Showing posts with label Foto. Show all posts
Showing posts with label Foto. Show all posts

Friday, November 19, 2021

Calla (un poema de Thelma Delgado)



No interrumpas al viento
Que nos deleita con su melodía
Contemplemos a las luciérnagas
Danzar hasta que llegue la luz del día.
Cierra los ojos y siente la caricia
Del Mar en tus pies
Disfruta de los suspiros que te envío
Cuando no me ves.
Vivamos el momento bajo este cielo tisú
Calla y deja que nuestros cuerpos
Se conozcan y se hablen de tu.



-----------
Ver

Thursday, November 18, 2021

Del Bar del Hotel Camagüey, en el año 1928


"Decidedly, if you go to Camagüey, I recommend that about 6 p.m. you approach José Fernández, the picturesque bartender at the Camagüey Hotel (it is said that twice playfully he shot obstreperous customers, but was released without trial on representations by the American colony that he was the only good bartender in town) and whisper in José's ear the name of one of the foregoing persons. If he points to where he is sitting, have not the slightest hesitation in going over and introducing yourself (if you are the sort of man who will buy his share). Set up a round for me.
...

The Camagüey Bar in those days was a place where things happened. It was the custom for the surrounding ranchers, instead of hitching their ponies outside, to ride them into the bar, along which they would range, drinking from the saddle. Every so often the bartender would object and be shot, but this became such a frequent occurrence that Sir William Van Horne called a halt. "Boys," he said, "the next time my bartender is shot I'll close the bar!" The threat was enough. Later on the present bartender distinguished himself (with reason and excuse) as aforesaid.

Colonel Cushman Rice, who has a ranch east of town, tells of a horse he had that was trained to put his feet on the Camagüey Bar and drink a bottle of whiskey at a gulp, but this may be only another of the Colonel's stories."


(Basil Woon. "When It’s Cocktail Time in Cuba." 1928)

Cuquear ("Vocabulario Cubano", de Constantino Suárez. Año 1921)

 

Wednesday, November 17, 2021

De campos de aviación y vías férreas del Camagüey de ayer. (por Carlos A. Peón-Casas)



De campos de aviación y vías férreas. Curiosidades de la otrora ciudad camagüeyana. Según pormenores de Jorge Juárez Sedeño(1).




por Carlos A. Peón Casas.




Nos satisface hoy revisitar estas páginas siempre colmadas de historia y sucesos de nuestra amada ciudad agramontina, que el celebrado historiador Jorge Juárez Cedeño hubiera de compilar con tanto denuedo durante su prolífica vida.

Comenzamos nuestras alusiones desempolvando para el lector siempre curioso de tales pormenores, el estado primigenio de nuestro primitivo campo de aviación, que según nos apunta el cronista, no fue localizado e un solo punto, sino que entre los años de 1913 y 1929, ocuparon distintos lugares.

El primero conocido se encontraba en lo que sería el conocido y actual reparto Saratoga cuando no era más que una finca, y donde aun no se localizaban el chucho ferrocarrilero conocido con el mismo apelativo, ni la tornavía del mismo perteneciente a los talleres ferroviarios de Garrido.


A posteriori, esa localización para el aterrizaje de avionetas y aviones de poco porte correspondió a los terrenos del popular y ya citado reparto Garrido.

Escuchemos la voz autorizada de Juárez Cano transcrita para nuestra mejor comprensión de este texto suyo que hoy recorremos con deleite:
Después fue en Garrido, cuando la zona entre la calle de Braulio Peña, los talleres ferroviarios y la hoy Clínica Militar Ignacio Agramonte, era yerma y no se había construido la línea de los tranvías eléctricos. Eso fue hasta 1921.

En el año 1928, varios aviones juntos, estuvieron en la carretera a Santa Cruz del Sur y al sur del arroyo Santa Cruz, donde ahora está la tasajera.

De 1921 a 1929, los aviones militares aterrizaban en distintos lugares de las sabanas al norte de la ciudad, en el entonces camino tortuoso a Nuevitas y a pocos metros del canal ferroviario hacia esa ciudad portuaria.

Ya en el año 1929, empezaron en el terreno aunque sin preparación del hoy Aeropuerto Internacional Ignacio Agramonte.
Otros detalles sugerentes para esta rememoración corresponden el texto de Juárez Sedeño, a las singularidades de nuestras vías férreas. Y aunque mucho se ha aportado ya sobre el particular, consideramos oportuno rememorarlos, a veces en calidad de verdaderos detalles inéditos para muchos, desde tan exhaustivo texto de nuestra memoria citadina.
Las primeras líneas férreas en Camagüey, que fue la segunda de toda Cuba, fue la de Puerto Príncipe a Nuevitas de 73 kilómetros.

Empezó a funcionar en el año 1846, con la estación en Sabana Nueva a varios kilómetros del entonces extremo norte de la ciudad.

Años después, la línea se extendió al sur, y se hizo la estación de madera en lo que hoy es la de Ferro ómnibus en el inicio de la Avenida Finlay y frente al parque de igual nombre, lo que originó que a ese lugar le llamaran la Plaza del Paradero.

En el kilómetro 2 de esa línea, cruce con el río Hatibonico, estaba la llamada caja de agua.

Era una línea recta, y su ancho fue el mayor de Cuba entres seis sistemas de esas vías, y algunos aseguraron que también era la más ancha de todo el mundo.
Para 1913, algo inédito sucedió cuando la propiedad de aquel añoso ferrocarril cambió de dueños, así prosigue el relato de nuestro cronista:
la Compañía del Ferrocarril de Cuba, empresa estadounidense, lo compró a la camagüeyana de Puerto Príncipe a Nuevitas, cuyos accionistas eran camagüeyanos y españoles todos residentes en la ciudad, la línea se estrechó a la misma medida. Esa diferencia impedía que el material rodante pudiera pasar de líneas.
A partir de entonces se sucedieron sustanciales cambios que están a la vista de los actuales residentes de la ciudad de entre ríos, aunque para muchos, sea desconocido como se sucedieran en el tiempo. La crónica nos sirve a todos para rememorar y ponernos al día:
Después, antes de fomentarse el Reparto Saratoga, por su zona se construyó otra línea, llamada el chucho de Saratoga, hacia la antigua línea de Nuevitas, y del mismo una tornavía al lado de los talleres ferroviarios de Garrido. Tras estas construcciones, se quitaron varios kilómetros de la antigua a Nuevitas, en cuyo abolido terraplén se han hecho parcelaciones de terrenos y construcciones de casas.

Aquel ferrocarril de Puerto Príncipe a Nuevitas, en su patio, tenía una carga de madera pintada de verde, que la quitó el entonces Secretario de Obras Públicas el día 13 de septiembre de 1928, lo que originó la actual unión de las calles Avellaneda y Joaquín Agüero, y a los pocos meses, la desaparición de la antigua estación de madera, que en varios años se ocupó por oficinas de la Compañía del Ferrocarril de Cuba.

Cuando se fomentó el reparto Carmona, la calle al borde de la desaparecida línea, le pusieron por nombre Ferrocarril, a la cual, en 1939, con la nueva rotulación, la rotularon como al inicio de Tomás Betancourt en la Vigía.

Eso fue en Camagüey, la segunda calle con el nombre de Ferrocarril, que no prosiguió.
Ya desde el año 1902, el ferrocarril central había hecho su entrada en la ciudad, desde entonces data antigua estación, hoy devenida Museo Ferroviario.

Juárez Sedeño nos ayuda ahora a entender todos esos pormenores, cuando la ciudad contara con una segunda e importante vía férrea.
La segunda línea férrea de la ciudad, fue la del central, inaugurada en el mes de diciembre del año 1902.

Dentro de la ciudad, tiene un tramo de diez vías, en lo llamado crucero de Rosario y frente al nuevo andén de los trenes nacionales.

Los kilómetros desde Santa Clara, dentro de la ciudad, por el oeste empiezan en el 254, sigue al 255, 256 está a pocos metros al este de la calle de Jesús María (ahora Pablo Lombida habiendo quedado dentro del nuevo andén de los trenes nacionales), el 257 en el llamado crucero de Saratoga y límite de la Zambrana con el mencionado reparto, el 258 dentro de los talleres ferroviarios de Garrido, al norte de Jayamá los 259, 260 y 261, ese 261 está en el crucero de El Corojo ahora calle, y del 262 y demás hasta las últimas casas de la ciudad.

Como ya se ha mencionado en las calles antiguas, las últimas manzanas de República (antes Reina) y Santa Rosa (ahora Florentino Romero) fueron partidas por la construcción de esa línea.

La Plaza del Paradero (ahora Parque Finlay) por el paradero de cargas y ahora andén de los trenes nacionales, perdió la vista de la calle de Francisquito (ahora Jorge Rodríguez), donde entonces estaba la cárcel. La construcción de esa línea central, nos obligó a la de Nuevitas, a quitar la cerca de madera que tenía, lo que hizo el entonces Secretario de Obras Públicas el 13 de septiembre de 1928, lo que unió a las calles de Avellaneda y Joaquín Agüero y a lo que era inicio del camino a Nuevitas, ahora Avenida Finlay.

Hasta ese día, la única vía de comunicación de la Vigía y el centro de la ciudad, era la calle de República en doble dirección desde la estación ferroviaria hasta la Avenida de los Mártires.
Otros pormenores nos ubican en el año de 1923. Para entonces entraría en servicio una tercera opción férrea: el ramal a Santa Cruz del Sur. El cronista nos devuelve los ecos de aquellos sucesos que están por cumplir la primera centuria:
Y la tercera fue el ramal ferroviario a Santa Cruz del Sur, que empezó a funcionar en 1923, primero hasta Vertientes y después hasta esa población costanera al sur.

El mismo tiene tres kilómetros dentro de la ciudad, hasta la carretera central oeste, en el paso a nivel de la misma. En esa rinconada está el reparto La Rubia, cuya característica es que todas sus calles en sus dos direcciones, dan con el kilómetro tres de esa vía férrea.
Un detalle final, muy ilustrativo como todo este fantástico y curioso recorrido, alude a los apeaderos que tales vías tenían a lo largo del espacio citadino:
Por las vías férreas mencionadas de la ciudad, hubo dos apeaderos: en la de Nuevitas frente al Aeropuerto Internacional Ignacio Agramonte nombrado Aviación; y en la de Santa Cruz del Sur otra al fondo del entonces Cuartel Agramonte llamado Cuartel en el kilómetro 3 y reparto la Rubia ahora.

En el proyectado y no verificado reparto La Caridad del Cerro, la calle paralela al ramal a Santa Cruz del Sur, la nombraron ferrocarril. Ese es el tercer caso en Camagüey, de una calle con ese nombre sin perdurar.






--------------------------
1. Jorge Juárez Sedeño. Historia física de la ciudad de Camagüey. (Documento en formato digital.)

Tuesday, November 16, 2021

Conferencia Cubana de Religiosas-os (CONCUR): "Denunciamos como un acto humillante y una violación a los Derechos Humanos, el retorno de los actos de repudio y el asedio sistemático a los que muestran cualquier sentido crítico con el gobierno."


Foto/Yandry Fernández Perdomo
-------------


Mensaje de la Junta Directiva de la Conferencia Cubana de Religiosas-os (CONCUR):



A la hermana Nadieska Almeida, superiora de las Hijas de la Caridad, le querían prohibir ayer salir de su casa. Un grupo de "civiles" y una representante del Partido Comunista la abordó amenazándola sin explicaciones. Ella protestó y salió a caminar aunque "vigilada" por ellos.

Hacemos pública nuestra indignación por este y otros atropellos, nuestro apoyo a ella y a todas las personas que vivieron diferentes agresiones. Creemos firmemente que, lastimándonos unos a los otros no podremos construir el futuro que todos queremos, la Patria que sea la casa común para todos los cubanos.

Denunciamos como un acto humillante y una violación a los Derechos Humanos, el retorno de los actos de repudio y el asedio sistemático a los que muestran cualquier sentido crítico con el gobierno.

Conocemos y apreciamos la trayectoria de Sor Nadieska y el servicio que las Hijas de la Caridad ofrecen desde hace más de un siglo y medio a los más necesitados de este país.

Oramos al Señor, en esta fiesta de San Cristóbal, patrono de la Habana, con las mismas palabras de nuestro Cardenal:

"...Permite que las calles de la Habana sean de todos los que la amen, sin distinciones, sin privilegios, sin odios en el corazón, sin ofensas. Amén"




Junta Directiva CONCUR
16 de noviembre 2021

Habana Hilton


 

La Habana en el año 1850 (Litografías)


 

Acto de repudio y homofobia (por Joaquín Estrada- Montalván)




Ayer, 15 de noviembre en el acto de repudio, gritaban "maricón" hacia el Arzobispado de Camagüey. Un señor con un altoparlante retaba "ven, sale maricón". Asimismo, vociferaba(n): gusanos, vendepatria, ...

Al parecer el centro del escarnio era el P. Alberto Reyes, calificado también como "mercenario" en pérfiles de facebook de periodistas oficialistas camagüeyanos.

El P. Alberto, Castor y Rolando Montes de Oca (quien denunció hoy una persecusión intimidatoria) están siendo hostigados en estos meses, porque ejercen el derecho a expresar libremente su visión de la realidad cubana actual.

En mi opinión, la molestia incluye el reciente documento de los Obispos Cubanos: 
Es imprescindible la implementación de los cambios necesarios, tan largamente deseados, que favorezcan una vida digna y feliz para todos los hijos, aquí, en esta tierra nuestra.
Además de lo triste y bochornoso de que este tipo de manifestación fascista, siga teniendo lugar en la Cuba de hoy, es llamativo que la homofobia continúe siendo un elemento de identidad de la dictadura cubana, al considerar "maricón", algo ofensivo. 




-----------
Ver

Los 10 enemigos del amor. Enemigo # 5: Echarle la culpa al otro, destruye aún más la relación. (por Cecilia Alegría, La Dra. Amor)

Nota del blog: Espacio semanal de Cecilia Alegría, La Dra. Amor, dedicado al amor de pareja.


Quizás éste sea uno de los enemigos del amor más presentes cuando una relación se deteriora y puede conducir a la ruptura.

Es muy fácil apuntar con el dedo índice al otro y echarle la culpa de todo lo malo que pasó (inclusive mucho tiempo atrás) y de lo que está pasando en la actualidad.

Echar la culpa supone lavarse las manos, ponerse en postura defensiva y hasta jugar el rol de víctima, nada de lo cual es positivo para tu desarrollo emocional y espiritual.

No estás asumiendo tu responsabilidad en lo ocurrido. Y algo de responsabilidad tienes.

Culpar al otro es una acción que suele ir acompañada de la crítica destructiva.

¿Con qué frecuencia tiendes a atribuir la causa de una situación incómoda o penosa a un defecto, falla o problema personal de tu pareja? Como, por ejemplo, decirle que es “egoísta” porque se olvidó de devolver una llamada telefónica. O refregarle en la cara todas las veces que hace algo mal o que se equivoca o que no hace lo que tú quieres.

Lo peor del caso es que aquéllos que están en una relación disfuncional creen que su pareja debiera agradecerles cada vez que le apuntan con el dedo y le hacen saber sus defectos, errores y problemas personales. Es como si esperaran que después de criticar destructivamente a su cónyuge, el otro le respondiera: “Gracias por señalar todas las formas en que te estoy fallando como ser humano”.



Sígueme en IG @ladoctoraamor






--------------------------------------------------------
Cecilia Alegría, La Dra. Amor (www.ladoctoraamor.com): Consejera de Parejas, Love and Life Coach, Conferencista Internacional, Periodista y Conductora de Radio y TV. Destaca en los Latinos en Miami dando consejos sobre cómo triunfar en el terreno amoroso y ayudando a miles de parejas a resolver sus problemas. Forma parte del grupo fundador de profesores del programa Universidad de la Familia.

Ha publicado doce libros entre los que se encuentran: Comunicación Afectiva=Comunicación Afectiva (Espasa Calpe, España, 2000). 120 preguntas y respuestas para ser mejores personas (Editorial Norma, Colombia, 2004), No hay amor más grande (Editorial Aragón, USA, 2012), Amando un Día a la Vez (Ediciones Varona, U.S.A. 2015), Al rescate de tu comunicación de pareja (Ediciones Varona, USA 2017), Sexo Sagrado y Lazos del Alma (Indie Publishingnbsp, 2018), Alessia (Book Master Corp. 2019), El Poder del Amor Ágape: como restaurar tu matrimonio después de una infidelidad (2021).

Catedral de La Habana (Grabado del año 1885)


 

Monday, November 15, 2021

Historias Habaneras: Doña María de Cepero y Nieto (por Teresa Fernández Soneira)


En la revista Cuba y América de diciembre de 1900 y bajo el título de “Historias Habaneras”, escribía un curioso artículo Alfredo de Zayas(1)  quien luego sería Presidente de la República de Cuba. El escrito relata el fallecimiento en 1557 de doña María de Céspedes y Nieto, habanera de la alta sociedad de aquellas décadas de la fundación de las primeras villas en la isla de Cuba. Por los interesantes y novedosos datos del artículo, voy a reproducir aquí partes de este episodio que posiblemente sea desconocido para la mayoría de los cubanos, sobre todo para los habaneros.

Alfredo Zayas relata: “En una mañana del año de 1557, la humilde iglesia parroquial de La Habana se veía invadida por insólito concurso de fieles, ataviados con sus más ricas y vistosas galas. Los cirios de blanca y dúctil cera de Castilla esparcían su dudosa claridad, desvanecida en el torrente de luz que por ventanas, claraboyas y hendijas arrojaba el espléndido sol de los trópicos; el incienso humeaba, y la no bien concertada e incompleta orquesta, desde el coro alto llenaba de sonoras notas los ámbitos del templo”. La Parroquial Mayor, situada frente a la Plaza de Armas, era por entonces un edificio de poca importancia y de escasa arquitectura. Contaba con una sola nave y una puerta abierta a occidente y otra lateral que daba a la calle Obispo. Poseía varias capillas y habitaciones para sacerdotes y acólitos y un cementerio. Al fondo, detrás del altar mayor, estaba la sacristía dominada por una torre de poca elevación, con un reloj londinense que marcaba el transcurso de las horas. Doña Cepero residía al cruzar la calle de la Parroquial Mayor, en la esquina de Obispo y Oficios.

Pero ese día al que nos vamos a referir, la concurrencia en la iglesia era extraordinaria, atraída por una solemne actividad religiosa que costeaba la piadosa y acaudalada María de Cepero. Y sigue Alfredo Zayas su narración:
los cofrades del Santísimo Sacramento, los del Nombre de Jesús, los de la Sangre de Cristo, de San Crispín y Crispiniano y de Santa Bárbara asistían en crecido número, y con sus insignias y pendones bordados con hilos de oro, realzaban el esplendor de la fiesta. El Gobernador don Francisco Dávila ocupaba el lugar señalado a su alta gerarquia (sic), acompañado de los capitulares y otros personajes de distinción, y oficiaba el venerable presbítero don Francisco de Casas, habanero graduado en Salamanca, empobrecido por socorrer a los pobres, y cuya humildad le dictó el deseo que dejó expresado de que su cadáver no se enterrase en el pavimento de la iglesia, donde era costumbre inhumar los de los eclesiásticos, sino en el cementerio común, en medio de su amada grey.
Todo el templo oraba oyéndose los susurros y oblaciones que brotaban de los labios de los asistentes. En el centro del templo, de espalda a la puerta principal e inclinada la frente, oraba también doña María. Y dice Zayas:
llegó el momento en que un piquete de arcabuceros, en correcta formación en la Plaza, había de descargar sus armas en honor de la Divinidad; pero aun devolvían los ecos vecinos al unísono fragor, aun no habíase disipado al viento las nubecillas de humo, y confuso clamoroso que revelaba dolor, espanto y lástima, llenaba el sagrado recinto, mientras los congregados con indescriptible consternación se arremolinaban alrededor de la piadosa patrocinadora de la fiesta, de la desventurada señora Cepero que víctima de una bala extraviada, mortalmente herida, yacía exánime y ensangrentada en el suelo, y una rapidísima agonía exhalaba el último suspiro.
Al siguiente día se celebraron las exequias a las que asistió un numeroso público. En el mismo lugar donde trágicamente doña Cepero había encontrado inesperadamente la muerte, se cavó la sepultura y se le dio un adiós final a la que con religiosidad y amor había auspiciado la ceremonia el día anterior. Para conmemorar el triste día y suceso se colocó una lápida de piedra en el templo sobre la que tallaron una cruz, un querubín y otras alegorías, e inscribieron: “Hic finen fecit tormento belico inopinate percusa Domina María a Cepero. Pater Noster. Ave María. Anno 1,557”, que en castellano significa: “Aquí finó la señora María de Cepero, herida inesperadamente por una máquina de guerra. Padre Nuestro. Ave María. Año de 1557”. Con el paso del tiempo los datos de este incidente se fueron difuminando y comenzaron a inventarse historias y relatos errados sobre cómo había ocurrido la muerte de María de Cepero. Hasta se llegó a decir que había muerto de una bala de cañón escapada de un barco ¡que estaba anclado en el puerto!

Aparte de ser de la alta sociedad habanera, ¿quién era María de Cepero? Desde el siglo XIX se ha venido indagando e investigando sobre la identidad de esta mujer. El historiador José María de la Torre en su libro “Lo que fuimos y lo que somos o La Habana antigua y moderna”(2)  escribe sobre ella, y luego el Dr. Manuel Pérez Beato(3)  la identifica como hija de Bartolomé Cepero, vecino de la ciudad, aunque luego reconoce el error y aclara que en realidad este era un tío(4). Lo que se cree es lo que más tarde publica el mismo Pérez Beato y el genealogista Francisco de Santa Cruz y Mallén(5)  asegurando que María era hija del Capitán Francisco Cepero(6), uno de los pacificadores de la isla de Cuba, quien había sido Alcalde ordinario de La Habana, casado con doña Isabel Nieto. La joven María se había casado con el Teniente Juan de Rojas Inestrosa y habían tenido una hija, Magdalena de Rojas y Cepero. Juan de Rojas pertenecía a una familia que había participado en la conquista y colonización de Cuba, y su padre Manuel de Rojas, suegro de María, había sido hombre de confianza del adelantado Diego Velázquez de Cuéllar(7). Aunque no se ha encontrado documento alguno que registre su bautizo o matrimonio pues los libros de registros de la Parroquial Mayor comienzan luego de su fallecimiento, todas las investigaciones confirman que esta era una dama de sangre noble, perteneciente a una de las más distinguidas familias fundadoras.

Cuando en 1777 se demolió la iglesia para construir en ese espacio el Palacio de Gobierno, que es donde hoy se encuentra el Museo de la Ciudad, la lápida pasó a manos de Rafael y José Cepero parientes lejanos de María, quienes sugirieron colocar la lápida en el muro de la casa solariega de la calle Obispo. En 1914 la lápida fue llevada al Palacio de los Capitanes Generales acompañada de una tarja en bronce que dice:
Este monumento, el más antiguo que se conserva en Cuba, fue erigido en memoria de Doña María de Cepero y Nieto, dama principal de la Villa de La Habana, en el mismo lugar donde, según la tradición, cayó mortalmente herida, en 1557, de un casual disparo de arcabuz, mientras rezaba en la Parroquial Mayor, situada en la parte del terreno que ocupa este Palacio Municipal.
Fue este el primer hecho trágico ocurrido en San Cristóbal de La Habana que quedó eternizado en una lápida. Pero la muerte de doña María de Cepero y Nieto aún permanece en la nebulosa de la historia; aquella historia de corsarios y piratas, de conquistadores y guarniciones, de flotas de navíos en el puerto de La Habana, de frailes y encomenderos. Pero a pesar de conjeturas y misterios, este es el primer monumento, el único monumento que ha llegado a nosotros de los comienzos de la conquista que está dedicado, nada menos, que a una mujer.


---------------------------------------------
  1. Alfredo Zayas y Alfonso (1861 - 1934) jurista cubano, orador, poeta y político; fiscal, juez, alcalde de La Habana, senador en 1905, Presidente del Senado en 1906, vicepresidente de 1908 a 1913 y cuarto Presidente de la República de Cuba desde el 20 de mayo de 1921 al 20 de mayo de 1925.
  2. José María de la Torre y Vidal Morales y Morales: Lo que fuimos y lo que somos, Librería Cervantes, La Habana, 1913.
  3. Manuel Pérez Beato, español que reside desde muy joven en La Habana, destacándose como médico, cirujano, profesor, historiador y bibliotecario.
  4. Carlos Venegas Fornias: María Cepero y Nieto, www.geni.com/people/María-Cepero-y-Nieto/6000000001147683857
  5. Francisco Xavier de Santa Cruz y Mallen fue un intelectual, miembro de la Real Academia de la Historia en España y de la Sociedad Económica de Amigos del País de La Habana. Embajador en Cuba de la Orden de Malta y miembro de la Academia Cubana de la Historia.
  6. Francisco Xavier de Santa Cruz y Mallén, conde de San Juan de Jaruco: Historia de las Familias Cubanas, Editorial Hércules, La Habana, 1940, Tomo I, p. 315.
  7. Diego Velázquez de Cuéllar (Cuéllar 1465-Santiago de Cuba 1524) primer gobernante de Cuba desde 1511 hasta 1524. Fundó las siete primeras ciudades de la isla.





Bibliografía

  1. Barclay, Juliet: Havana portrait of a city, Cassell, Nueva York, 1993, pp.85.
  2. de Santa Cruz y Mallén, Francisco Xavier: Historia de las Familias Cubanas, Editorial Hércules, La Habana, 1940.
  3. de la Torre, José María y Vidal Morales y Morales: Lo que fuimos y lo que somos, Librería Cervantes, La Habana, 1913.
  4. Garve, Lucas: “María de Cepero”, CubaNet News, www.Cubanet.com
  5. Carlos Venegas Fornias: María Cepero y Nieto, www.geni.com/people/María-Cepero-y-Nieto/6000000001147683857
  6. Zayas, Alfredo: “Historias Habaneras”, Cuba y América, La Habana, diciembre 1900, pp. 162-63.



---------------------
Teresa Fernández Soneira (La Habana 1947), es una historiadora y escritora cubana radicada en Miami desde 1961. Ha hecho importantes aportes a la historia de Cuba con escritos y libros de temática cubana, entre ellos, CUBA: Historia de la educación católica 1582-1961, Ediciones Universal, Miami, 1997, Con la Estrella y la Cruz: Historia de las Juventudes de Acción Católica Cubana, Ediciones Universal, Miami, 2002. En los últimos años ha estado enfrascada en su obra Mujeres de la Patria, contribución de la mujer a la independencia de Cuba, (Ediciones Universal, Miami 2014 y 2018). El volumen I dedicado a la mujer en las conspiraciones y la Guerra de los Diez Años, y el volumen 2, de reciente publicación, trata sobre la mujer en la Guerra de Independencia. En estos dos volúmenes la autora ha rescatado la historia de más de 1,300 mujeres cubanas y su quehacer durante nuestras luchas independentistas.

Acto de repudio, versión "pachanga revolucionaria, al Arzobispado de Camagüey

Fotos tomadas del Facebook 
de Juan Mendoza Medina
----------------



----------
Ver

Sunday, November 14, 2021

Antonio Maceo a Enrique Loynaz del Castillo: "Yo no sé nada de música, pero este himno me gusta y va a recorrer en triunfo la Isla. Quítele mi nombre y póngale "Himno Invasor".

Partitura tomada de una publicación 
del año 1898
------------

Cuando estalló la Guerra del 95, Loynaz se apresuró a acudir al llamado de la Patria, ocupando su puesto en las filas del Ejército Libertador. Poco después, ya estaba junto a Maceo, incorporado a la  columna invasora, en calidad de ayudante del Lugarteniente. Al fin se inició la marcha hacia occidente. Con Maceo iba el Gobierno de la República en Armas. Así se llegó a la finca La Matilde, en Camagüey, donde acamparon los libertadores. 

Había allí una bellísima casa de vivienda que, muchos años atrás, sirvió de placentero refugio para la luna de miel de Ignacio Agramonte [y Amalia Simoni]. Aquella circunstancia fue motivo para que, al paso de la fuerza española por el lugar, la soldadesca llenara las paredes con inscripciones obscenas e injuriosas para los cubanos. "Nos dimos a la tarea de borrar todo aquello", aporta Loynaz.

Pero sucedió que en la sala de la casa, en una de las ventanas, había unos versos que, por el tono respetuoso que usó el soldado español que los escribiera, llamara la atención de los cubanos. A instancia de Loynaz, se accedió a dejarlos, con la condición de que éste,  cuyo estro poético era bien conocido, diera una cumplida contestación al español.

Accedió Loynaz a la encomienda y, poco después en la otra hoja de la misma ventana, quedaron escritos los versos de lo que, poco después, iba a ser el Himno Invasor.

Dejemos que sea el propio Loynaz quien nos diga lo que ocurrió.

- Mis compañeros sabían que de joven yo tocaba la flauta en Camagüey, arte que me enseñó un primo mio. Como los versos gustaron quisieron entonces que les pusiera música. Prometí intentarlo y me retiré a la hamaca, donde comencé a tararear una melodía, que desde algun tiempo rondaba la inspiración. Logré atraparle, le adapté los versos y me fui a donde el Lugarteniente.

- General aquí le traigo un himno digno de su nombre. 

Muy bajito comencé a cantarlo, Maceo lo escuchaba con mucha atención. Al llegar a la segunda estrofa, se incorporó y me hizo repetirla. Cuando terminé, el General me dijo:

- Yo no sé nada de música, pero este himno me gusta y va a recorrer en triunfo la Isla. Quítele mi nombre y póngale "Himno Invasor". De este modo, la composición fue bautizada por el propio Maceo, a la orden suya fue llamado Doisiteo Aguilera, jefe de la Banda de Música de la Columna Invasora, a quien se encomendó llevarlo al pentagrama y hacer un arreglo para los ocho instrumentos que componían nuestra banda. Al día siguiente (era el 16 de noviembre de 1895) después del toque de diana, fué ejecutado por primera vez el "Himno Invasor". Gustó mucho a nuestros soldados, y recuerdo que en la batalla de Mal Tiempo, el 15 de diciembre de 1895, mientras duró la lucha, nuestros músicos estuvieron ejecutándolo bajo el fuego enemigo, llenando con sus notas de ardor patriótico a los libertadores y  contribuyendo al logro de una victoria memorable en los anales de la gesta libertadora. (Fragmento de una entrevista a Enrique Loynaz del Castillo, por Angel Quintero. Bohemia. Agosto 5, 1956)


Bohemia. Agosto 5, 1956
-------------


Fragmento de la entrevista en la que narra  cuando salvó la vida a Antonio Maceo:
De Costa Rica tuve que salir precipitadamente, después del incidente en que me vi obligado a darle muerte al agente español Isidro lncera para salvarle la vida a Maceo. Lo maté cuando ya él había herido al Titán y éste yacía sangrentado en el suelo. Incera se acercó para rematarlo, y cuando disparé, la bala de mi revólver salió al unísono con la suya. El no hizo blanco y yo sí. Eso fué todo...


---------------
Himno Invasor
Enrique Loynaz del Castillo



¡A las Villas valientes cubanos!:
A Occidente nos manda el deber.
De la Patria a arrojar los tiranos.
¡A la carga: a morir o vencer!

De Martí la memoria adorada
nuestras vidas ofrenda al honor
y nos guía la fúlgida espada
de Maceo, el Caudillo Invasor.

Alzó Gómez su acero de gloria,
y trazada la ruta triunfal,
cada marcha será una victoria:
la victoria del Bien sobre el Mal.

¡Orientales heroicos, al frente:
Camagüey legendaria avanzad:
¡Villareños de honor, a Occidente,
por la Patria, por la Libertad!

De la guerra la antorcha sublime
en pavesas convierta el hogar;
porque Cuba se acaba, o redime,
incendiada de un mar a otro mar.

A la carga escuadrones volemos,
que a degüello el clarín ordenó,
los machetes furiosos alcemos.
¡Muera el vil que a la Patria ultrajó!

"Miguel Angel Quevedo y Pérez Fundador de "Bohemia" y propulsor de la prensa gráfica en Cuba, que falleció el 14 de noviembre de 1929. La redacción de esta revista le rinde el cariñoso homenaje del recuerdo, en el primer aniversario de su muerte." (Bohemia. Noviembre 16, 1930)

 

Miguel Angel Quevedo y Pérez
Fundador de Bohemia y propulsor de la prensa gráfica en Cuba, que falleció el 14 de noviembre de 1929. La redacción de esta revista le rinde el cariñoso homenaje del recuerdo, en el primer aniversario de su muerte. (Bohemia. Noviembre 16, 1930)

Arthur Mitchell (por Florencia Guglielmotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada al Ballet y la Danza, a cargo de la la ballerina, coreógrafa y profesora Florencia Guglielmotti.

Los textos anteriores, se pueden leer en este enlace.


Arthur Mitchell nació el 27 de marzo de 1934 en Harlem (Nueva York, EE. UU.). De niño su madre lo inscribió en clases de tap, en la Liga Atlética de la Policía. Un profesor vio algo en él y le sugirió que hiciera el ingreso a la High School of Performing Arts, donde estudió diferentes tipos de danzas, como tap, danza moderna, jazz y ballet. Participó de varios musicales de Broadway y en las compañías de danza moderna de Donald McKayle y John Butler. Tras graduarse, ganó una beca de estudios para la Escuela del American Ballet. Allí conoció al maestro y coreógrafo George Balanchine con quien entabló una prolífica relación profesional.


En 1955, Arthur ingresa al New York City Ballet, dirigido por Balanchine. Mitchell fue uno de los bailarines más populares de la compañía y fue, además, el primer afrodescendiente en ser promovido a bailarín principal, puesto en el que permaneció desde 1956 hasta 1969, cuando deja la Compañía. Durante los años de permanencia en el Ballet, George Balanchine creó varios roles protagónicos especialmente para él en las obras “Allegro brillante” (1956), “Agon” (1957), “Sueño de una noche de verano” (1962), “Trois valses romantiques” (1967), “Metastaseis and Pithoprakta” (1968) y “Slaughter on Tenth Avenue” (1968), las dos últimas obras creadas para el debut de la compañía de la Dance Theatre of Harlem. Paralelamente, en 1966, fue nombrado director artístico del recientemente formado Ballet Nacional de Brasil.


Mitchell había sufrido en carne propia los prejuicios y la discriminación dentro del ámbito de la danza clásica y, tras el asesinato de Martin Luther King, en 1968, regresó a Harlem decidido a formar una compañía integrada totalmente por afrodescendientes. En 1969, Arthur y Karel Shook fundaron la Dance Theatre of Harlem, con una escuela y una compañía integradas, con el objetivo de formar en la técnica de la danza académica y de aumentar las posibilidades de bailar profesionalmente a los afrodescendientes. En 1970 recibió una subvención de la Fundación Ford y al año siguiente la compañía hizo su debut en el Museo Guggenheim de Nueva York, donde representaron las obras de Balanchine con gran éxito. Mitchell coreografió varios ballets para la Compañía, como “Holberg siute”, Rhythmetron”, “Fete noir” y “Manifestations“, realizando gran cantidad de giras internacionales. Debido a dificultades financieras, la Compañía hizo un alto entre 2004 y 2012. Sin embargo, la Escuela continuó con su trabajo bajo la dirección artística de Mitchell, puesto del que se retiró en 2009.


A lo largo de su carrera recibió gran cantidad de premios y reconocimientos, entre ellos el Kennedy Center Honors (1993), la Medalla Nacional de las Artes de los Estados Unidos (1995), en 1999 fue incluido en el Museo Nacional de Danza C.V. Whitney Hall of Fame (Saratoga Springs, Nueva York). Recibió una beca de la Fundación Fletcher, en 2005, como reconocimiento a sus contribuciones a la cultura afroamericana. También fue merecedor de varios Doctorados Honoris Causa del Hamilton College, del City College de la City University de Nueva York, de la Universidad Harvard, de la The Juilliard School, entre otros.


Arthur Mitchel falleció el 19 de septiembre de 2018, en Manhattan (Nueva York), a los 84 años de edad a causa de una insuficiencia cardíaca. Con sus acciones y, a partir de sus convicciones, inició el camino de la lucha contra la discriminación racial dentro del ballet que continua hasta hoy en día.




---------------
Ver en el blog




-----------------------------
Florencia Guglielmotti reside en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). Es Profesora de Danza (titulada en la Escuela Nacional de Danzas "María Ruanova"), Licenciada y Profesora de Artes (recibida en la Universidad de Buenos Aires). Cursó estudios en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba. Es Miembro de International Dance Council CID (UNESCO).

Actualmente se desempeña como Profesora de Danza Clásica y como Profesora Titular de Historia de la Danza en la Escuela Superior de Enseñanza Artística "Aída V. Mastrazzi". Email: florenciagu@gmail.com

De la Manifestación antiautonomista en Key West. Noviembre 4, 1897


"Cuba, representada por la Srita. Georgia Alvarez, tiene a su derecha a la Srita. Melitina Azpeytía, Presidenta del club de baseball “Occidente” —punzó— con su abanderada, la Srita. Adela Aulet; y a su izquierda, la Srita. María Xenes, Presidenta del ‘club “Oriente” —azul— con su abanderada, la Srita. María Diaz."

Saturday, November 13, 2021

"somos una revolución abierta al de-bate" (Miguel Díaz-Canel)

Presos Políticos de la Cárcel de Santiago de Cuba. Enero 1898


El grupo que aparece en esta página fué tomado de oculto con una pequeña máquina fotográfica, en la cárcel de Santiago de Cuba. En su mayor parte, los patriotas que en el figuran, proceden de la histórica expedición de Costa Rica, al mando de los Maceos y Crombet. Otros, de una de las primeras expediciones que salió de New York, y la cual, al desembarcar en las costas de Oriente, sufrió el percance de que un bote se extraviase, en el cual iba el coronel Alvarez, venezolano, y cayese en poder de los españoles.

Patriotas todos esforzados, hicieron lo posible por llegar de los primeros a combatir por la patria independencia; pero la suerte les fué contraria, y han permanecido encarcelados todo el largo período de la guerra, hasta ahora que, por halagar a esta república, o por aparentar benevolencia para seducir a cándidos; fueron puestos en libertad, excepción del coronel Alvarez, deportado a Ceuta hace algunos meses, y de Patricio Corona, que aún permanece en la cárcel de Santiago de Cuba.

- Los tres que figuran en la parte superior del grupo son: Carlos Ferrer, Jesús M. Santini é Isidoro Noriega.

- Los cuatro del centro son: J. Arozarena, Tomás J. Sainz, Fernando P. Alvarez y Patricio Corona.

- Los tres de la parte inferior son: José Ochoa, Frank Agramonte y Manuel de Granda.

Llegue a los que están en libertad nuestra cordial felicitación; y para los que sufren aun las torturas de la prisión espafiola la voz de aliento de la patria victoriosa y agradecida. S. F.

Verdadera Amistad (por Orlanda Torres)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, gracias a la cortesía de la psicóloga Orlanda Torres, quien ha aceptado la invitación a compartir con los lectores sus consejos y reflexiones sobre los conflictos cotidianos.



La verdadera amistad sostiene vínculos emocionales estrechos y no superficiales.

Todos hablamos de amistad y muchos desconocen su verdadero significado.

En la actualidad todos somos amigos, pero muy pocos conocemos la esencia y el verdadero significado de la palabra.

La verdadera amistad no es aquella que se maquilla, no es la de las fotos para publicar, ni la que se solicita a través de las redes sociales. Recuerda no todos los que te solicitan y te siguen en tus redes sociales son tus amigos.

“La amistad” es aquella que se sostiene y perdura a través del tiempo con bases muy sólidas, con lazos afectivos recíprocos y transparentes, donde impera la lealtad, solidaridad, los valores y el respeto mutuo.

Es la que se mantiene vigente a pesar de las adversidades y también a través de la distancia. La que se valida cada día con pequeños gestos que alimentan el vínculo.

La amistad no es conveniencia, no es sacar provecho del otro para beneficiarte, ni desmemoriar cuando es necesario para evadir el verdadero compromiso del significado que encierra la palabra “amistad”.

Debemos saber reconocer quienes son nuestros verdaderos amigos, aquellos que a pesar de todo, siguen ahí reafirmando esa conexión cada día.

No entregues ese derecho tan ligeramente a quienes no se lo merecen, en la actualidad muchos dicen ser “tus amigos” y en el fondo eres el amigo hasta el momento que ya no pueden beneficiarse de ti.

Recuerda que la verdadera amistad trasciende cualquier barrera y es un vínculo emocional que se edifica a través de una relación interpersonal que se fundamenta con la empatía, consideración y fraternidad.

Eso es lo que realmente define la “verdadera amistad”





-------------------------------------
Orlanda Torres: Psicóloga, Escritora, Educadora, Orientadora Motivacional.
Autora de los libros: "Volando en Solitario" año 2015, Guayaquil - Ecuador. (Disponible en Amazon Kindle). "Los símbolos del Amanecer" (Editorial Voces de Hoy, 2020)
-Estudió en Miami Dade College: Certificate of Florida “Child Development Associate Equivalency”. Maestra de Educación Preescolar e Infantil en la ciudad de Miami.
-Licenciada en Psicología graduada en el 02/2017 - Atlantic International University.
-Orientadora Motivacional y Conferencias pueden contactar a Orlanda Torres a través de la página que administra www.fb.com/vivencialhoy
Publicaciones en Revista Sapo - Santiago de Chile – 2016
-La Estancia en el Paraíso de los Sueños
-Relación de Pareja y su gran Desafío
-Es la Felicidad una Elección
Conferencia en Radio - Miami, Florida
-Positivo Extremo Radio: Entrevista 123Teconte “Regreso a Clases y La Adolescencia”
-¿Como aprender a ser feliz?- Edificio Trade Building-.Innobis Coworking, Guayaquil - Ecuador
-La Inteligencia Emocional en la Relacion de Pareja- WENS Consulting Group, Guayaquil - Ecuador
Publicaciones en Revista Sapo - Santiago de Chile – 2018
- Ser Mujer
Administra:
www.vivencialhoy.blogspot.comwww.facebook.com/vivencialhoyFacebook.com: Orlanda Torres
Instagram: orlanda.torres.3
orlandatq@gmail.comtorres_q@yahoo.com

A José Martí (un poema de Diego Vicente Tejera. Año 1897)



¡Crezca la ira que al cubano encona!
¡Quien lo provoca, su venganza sienta!
¡Víctima nueva el despotismo cuenta!
¡Un mártir más la libertad menciona!

Cayó José Martí... ¿Por qué pregona
El español un triunfo que lo afrenta?
¿Matar la idea con el hombre intenta?
¡La idea es árbol que la sangre abona!

Aunque su canto, pues, al cielo suba:
Aunque su “‘gloria” fijen los cinceles, 
Cuando el malvado triunfa, triunfa en vano:

Que en Cuba habrá, mientras exista Cuba
Y a despecho del déspota, laureles,
Para la augusta sien del gran cubano!
Click here to visit www.CubaCollectibles.com - The place to shop for Cuban memorabilia! Cuba: Art, Books, Collectibles, Comedy, Currency, Memorabilia, Municipalities, Music, Postcards, Publications, School Items, Stamps, Videos and More!

Gaspar, El Lugareño Headline Animator

Click here to visit www.CubaCollectibles.com - The place to shop for Cuban memorabilia! Cuba: Art, Books, Collectibles, Comedy, Currency, Memorabilia, Municipalities, Music, Postcards, Publications, School Items, Stamps, Videos and More!