Wednesday, September 20, 2017

La doctora chilena que curaba en Camagüey (por Carlos A. Peón-Casas)



Para mi hermano Nicky, médico camagüeyano en las antípodas chilensis.



Pocos tiene recogido este dato. Fue miembro ilustre del Colegio Médico de la ciudad, en la que fungió como especialista en cirugía y ginecología desde el año de 1940, en que por cosas del destino se residenció en nuestro terruño.

Se trata de la Dra. María Jury Haddad, nacida en Santiago de Chile en 1906. Para el año de 1960, todavía anunciaba sus servicios: enfermedades de Señoras y Cirugía en el Directorio Social de Camagüey, bajo el nombre de su señor esposo, el entonces abogado y notario Raúl Masvidal Marín. Su domicilio se ubicaba en el número 266 de la céntrica calle Avellaneda. Suponemos tendría allí su propia consulta, pues no se aclaraba en la nota, si, la ubicación del bufete de su esposo, en el numero 110 de la propia calle(1).

La Dra Jury cursó su carrera de medicina en Chile. Según nos sirve reportando el cronista social que esbozo para el Directorio su biografía, se graduó en 1930 con notable expediente, y le fue asignada la Cátedra de Ginecología de la Universidad Chilena, como Cirujana Auxiliar. Detento esa posición hasta el año 1937 en que pasó a ocupar la Cátedra de Clínica Quirúrgica como Cirujano Auxiliar en la propia Alma Mater(2).

Su amplio curriculum se vio enriquecido por su participación en 1939, a instancias del Gobierno de Chile, en el Tercer Congreso Internacional del Cáncer en la ciudad norteamericana de Atlantic City, igualmente obtuvo del gobierno chileno, una beca de seis meses para especializarse en estudios de Cancerología en ese país norteño.

Sus desempeños médicos se hicieron notar igualmente en Instituto Nacional del Radium de Chile, donde se desempeñó como Cirujano-Ginecologo-Curitearpeuta hasta el año 1940. En febrero, vino a Camagüey y contrajo nupcias con su ya mentado esposo.

Con todo lucimiento, la Dra Jury, obtuvo la imprescindible revalida que le exigió la Escuela de Medicina adscrita a la Universidad de La Habana, en ese mismo año de su llegada, y de inmediato le fue asignada la Cátedra de Puericultura de la entonces afamada Escuela del Hogar de Camagüey. Igualmente compartió funciones médicas en el entonces Hospital Manuel Ramón Silva hasta el año 1952, en que se hizo cargo de la dirección de dicho establecimiento medico local. Su consulta particular era igualmente de renombre.

En 1946, el propio gobierno cubano la envió a Chile y Argentina a realizar estudios de Puericultura y Servicio Social.

El cronista local, y muy al uso del estilo de la época republicana, califica a la Dra. María Jury como gentil y ejemplar, y no dudamos que tales cualidades adornaran su personalidad, pero ciertamente, no tenemos mas referencias a mano a la hora de esbozar su retrato actualizado para el interesado lector.

A no dudarlo, y justo como otros eminentes profesionales de la medicina en la ciudad de la época, nombrar algunos no implica desconocer al resto: Pedroso, Respall, Mestas, Llanos Clavería, Sainz de la Peña, Beyra, Bastian, los hermanos Grave de Peralta, Rodríguez Salinas, Varahona, entre tantos otros; tendría la Dra. chilena, siempre a su favor, el bien ganado prestigio profesional en aquella ciudad a medio desdibujada por el tiempo y otras hierbas…

Muchos camagüeyanos en muchas partes, tendrán un recuerdo agradecido a la Dra. chilena, una generación que igual ya es sexagenaria por necesidad, vería la luz por su intermedio. Muchos de los que lectores potenciales de esta crónica pudieran tener un recuerdo amable de su persona.

Para el año en que se escribió la crónica, la Dra. Jury tenía tres hijos adolescentes, nacidos en la ciudad(3). Suponemos que la familia emigró en su minuto, como tantos otros, aunque el dato no lo damos por cierto. Ellos, y sus descendientes, doquier vivan, pueden igual dar un testimonio muy revelador sobre esta eminente profesional que se adjudico por sus méritos, la siempre noble y muy leal condición de los que nos sabemos con orgullo, hijos del legendario Camagüey.

Muchas décadas después, la impronta de la Dra. Jury en tierras del Camagüey, en los tempranos años cuarenta del pasado siglo veinte, tiene hoy una referencia inevitable en los muchos nombres de médicos cubanos, también camagüeyanos, por supuesto, que han afincado sus vidas y sueños, en las tierras nobles de Chile, acogedor santuario en tiempos de borrasca, y que hoy distinguen con su sapiencia y su ciencia, la bella nación chilena que, como antes hiciera nuestra patria chica, con la Dra chilena, les ha sabido tender su mano acogedora y franca.


--------------------------------------------------------
  1. Directorio Social de Camaguey. Mario R. Silva LLopis (Editor) Edicion de 1960. p. 368
  2. Ibid. p. 315
  3. Raúl de 16 años, Pablo de 13 y Sergio de 10 que estudian la enseñanza secundaria y primaria en planteles de La Habana. Ibid.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator