Monday, July 3, 2017

Helena (Un poema de Félix Luis Viera)

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.  

Helena


En las márgenes de Praga cae la escarcha y Helena camina bajo los perales; los perales gotean la escarcha cerca del Castillo de Praga y Helena está pensativa. Helena es alta como la melancolía y blanca como cualquier amanecer entre la nieve, y fulgura como aquellos amaneceres en el trópico. Es una mañana de octubre de 1976 y Helena deambula bajo los perales y ese raro hombre se le acerca. Helena mira al raro hombre y se da cuenta de que es un hombre raro. El hombre tan raro le dice que siente mucho frío y que está solo y Helena le responde que ella también está sola. El hombre le dice que cuando la vio caminar sin rumbo bajo los perales escarchados, sintió que algún halo le tocaba los ojos y le dijo que ella parecía una gota de lluvia en la nieve. Helena siente que el hombre la mira con una mirada muda. Helena desconoce el idioma del hombre y el hombre el de ella pero siguen hablando. Ella le responde que sí está dispuesta a deambular por Praga y toman un tranvía y se pierden en la noche de Praga y el hombre le dice que el frío es intenso cuando están en un bar, y se van a un parque, donde el frío aún es más intenso. Sentados en una banca el hombre raro se acurruca en los pechos de Helena y vuelve a decir que siente mucho frío. Los pechos de Helena están calientes y el raro hombre decide dormirse con la cara recostada en ellos. Pero Helena se niega y toman dos tranvías y se van a la habitación de ella. Entrando en la habitación ella dice en su idioma qué soledad y el hombre lo mismo en el idioma suyo. El hombre raro y Helena ocupan igual largura en la cama y ahora él se mete bajo el ropón de dormir de ella y se vuelve a acurrucar en sus senos como cuando estaban en el parque. Ella apaga la lamparita de noche y él está totalmente desnudo excepto los calzones y ella siente que el hombre raro es su madre o su padre o su hermano o su amante y se lo dice a él; él responde que, con la cara en los senos de ella y con su mano en el vientre de ella, siente como una especie de tierra retomada, como si estuviera andando por el asfalto de su calle, allá lejos. Un reloj cucú da las once y treinta de la noche y ambos, en la postura dicha, se duermen y en la madrugada ella siente cómo la mano del hombre busca su pubis y allí se queda, y el hombre raro siente que ella lo besa en las mejillas varias veces. Amanece y hay todavía más frío, le dice el hombre raro a Helena cuando ella le trae una taza de café. Ella se viste con prisa porque tiene que impartir unas clases. Él se viste con prisa porque tiene que asistir a una reunión. Las aceras están cubiertas de aguanieve y ellos cruzan la calle y se separan: él debe tomar un tranvía hacia el sur y ella otro hacia el oeste. Antes, acordaron que el primero que se sienta solo otra tarde, irá hacia bajo aquellos perales a ver si el otro llega.

Ciudad de México, 21 de enero de 1999



Helena


Nella periferia di Praga cade la brina ed Helena cammina sotto i peri; i peri spargono la brina vicino al Castello di Praga ed Helena è pensierosa. Helena è alta come la malinconia, bianca come ogni aurora in mezzo alla neve e risplende come certe aurore tropicali. È una mattina di ottobre del 1976, Helena passeggia sotto i peri e uno strano uomo le si avvicina. Helena guarda lo strano uomo e si rende conto che è proprio un uomo strano. L'uomo così strano le dice che sente molto freddo e che è solo, Helena gli risponde che anche lei è sola. L’uomo le dice che quando l’ha vista camminare senza meta sotto i peri brinati, ha sentito un alone sfiorargli gli occhi per dirgli che lei sembrava una goccia di pioggia nella neve. Helena sente che l’uomo la osserva con uno sguardo muto. Helena non conosce la lingua dell’uomo, come l’uomo la sua, ma continua a parlare. Lei gli risponde che è disposta a passeggiare per Praga, prendono un tram e si perdono nella notte di Praga; l’uomo le dice che il freddo è intenso quando sono in un bar, allora vanno in un parco, dove il freddo è ancora più intenso. Seduti in una panchina l’uomo strano si rannicchia nel petto di Helena e torna a dire che sente molto freddo. Il petto di Helena è caldo e lo strano uomo decide di addormentarsi con il volto adagiato sopra. Ma Helena non vuole, allora prendono due tram e si dirigono verso la sua casa. Entrando in casa lei dice nella sua lingua che solitudine e l’uomo fa lo stesso nella sua lingua. L’uomo strano ed Helena occupano lo stesso spazio nel letto, adesso lui si mette sotto la coperta di lei e torna a rannicchiarsi in mezzo al suo petto come quando erano al parco. Lei spegne la lampada da notte, lui è completamente nudo eccetto i calzoni e lei sente che l’uomo strano è sua madre o suo padre o suo fratello o il suo amante e glielo dice; lui risponde che, con il volto in mezzo al suo petto e con la mano nel suo ventre, sente come una sorta di terra ritrovata, come se stesse camminando sull'asfalto delle sue strade, molto lontano. Un orologio a cucù segna le undici e trenta della notte ed entrambi, nella posizione citata, si addormentano; al mattino presto lei sente come la mano dell’uomo cerchi il suo pube, lì si ferma, e l’uomo strano sente che lei lo bacia sulle guance varie volte. Albeggia e fa ancora più freddo, dice l'uomo strano a Helena quando lei gli porta una tazza di caffè. Lei si veste di fretta perché deve impartire alcune lezioni. Lui si veste di fretta perché deve partecipare a una riunione. I marciapiedi sono coperti di nevischio, loro attraversano la strada e si separano: lui deve prendere un tram in direzione sud e lei un altro diretto a ovest. Prima, avevano stabilito che il primo che un'altra sera si fosse sentito solo, sarebbe andato sotto quei peri per vedere se l'altro arrivava.


Città del Messico, 21 gennaio 1999


---------------------------------------
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado siete poemarios; tres libros de cuento; cuatro novelas y una noveleta.
Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.
Su poemario La patria es una naranja, que aborda el tema del exilio a la par que incursiona en la realidad mexicana, ha tenido una buena acogida de crítica y público y recibió en Italia el Premio Latina in Versi en 2013.
Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.

----------------------------------------------
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960.
Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros. Cuenta en su haber con una amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari. Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.  Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator