejores personas (Editorial Norma, Colombia, 2004), No hay amor más grande (Editorial Aragón, USA, 2012), Amando un Día a la Vez (Ediciones Varona, U.S.A. 2015), Al rescate de tu comunicación de pareja (Ediciones Varona, USA 2017), Sexo Sagrado y Lazos del Alma (Indie Publishingnbsp, 2018), Alessia (Book Master Corp. 2019) 

Gozos a la Virgen Santísima de la Caridad del Cobre (Impreso en Barcelona, 1879)


Himno a la Virgen de la Caridad del Cobre (autor P. Juan José Roberes)


Salve, salve, delicia del cielo,
Virgen pura, suprema beldad,
Salve, excelsa Patrona de Cuba,
Madre hermosa de la Caridad.

Si de Cuba en las bellas comarcas
Elegiste Señora un altar,
Para hacerla mansión de prodigios;
Y a tus hijos de dicha colmar;
No abandones, oh Madre, a tu pueblo,
Salva a Cuba de llantos y afán;
Y tu nombre será nuestro escudo,
Nuestro amparo tus gracias serán,

Salve, salve, delicia del cielo,
Virgen pura, suprema beldad,
Salve, excelsa Patrona de Cuba,
Madre hermosa de la Caridad.

Cuando el llanto era el pan de tus hijos
Y su vida terrible ansiedad,
Eras tú, dulce Madre, la estrella
Que anunciaba la aurora de paz;
Y a tus plantas las nobles matronas
Implorando tu inmensa bondad,
Te aclamaron, estrella de Cuba,
Madre hermosa de la Caridad.

Salve, salve, delicia del cielo,
Virgen pura, suprema beldad,
Salve, excelsa Patrona de Cuba,
Madre hermosa de la Caridad.

Tú infundiste en las almas cubanas,
Un fulgor de esa luz celestial,
Que convierte en sonrisas el llanto,
Y a los tristes devuelve la paz.
Vuelve, vuelve esa antorcha a tu pueblo,
Que la dicha retorne a su hogar,
Y que vivo perdure en tus hijos
El imperio de la Caridad.

Salve, salve, delicia del cielo,
Virgen pura, suprema beldad,
Salve, excelsa Patrona de Cuba,
Madre hermosa de la Caridad.

---------
"... el P. Juan J. Roberes, quien fuera Párroco de Managua, en La Habana, compuso el “Himno a Nuestra Señora de la Caridad”. Como dato curioso puede señalarse que este fue cantado durante varios años, en ceremonias religiosas con la música del Himno Nacional cubano o del Himno Invasor, hasta que en 1959 se convocó a un concurso en vísperas del Congreso Nacional Católico, para dotarlo de una partitura propia. Ganó el certamen el compositor catalán, radicado en Camagüey, Félix Rafols y con su música fue cantado en el citado evento y desde entonces es el Himno Oficial a nuestra Patrona, aunque lamentablemente no es demasiado conocido a nivel popular. (Ver Nuestra Señora de la Caridad en la Poesía Cubana, por Roberto Méndez Martínez. http://www.ellugareno.com/2020/09/nuestra-senora-de-la-caridad-en-la.html?m=1)

Misa Cubana: A la Virgen de la Caridad del Cobre (obra de José María Vitier)


Canto a la Caridad (autor José de Jesús Llanes)

Obra de Joel Jover
--------------



Monday, September 7, 2020

Poema 24 de "La patria es una naranja" (de Félix Luis Viera)

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.





24


Tan pobres hemos sido, mujer, hijos míos,
tan pobre nuestra despensa, nuestros escaparates y la madera de nuestras
puertas.
Pero en lo alto estaba la tribuna de donde salían lo mismo fieras que
gaviotas que los geranios del porvenir.
Hijo mío, tú sin calcetines, sin la pistola de agua que te hiciste grande esperando,
tu madre sin más techo que sus cabellos,
sin otra piedra en la mano que la certeza de la esperanza.
Tan pobres hemos sido,
pero quienes nos leían las cartillas
fabricaban búnkeres con el soldado de chocolate que tú, hijo, no tuviste,
con los calcetines que te trajo un líder
desde sus incandescentes reuniones europeas
adonde iban los líderes a recibir el cartabón, el compás
con que se fabricarían los esplendores de todos, entre ellos el tuyo, hijo mío,
que pasaste por la niñez sin alcanzar
el juguete que por otros decires tú soñabas.
Tan pobres hemos sido, mujer, hijos míos, madre
que por tu hijo diste la última uña que guardabas,
el pequeñito fuego restante de tus pupilas.
Tan pobres hemos sido,
pero todos tuvimos escuelas al pie de las flores
un médico en cada amanecer
un atleta que ponía tu nombre y el mío y el de todos
y el de la patria, el nombre de la patria,
en lo más alto de las colinas de todas las galaxias,
mas no bastaba:
hemos bebido nuestra propia sangre en forma de conos
hemos bebido nuestra propia sangre en forma de estrellas partidas
hemos bebido furtivamente la sangre del hermano
hemos negado la patria a aquellos que también la amaban
hemos hecho de la patria un sudario de discursos
una Pena de Muerte eterna
un zoológico donde no hay raros animales.
Perdóname, patria,
perdóname dorada naranja de la patria
perdóname porque yo también asesiné a la patria en nombre de la patria
yo también firmé el decreto donde hacía a todos los hombres iguales,
donde cada hombre respiraría el mismo oxígeno, la misma cantidad, a la hora
misma,
yo también hice el giro de la hipérbole a la izquierda
hasta que el brazo de la patria se hizo trizas.

Perdónenme, mujer, hijos míos, patria:
tan pobres hemos sido,
nunca hemos tenido una pecera
también por mi culpa,
perdónenme hoy esta amargura, esta franqueza.

1998



24


Siamo stati così poveri, moglie, figli miei,
così povera la nostra dispensa, i nostri mobili e il legno delle
[nostre porte.
Ma in alto c’era il podio dal quale uscivano al tempo stesso belve,
gabbiani e gerani dell’avvenire.
Figlio mio, senza calzini, senza la pistola ad acqua ti sei fatto
grande sperando,
tua madre senza un altro tetto che i suoi capelli,
senza altra pietra in mano che la certezza della speranza.
Siamo stati tanto poveri,
ma coloro che ci leggevano le istruzioni,
costruivano bunker con il soldato di cioccolato che tu, figlio, non
[avesti,
con i calzini che ti portò un leader
dalle sue incandescenti riunioni europee
dove andavano i leader a ricevere la squadra, il compasso
con cui fabbricare le ricchezze di tutti, anche le tue, figlio mio,
che hai passato la fanciullezza senza ottenere
il giocattolo che sognavi.
Siamo stati così poveri, moglie, figli miei, madre
che per tuo figlio donasti l’ultima unghia che tenevi da parte,
il piccolo fuoco residuo delle tue pupille.
Siamo stati così poveri,
ma tutti abbiamo avuto scuole ai piedi dei fiori
un medico per ogni alba
un atleta che metteva il tuo nome, il mio, quello di tutti,
quello della patria, il nome della patria,
nel punto più alto delle colline di tutte le galassie,
ma non bastava:
abbiamo bevuto il nostro stesso sangue in forma di coni
abbiamo bevuto il nostro stesso sangue sotto forma di stelle
spezzate
abbiamo bevuto furtivamente il sangue del fratello
abbiamo negato la patria ad altre persone che pure l’amavano
abbiamo fatto della patria un sudario di discorsi
una Pena di Morte eterna
un giardino zoologico dove ci sono strani animali.
Perdonami, patria,
perdonami splendente arancia della patria
perdonami perché anch’io ho assassinato la patria in nome della
[patria
anch’io ho firmato il decreto che rendeva tutti gli uomini uguali,
per cui ogni uomo avrebbe respirato lo stesso ossigeno, la stessa
[quantità,
alla stessa ora,
anch’io ho volto l’utopia a sinistra
fino al punto di fare a pezzi il braccio della patria.
Perdonatemi, moglie, figli miei, patria:
siamo stati così poveri,
non abbiamo mai avuto un acquario
anche per colpa mia,
perdonatemi oggi questa amarezza, questa franchezza.





--------------
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado, entre otros libros, siete poemarios, tres volúmenes de cuento y siete novelas.

Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.

En 2019 recibió el Premio Nacional de Literatura Independiente “Gastón Baquero”, otorgado por Neo Club Press, Vista Larga Foundation y otras instituciones culturales cubanas en el exilio.

Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.

----------------------------------------------
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960. Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros. Cuenta en su haber con un amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari. Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.

Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.

La Virgen de la Caridad del Cobre en nuestra música popular (por P. Jorge Catasús)

Texto publicado originalmente en la revista católica cubana Verdad y Esperanza (Segunda Época. Año 2, No. 2. 2010) aparece en el blog Gaspar, El Lugareño por cortesía de sus editores.
------------------


En el año de 1989, procedente de Guantánamo, arribé a la ciudad de Bayamo, segundo destino en mi ministerio pastoral. Poco tiempo después de mi llegada, conocí a un anciano octogenario, Juan Atencio, hombre humilde, mestizo, entre otros oficios había sido pintor “de brocha gorda”. Toda la luz que casi no podían percibir ya sus ojos, la irradiaba, sin embargo, al narrarme sus vivencias de trovador e interpretar “a capella” emocionado, con voz potente y melodiosa, las antiguas canciones de la trova tradicional. Con singular sentimiento me interpretó una de ellas, dedicada a la Virgen de la Caridad, que aprendió de un disco de prueba que llevaron desde La Habana al taller en el que trabajaba en Manzanillo, a comienzos de la década del 20 del siglo pasado. Había sido grabada por el dúo de Manuel Luna y Pablito Armiñán.
Imagen protectora de mi vida
Emblema de pureza y salvación
Hoy protege una vez más a quien te pide
Y lo salvas con tu santa bendición.
Eres casta y piadosa en realidad
Eres la luz que alumbra mi camino
Amparo eres de todo peregrino
Virgen sagrada de la Caridad.
Su autor –me dijo– era Sindo Garay (Santiago de Cuba 1867-La Habana 1968), a quien conoció años más tarde en Bayamo y le manifestó que la inspiración para componerla había sido una visita que había realizado al Santuario del Cobre. Atencio, quien la titulaba Imagen protectora, me contaba que ésta fue una de las piezas favoritas en su repertorio, interpretándola frecuentemente en serenatas y veladas familiares y, cada 8 de septiembre, se la solicitaba el Padre Nueva Paz, de la Iglesia del Santísimo Salvador.

El texto alude al comenzar a la imagen y, al concluir, a la misma Virgen de la Caridad. Va del símbolo a la persona, entretejiendo virtudes (pureza, castidad, piedad) con acción benefactora (protección, salvación, iluminación, amparo) que trasciende a “todo peregrino”. Sorprende al enlazar una petición (tercer verso) con una afirmación del poder de la bendición de la Virgen (cuarto verso).

Traté de imaginarme con mi guitarra cómo hubiera “sonado” armónicamente la de Sindo, para acompañar y grabarle esta bella obra al anciano trovador. Luego de un primer intento con la mejor grabadora de cassette de que pude disponer, se dio la ocasión providencial de registrarla en soporte digital –voz y guitarra– teniendo como improvisado estudio la sacristía del templo del Santísimo Salvador. Fue una mañana inolvidable de octubre de 1993; transcurría la Jornada de la Cultura Cubana en la ciudad del Himno.

Esta significativa experiencia constituyó para mí el detonante motivador para comenzar mi insistente indagación sobre la presencia de nuestra Patrona en nuestra música, especialmente en los compositores populares.

Avanzando en mi pesquisa, un amigo bayamés, poseedor de una valiosa discografía, puso en mis manos un viejo Long Play del sello Panart (LP3032). Era el primer volumen de una serie, Glorias de la Canción Cubana, íntegramente dedicado a obras de Sindo Garay, interpretadas magistralmente por uno de los mejores dúos de mediados del siglo XX, Cabrisas-Farach, con la orquesta de Orlando Estivill. Uno de los temas: Madre Virgen. En la contracarátula del LP se precisa: “inspirado en un buque bajo los efectos de una tormenta”.
Eres la Madre de Cuba
Madre de la humanidad
Eres la preciosa Virgen
Santa y pura de la Caridad.
No porque me encuentre ausente
Dejo de acordarme de ti
Para que tengas piedad
Virgen pura, para mí.
Se trata de una cadenciosa guaracha cuyo texto comienza afirmando no sólo la maternidad de la Virgen de la Caridad para con todos los cubanos, sino su maternidad universal, destacando su hermosura y nuevamente sus virtudes: santidad y pureza. El autor le recuerda a la Madre que su lejanía no significa olvido, implorando su piedad.

Tras las huellas de Sindo, tropecé un tiempo después con el ensayo de Carmela de León Sindo Garay. Memorias de un trovador (Letras Cubanas, 1990). En el catálogo de las obras, que aparece al final del libro, se reportan dos con el título Virgen del Cobre, ambas grabadas pero no registradas, y sólo una fechada, entre 1890-1900. Dada la fecha que llegó aquel disco de prueba a las manos del trovador Atencio -alrededor de 1920- pudiera pensarse que la más antigua debe ser la que pudimos grabarle, Imagen protectora, de la que no hemos encontrado otra grabación. En la discografía que aparece en estas Memorias… se consigna el LP del dúo Cabrisas-Farach arriba mencionado, que incluye el título Madre Virgen.

La figura femenina más relevante de nuestra trova tradicional es, sin duda, María Teresa Vera (La Habana 18). Su bolero Veinte años ha llegado a ser una obra antológica de nuestro cancionero popular. Precisamente, el trío Veinte años –Lorenzo Hierrezuelo, Valeriano Doherty y Evelio Valdés- grabó un disco con obras de su autoría, entre ellas el bolero A la Virgen del Cobre (1922). El texto revela una situación de gran congoja y abatimiento, elevando una plegaria devota en que se implora piedad y compasión buscando cobijo en la bendición de la Virgen, lo que queda excelentemente acentuado en la versión que regala el trío en la grabación.
Virgen del Cobre, apiádate de mí
Eres la santa de mi devoción
Hoy que las penas agobian mi existir
Tú no me olvides y tenme compasión.
Consuela mi dolor, sé compasiva
Aunque el mundo me desprecie sin razón
Que no me falte de ti mientras que viva
Virgen sagrada, de ti la bendición. (2)
En una espléndida interpretación de Miguelito Cuní nos ha llegado, en el álbum registrado por la EGREM, MIGELITO CUNÍ, Sones de Bienvenido Gutiérrez (La Habana 1904-1966) un dramático tema, en ritmo de bolero, Los tres Juanes. Se relaciona el tiempo tormentoso en el que apareció la imagen de nuestra Virgen con una situación de hambruna tremenda en el país, fuente de gran sufrimiento para toda la Nación que parece naufragar. La súplica desgarradora, con cierto aire de reproche, quiere sustentarse en el Niño que lleva la Madre en sus brazos. No se ha podido precisar la fecha o época en que fue compuesto este tema. En el original arreglo musical aparece en la introducción una cita instrumental, con una trompeta con sordina, de la primera frase de la conocida Ave María, de Franz Schubert, y se reitera al concluir.
Virgen que a los tres Juanes apareciste
Aplacando la furia del elemento
Por el Niño que llevas, te ruego triste
Calma, Virgen del Cobre, mi sufrimiento.
En el mar de mi Cuba, Madre mía,
Poco a poco la barca se va hundiendo
Faltándonos el pan de cada día
Sin que tú oigas la voz de un pueblo hambriento.
¿Qué verdadero cubano no ha escuchado y/o entonado la tonada más popular dedicada a nuestra Cachita?: …Y si vas al Cobre/ quiero que me traigas/ una Virgencita de la Caridad…. Se trata de un son que aparece registrado de la autoría de Noemí Matos y fechado en 1930. El destacado musicógrafo Lino Betancourt, sustentado en testimonio de primera mano, me ha afirmado que en realidad es una composición de Miguel Matamoros (Santiago de Cuba 1894-1971), quien la regaló a la Matos, amiga de Rafelito Cueto, uno de los integrantes del célebre Trío Matamoros. Esta destacada agrupación realizó una primera grabación. En 1959 la regrabó en La Habana Miguel Matamoros y su Cuarteto Maisí, con la cantante Juana María Casas, La Mariposa. Esta hermosa versión aparece en el cassette Dulce embeleso (EGREM 1959) e incluye en su instrumentación un piano y una trompeta que le aportan una especial impronta.
Cuando tú vayas a Oriente
Mi legendaria región
Tierra que tiembla caliente
Cuna del sabroso son
Llégate al Puerto de Boniato
Mira la Loma de San Juan
Vete al Caney por un rato
Y prueba las frutas
Que allí dulce están.
Y si vas al Cobre
Quiero que me traigas
Una Virgencita
De la Caridad.
Yo no quiero flores
Yo no quiera estampas
Lo que quiero es Virgen
De la Caridad.
Y si vas allá
Donde está Cachita
Tráeme una estampita
Para mi mamá.
Y si vas allá
Donde mi negrita
Traime una estampita
De la Caridad.
Cuando pienso en mi morena
Que se llama Caridad
Rezo como un alma buena
Por toda la humanidad
Virgencita, tú eres buena
Hazme un milagro de amor
Mira que muero de pena
Si tú no mitigas
A mi cruel dolor.
La versión original del Trío Matamoros no incluía los versos del estribillo: yo no quiero flores/ yo no quiero estampa/ lo que quiero es Virgen de la Caridad, pero incluía estas estrofas de improvisación:
Y si vas al Cobre
Tráeme una estampita
Que sea bendita
De la Caridad.
Y si vas a Oriente
Tráeme de allá
Algo reluciente
De la Caridad.
Y si vas al Cobre
Busca a mi negrita
Que es mi Virgencita
De la Caridad.
El texto se presenta como petición a un supuesto viajero que se desplaza a la legendaria región oriental, con una invitación a visitar pintorescos imprescindibles lugares de Santiago de Cuba y sus alrededores, entre ellos aquél donde está el Santuario de la querida Virgen de la Caridad: El Cobre. El objeto de la petición se desplaza desde la misma Virgen a la estampita que la representa. Hacia el final se alza una sencilla pero sentida oración no sólo pidiendo por las necesidades personales y familiares, sino también por toda la humanidad.

El bolerista Fernando Alvarez (Santiago de Cuba 1927-La Habana 2002) ha grabado un tema de su inspiración titulado también A la Virgen del Cobre. Se trata de una humilde súplica por las necesidades propias, implorando además el don de la paz para todo el mundo y expresando igualmente el gozo por lo alcanzado gracias la Virgen. Ha sido incluido en una Postal CD con obras dedicadas a La Caridad, editada por la EGREM en el 2007.
Madrecita mía, Virgen del Cobre
Sé que tienes muchos hijos
Dame lo que te sobre
Con una limosnita
Y tu santa bendición
Quedaré muy conforme
Y alegrarás mi corazón.
Todo eso tendré
Hermosa realidad
Te adoro tanto, Virgencita
Estoy lleno de felicidad
No me alejes de ti
No me abandones nunca
Dale paz a la Tierra
No pido nada más.
Asistí a la clausura del Festival Nacional de la Trova en su edición del año 1997, en la Sala de Conciertos Dolores, en Santiago de Cuba. No imaginaba que el cierre del programa estaría a cargo de Compay Segundo (Francisco Repilado, El Caney 1907-La Habana 2003) y su grupo. El afamado artista estaba entonces en la cúspide de la popularidad, luego del boom del Buenavista Social Club. Antes de finalizar su presentación explicó que la víspera había visitado el Santuario del Cobre y en la noche, hasta la madrugada, había compuesto un tema dedicado a la Virgen; que aunque no lo había podido trabajar bien con el grupo lo iba a interpretar. Así lo hizo.
Cuando yo llegue
A mi Oriente querido
Cuando yo asome
Al balcón de la capital
Cuando yo sienta sonar
Las campanas de la Catedral
Doy un salto de alegría
Y les digo a los viajeros
Estamos en Santiago
Como custodio dejo atrás
La Virgen de la Caridad
La que me vio partir
La que me vio llegar.
Ya te diré, te diré, mis penas
Ya te contaré, te contaré mis alegrías
Cuando yo me vaya te diré
Adiós, adiós, Virgen mía.
Cuando me vaya te diré
Te diré adiós
Virgen querida
De mi adoración.
Tanto te he querido
Tanto te he adorado
Virgen te lo pido
Estar a tu lado.
Virgen milagrosa
Por ti suspiramos
Eres una diosa
Del pueblo cubano.
Estás presente
En sitio ideal
Tú cuidas a Oriente
Mi tierra natal.
Guardo en mi memoria afectiva la ovación conque reaccionamos todo el público al concluir. Finalizado el concierto, me acerqué a felicitarlo con un amigo guitarrista y me atreví a proponerle volver al día siguiente al Cobre a filmarle el número, cantándolo a los pies de la Virgen. Estuvo afablemente dispuesto, pero su partida muy temprano hacia La Habana impidió que se hiciera realidad mi osada propuesta.

Meses más tarde, en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional, en la Habana, en el concierto conmemorativo por sus 90 años, al interpretar este bolero-son provocó similar reacción del público, potenciada por la aparición en la escenografía de un altar con la imagen de nuestra Patrona que progresivamente se fue iluminando.

Balcón de Santiago -así lo tituló Compay- fue grabado en los estudios Abdala por un excelente dúo espirituano: Evocación (Vionanka, acompañado por nuestro afamado trovador y su grupo. Aparece incluido en un precioso CD, Calle Salud, editado en Alemania.

Todo el texto transparenta el inmenso gozo que experimenta el trovador al regresar a su tierra natal, dejando constancia de su amor filial hacia Aquella que le vio partir… y llegar y que reconoce como su custodio. Los términos con que se refiere a la Virgen (adoración, diosa) denotan cariño inmenso, entrañable, ningún asomo de mariolatría.

Sin duda alguna, el Canto a la Caridad de José de Jesús Llanes (Santiago de Cuba 1947) ha sido el tema dedicado a nuestra Patrona más divulgado en los últimos dos años en la región oriental de nuestra Patria pues el mismo ha sido incluido en las alocuciones radiales que han transmitido el Arzobispo de Santiago y los obispos de Holguín y Guantánamo con motivo de la Fiesta de la Caridad. La historia de esta hermosa e inspirada obra, de estribillo contagioso, nos la refiere el propio autor:
Siempre visité el Santuario del Cobre, llegando allí por algún tipo de transporte. Luego comencé a hacerlo caminando por el Camino Viejo del Cobre, acompañado por familiares y amigos. Hice muchas veces el trayecto hasta los pies de la Virgen, buscando paz para mi alma. Cuando volvía a casa no tenía cansancio alguno y trabajaba como masajista todo el día.
La Virgen hizo el milagro de darle paz a mi alma, que tanto lo necesitaba. Borró viejas heridas que hoy no constituyen ni siquiera un recuerdo. Continué los viajes; primero, para darle gracias a la Virgen. Y también para pedir paz y misericordia para mi familia, mi pueblo cubano y los necesitados de todo el mundo. Después de uno de estos viajes llegué a casa y compuse el tema Canto a la Caridad, en sólo unos minutos. Un canto de amor y agradecimiento dedicado a la Virgen. Por la paz y la reconciliación de todos los cubanos. Por Cuba y por el mundo.

Por el camino viejo del Cobre
Marcha un buen hombre
Buscando a la Caridad.

Qué bueno es peregrinar
Por un camino divino
Que nos conduce a un destino
Lleno de amor y de paz
Convoca la Virgen buena
A todo el pueblo cubano
Que marcha unido de mano
Por el camino del Cobre
Virgen buena, llegaré
Para darte muchas gracias
Todo lo que te pedí
Lo has puesto en mi corazón
El odio no cabe en mí
Ahora puedo perdonar
Qué bueno es poder amar
Sin prejuicios ni rencores.

Con este ramos de flores
Virgen de mi devoción
Amarillos girasoles
Virgen de la Caridad
En nombre de mi familia
En nombre de mi mamá
Muchas gracias, Virgencita
De la Caridad del Cobre.
Me retiro, Virgen buena
Pero no me marcho sólo
Tu imagen vive en mis ojos
Y la fe en mi corazón.
La obra rebosa gratitud hacia la Virgen que tanto ha concedido al autor, especialmente liberándolo del odio. Su ofrenda floral es también en nombre de su madre y de toda la familia. Al partir, con la fe, se lleva el trovador la íntima presencia de la Virgen. Ya cuenta este tema con cuatro versiones: se grabó por primera vez con arreglo e interpretación de Melvin Rodríguez; luego las agrupaciones Son de la loma y Los Guanches. La última versión, de Ernesto Camacho, con orquestación de éste junto a Melvin Rodríguez, añade nuevas peticiones por los hijos, los padres y la paz.

Otros compositores, miembros de comunidades católicas, también han dedicado obras a nuestra Patrona en los últimos años. Por su gran calidad, musical y literaria, quiero aludir a dos especialmente:

Danzón para una Virgen cubana, del manzanillero Marcos Paneque. Obra que cuenta con una bella versión del Grupo Kerigma, con excelente orquestación de Jesús Estrada; ha sido incluida en el CD Kerigma Tercer Milenio.
Surtidor de trinos, tierra fresca
Del silente reino que te asoma
Guardada entre las faldas de una loma
Celadora del alba y de la puesta.
Te guardó la pupila del sendero
Refinado monte donde creces
Dulcísima princesa, mientras meces
Al Niño replegado entre tu velo.
Desnudos van tus pies, allí la luna
Posada se quedó, halló su nido
Prendada del fulgor, llegó sin ruido
Buscando entre la luz la suave cuna.
Surtidor de trinos, tierra fresca
……Entre tus manos, hacia tus manos.
El autor ha dibujado, con espléndidas imágenes, un paisaje que derrocha cubanía donde se inserta la Virgen sin aludirle explícitamente -celadora, princesa- mostrando su regalo mejor: el Niño que mece entre sus brazos.

Morena mía es la otra obra a la quiero referirme. Una guajira de Luis Llaguno, director del grupo matancero Nuestra América y Presidente del Festival de Música Cristiana Perlita Moré. Fue compuesta con motivo del viaje de Juan Pablo II a nuestra Patria, en enero de 1998.
Ay, Morena mía
Virgen del Cobre
Mujer del mar
No te olvides de mi pueblo
Danos tu bondad.
Ay, Morena mía
Virgen mambisa
Mujer del mar
Te pedimos en este canto
Toda tu caridad.
Y si puedes, Madre mía
Fortalece mi misión
Danos la salud del alma
Para trasmitir tu luz
Y que pueda acompañarte
Junto al que sudando va
Y que podamos consolarte
En el que sufriendo está.
Danos siempre de tu calma
Si abate la confusión
No permitas el fracaso
Por nuestra falta de amor.
Y si no es pedirte mucho
Dale hoy tu bendición
Al Caimán de mi Caribe
A este pedazo de sol.
Preciosa melodía con hermoso texto-petición que vincula la devoción a la Virgen con la misión y el compromiso concreto de caridad hacia los más pobres e insiste en el auxilio de nuestra Madre en las situaciones difíciles en que puede fallarnos el amor. Inspiradas imágenes aluden a nuestra Patria.

Me he circunscrito a la llamada música popular. Otro trabajo deberá acercarse detenidamente a las obras de nuestros compositores más connotados y las utilizadas en la liturgia de la Iglesia. A continuación solamente citaré las que he podido localizar.

En el archivo de música del Museo Arquidiocesano Mons. Enrique Pérez Serantes, en nuestra Catedral Primada, se ha encontrado: Misa consagrada a la Virgen Santísima de la Caridad del Cobre, de Silvano Boudet, para 4 voces y orquesta, todas las partes en latín, debió ser compuesta entre 1863 y 1868; Plegaria a la Virgen de la Caridad, texto de Emilio de los Santos Fuentes y música del Maestro de Capilla Cratilio Guerra, para voz y piano, escrita probablemente en la década de 1880 y el Himno a la Virgen de la Caridad, de Ramón Figueroa Morales, posterior a 1927.

Por otra parte, son conocidas Plegaria a Nuestra Señora de la Caridad, Ernesto Lecuona, fechada en 1948 y Plegaria a la Virgen, Hno. Alfredo Morales fsc. También, Himno del Congreso y Coronación (1936), letra: P. Florencio del Niño Jesús y música: P. José D. de Santa Teresa e Himno a nuestra Patrona (1946), Eliseo Grenet, dedicado al Cardenal Manuel Arteaga.

Asimismo, en las últimas décadas se han compuesto cantos a nuestra Madre y Patrona que han ido conformando un repertorio que ha servido para animar la liturgia en nuestras celebraciones comunitarias. Varios de ellos están incluidos, junto a las Plegarias de Lecuona y Morales arriba mencionadas, en un disco, Madre del Pueblo Cubano, grabado en Miami (1988) y editado por la Oficina de Liturgia y Vida Espiritual de la Arquidiócesis de Miami: Puente entre cielo y tierra (Criolla-Bolero) y Salve, Santa Madre (Punto cubano), Perla Moré; Santa María del Cobre (Balada), P. Pedro García; Venimos con María (Bolero-Son), Mayda Galano; María del Cobre (Lamento Afro), Emérita Sorí; Canto a la Caridad (Balada), P. Juan J. Sosa; Madre de nuestra esperanza (Guajira) y Virgen Mambisa (Lamento Afro), Rogelio Zelada/Orlando Rodríguez; Virgencita del Cobre (Balada), P. Vicente García; Llena de gracia (Guaracha) y María (Balada), Roger Hernández; Himno a Nuestra Señora de la Caridad (Congreso Católico Nacional, 1959); Llena de gracia(Bolero), María A. Fernández y Virgen del Cobre (Himno-Balada), Hno. Alfredo Morales.

Otras composiciones: Ave María (Caridad del Cobre), Alfredo Morales; Patroncita de Cuba, Mercy Ferrer; Salve, María, Tony Rubí; Décimas para celebrar una fiesta (1978), Siembra siempre el amor (1986), P. Jorge Catasús; Son a María de la Caridad, Te quieren hoy cantar y Vamos al Cobre, Alfredo Betancourt.

Casi todos estos cantos se incluyen en el cantoral Cuba canta su fe, editado por la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (1996).

Finalmente, Misa Cubana a la Virgen de la Caridad del Cobre del destacado compositor José María Vitier es, sin duda, la obra “mayor” dedicada a nuestra Patrona en el siglo pasado. Una abarcadora e inspirada partitura que fue estrenada en La Catedral de la Habana el 8 de diciembre de 1997, en una Eucaristía presidida por el Cardenal Jaime Ortega. Los textos latinos del común de la Misa (Kyrie, Gloria, Sanctus, Benedictus, Agnus Dei), Salve Regina y Ave María, se unen a tres partes con textos en español, de Emilio Ballagas (Déjame tomar asiento) y de Silvia Rodríguez Rivero (Misteriosa transparencia y Plegaria a la Virgen del Cobre).

(USA) The History of Labor Day


The first Labor Day holiday was celebrated on Tuesday, September 5, 1882, in New York City, in accordance with the plans of the Central Labor Union. The Central Labor Union held its second Labor Day holiday just a year later, on September 5, 1883.

In 1884 the first Monday in September was selected as the holiday, as originally proposed, and the Central Labor Union urged similar organizations in other cities to follow the example of New York and celebrate a "workingmen's holiday" on that date. The idea spread with the growth of labor organizations, and in 1885 Labor Day was celebrated in many industrial centers of the country. (read full text at U.S. Department of Labor's website)

Sunday, September 6, 2020

Steve Paxton (por Florencia Guglielmotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada al Ballet y la Danza, a cargo de la la ballerina, coreógrafa y profesora Florencia Guglielmotti.


Steve Paxton nació el 21 de enero de 1939 en Phoenix, Estados Unidos. Su primer acercamiento al movimiento fue a través de la gimnasia, luego incursionó en la danza moderna, el ballet, el yoga, aikido y tai chi chuan. En el verano de 1958, asiste al American Dance Festival at Connecticut College, donde estudiando con José Limón y Merce Cunningham. Ya instalado en New York, al año siguiente integró la Compañía de José Limón y, entre 1961 y 1964, formó parte del elenco de la Merce Cunningham Dance Company.


Simultáneamente, a partir de 1962, fue miembro fundador del grupo experimental Judson Dance Theater junto a Yvonne Rainer, Lucinda Childs y Trisha Brown, al compositor Robert Dunn y al artista plástico Robert Rauschenberg. Además sumaron sus aportes otros artistas, como Robert Morris, Andy Warhol y Merce Cunningham. Realizaron gran cantidad de funciones en el Judson Memorial Church, de ahí su nombre, y allí Paxton presentó muchos de sus trabajos, entre ellos “Proxy” (1962), “Transit” (1962), “Afternoon” (1963), “Rialto” (1964), “Flat” (1964), “Jag Ville Gorna Telefonera” (1964). En 1970, fue miembro fundador del grupo experimental Grand Union, que funcionó hasta 1976. Aquí participaban también Yvonne Rainer y Trisha Brown. En ambos grupos se incorporaban movimientos cotidianos, como caminar, vestirse, sentarse o lavarse los dientes. Por ejemplo, su obra “Satisfyin 'Lover” (1967) mostraba, simplemente, personas caminando por el escenario.


Es a partir de todo el trabajo y la influencia experimental y vanguardista recibida en los años anteriores que, en 1972, comienza a desarrollar su sistema de improvisación, conocido como “contact improvisation”, basado fundamentalmente en el movimiento corporal y su relación con el espacio y la energía. Esta técnica de improvisación se apoya en la comunicación generada por el contacto de los cuerpos en movimiento, utilizando el peso y el impulso de uno de los bailarines para generar una respuesta motriz en otro. Desde el “contact improvisation”, desarrolló otra técnica, denominada “material for the Spine”, a partir de 1986, pensada como una forma de explorar los músculos de la espalda, apuntando a tomar consciencia de una parte de nuestro cuerpo que no podemos ver, un elemento primordial generalmente olvidado por el bailarín.


A partir de 1980, las apariciones escénicas de Paxton comenzaron a ser cada vez menos frecuentes, presentando mayormente solos improvisados. Su tiempo se repartía, y se sigue repartiendo, entre el dictado de cursos y talleres en todo el mundo, y la publicación de artículos sobre danza e improvisación. De sus creaciones vale destacar “Physical things” (1966), “Collaboration with wintersoldier” (1971), “Backwater: Twosome” (1977), “Suspect terrain” (1989), “Some english suites” (con música de Bach, 1993), “Long and dream” (con Trisha Brown, 1994), “Excavations continued” (1996) y “Ash” (1997), entre tantas otras.






------------------------------
Florencia Guglielmotti reside en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). Es Profesora de Danza (titulada en la Escuela Nacional de Danzas "María Ruanova"), Licenciada y Profesora de Artes (recibida en la Universidad de Buenos Aires). Cursó estudios en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba. Es Miembro de International Dance Council CID (UNESCO).

Actualmente se desempeña como Profesora de Danza Clásica y como Profesora Titular de Historia de la Danza en la Escuela Superior de Enseñanza Artística "Aída V. Mastrazzi". florenciagu@gmail.com

We Believe (by Newsboys)


Saturday, September 5, 2020

Reflexión (por Orlanda Torres)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, gracias a la cortesía de la psicóloga Orlanda Torres, quien ha aceptado la invitación a compartir con los lectores sus consejos y reflexiones sobre los conflictos cotidianos.


El apego es pobreza espiritual, cuando nos sentimos seguro en lo conocido, aunque nos lastime, nos volvemos prisionero de un acondicionamiento que está lacerando nuestro ser día a día, hasta que nos convierte en seres verdaderamente dependientes.

No evolucionamos, no crecemos y nos sumergimos al punto de que puede deteriorar nuestro interior.

Si tenemos temor de vivir algo nuevo, nos convertimos en víctimas de nuestros propios temores ocultos y arrastraremos un pasado que no nos dejará avanzar.

Cuando le damos paso a lo desconocido estamos creando un mundo nuevo, donde podemos descubrir nuestras verdaderas potencialidades.

Si nos desligamos del apego nos convertimos en seres más libres, porque lo desconocido, aunque trae incertidumbre lleva también un poco de felicidad y magia hacia un horizonte nuevo lleno de nuevas posibilidades y eso nos motiva a vivir.

Para conseguir nuestros objetivos, se necesita hacer estructuras y escoger otro camino, lo importante es que nos lleve a la meta a pesar de que tengamos que transitar un trayecto muchas veces lleno de obstáculos y dificultades.

Recordemos que mientras más nos apegamos a las cosas más infelicidad nos puede producir.

Es necesario despojarse de todo aquello que nos ate. Todos merecemos alcanzar la libertad y en la libertad se encuentra la verdadera esencia de la vida.






-------------------------------------
Orlanda Torres: Psicóloga, Escritora, Educadora, Orientadora Motivacional.
Autora de los libros: "Volando en Solitario" año 2015, Guayaquil - Ecuador. (Disponible en Amazon Kindle). "Los símbolos del Amanecer" (Editorial Voces de Hoy, 2020)
-Estudió en Miami Dade College: Certificate of Florida “Child Development Associate Equivalency”. Maestra de Educación Preescolar e Infantil en la ciudad de Miami.
-Licenciada en Psicología graduada en el 02/2017 - Atlantic International University.
-Orientadora Motivacional y Conferencias pueden contactar a Orlanda Torres a través de la página que administra www.fb.com/vivencialhoy
Publicaciones en Revista Sapo - Santiago de Chile – 2016
-La Estancia en el Paraíso de los Sueños
-Relación de Pareja y su gran Desafío
-Es la Felicidad una Elección
Conferencia en Radio - Miami, Florida
-Positivo Extremo Radio: Entrevista 123Teconte “Regreso a Clases y La Adolescencia”
-¿Como aprender a ser feliz?- Edificio Trade Building-.Innobis Coworking, Guayaquil - Ecuador
-La Inteligencia Emocional en la Relacion de Pareja- WENS Consulting Group, Guayaquil - Ecuador
Publicaciones en Revista Sapo - Santiago de Chile – 2018
- Ser Mujer
Administra:
www.vivencialhoy.blogspot.comwww.facebook.com/vivencialhoyFacebook.com: Orlanda Torres
Instagram: orlanda.torres.3
orlandatq@gmail.comtorres_q@yahoo.com

Gaspar, El Lugareño Headline Animator