Sunday, March 4, 2018

Petroushka (por Florencia Guglielmotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada al Ballet y la Danza, a cargo de la la ballerina, coreógrafa y profesora Florencia Guglielmotti.

Tamara Karsavina
------------------------------
Vaslav Nijinsky
------------------------
Petroushka fue estrenada en 1911, con música de Igor Stravinsky y escenografía de Alexander Benois fue, posiblemente, la obra más conocida de esta etapa. La descripción de diferentes autores la ubican como “expresión del ethos ruso”. Lo exótico estaba aquí expresado en la descripción realizada por Fokine de las ferias populares de San Petersburgo. Si bien en su descripción costumbrista la obra planteaba un pintoresquismo amable y folclórico, también ofrecía desafíos nuevos en el tratamiento de los personajes-marionetas al mismo tiempo que incursionaba en la combinación binaria trágico-cómico. La partitura de Stravinsky había incorporado “los sonidos de la vida rusa para derrocar a la totalidad de la clase dominante musical y sus reglas europeas de belleza y técnica” provocando “la rebelión musical de los bajos fondos de San Petersburgo.” (Figes 2006:350).

El escenógrafo Alexander Benois buscó inspiración en los recuerdos infantiles de sus visitas a las ferias anuales de San Petersburgo y sus escenarios móviles. La obra comenzaba con un mago-titiritero de la feria de San Petersburgo, ofreciendo un espectáculo con tres marionetas: Petroushka, la Bailarina y el Sarraceno. Toda la escena hacía alusión al carnaval del desaparecido mundo de los parques de atracciones. El mago-titiritero representaba el temido poder patriarcal, autoritario y opresor. Petroushka era un personaje desamparado, triste e indefenso, degradado y humillado por el mago, enamorado de la coqueta Bailarina. El Sarraceno, torpe e infantil, era el personaje extraño, diferente, alguien amenazante que seducía a la bailarina, enfrentándose con Petroushka. Era la “encarnación de la complacencia estúpida del extrovertido, del feliz mimado de la fortuna.” (Fokine, 1981: 239). El Moro no aparece aquí como personaje principal, ni es sujeto de la acción, solo aparece como oponente del protagonista, no es un personaje dinámico sino que es un vehículo de los valores simbólicos. Sus movimientos y aspecto demuestran que su naturaleza es plenamente humana, tiene una fuerza extraordinaria, manifiesta una sexualidad agresiva mordiendo a la bailarina. La Bailarina aparecía como un trofeo erótico, sólo una pieza objeto del deseo de los otros personajes. La historia, construida con una continuidad lógica, se desarrollaba en una sucesión ordenada en principio-medio-fin. Pero esta obra resultaba profundamente innovadora al proponer espacios escénicos reducidos, como el tablado donde se encontraban los bailarines-títeres o las cajas en donde vivían, y confesaban su intimidad al espectador.

El teatro de títeres contrastaba con las escenas de feria y bailes populares que sucedían en la plaza donde había numerosas personas pero en lugar de un cuerpo de baile homogéneo, el grupo aparecía con cada uno de sus integrantes claramente individualizado y con desarrollos coreográficos propios. Si Fokine “hubiera relacionado rítmicamente todos estos personajes con la partitura, entonces, en un momento dado todos hubieran actuado como ancianos y en otro como gitanos” Pero Fokine estaba interesado en “que todos interpretaran en escena un personaje distinto, individual.” (Fokine, 1981:244). De este modo la coreografía grupal se alejaba tanto del concepto decorativo del cuerpo de baile como de las danzas corales propuestas por las comunidades espiritualistas de la “danza libre”. Algunas de las secuencias coreográficas eran expresión del mundo interior de los personajes y de sus vivencias. En el final, la muerte de Petroushka, seguida de su supuesta resurrección incorporaba el elemento mágico necesario donde se mezclaban los mundos de la realidad y del sueño.




------------------------------
Florencia Guglielmotti reside en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). Es Profesora de Danza (titulada en la Escuela Nacional de Danzas "María Ruanova"), Licenciada y Profesora de Artes (recibida en la Universidad de Buenos Aires). Cursó estudios en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba. Es Miembro de International Dance Council CID (UNESCO).
Actualmente se desempeña como Profesora de Danza Clásica y como Profesora Titular de Historia de la Danza en la Escuela Superior de Enseñanza Artística "Aída V. Mastrazzi". florenciagu@gmail.com

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator