Thursday, August 27, 2015

Calles y callejones de Camagüey: Callejón Santa Gertrudis o del Perro, Coronel Barreto (por Marcos A. Tamames-Henderson)

 Nota del blog: Cada jueves se publica en el blog, gracias a la cortesía de Marcos Antonio Tamames-Henderson, una selección de su nuevo libro Calles y callejones de Camagüey. Entre la leyenda y la historia.

  

Santa Gertrudis es uno de esos pintorescos espacios urbanos que suma a su serpenteo el hecho de nacer y desembocar en una calle. Parte de San Ramón y en su trayectoria corta Santiago u Horca, origina a Santa Inés o del Medio (I) y culmina en Santa Ana o del Calvario. Su nombre debió oficializarse en la segunda mitad del XVIII. 

¿Por qué Santa Gertrudis? Como topónimo aparece en el Fondo de Anotaduría de Hipoteca entre 1779 y 1794, muestra de que su génesis se encuentra afianzado en la segunda mitad del XVIII. En cuanto a su connotación religiosa pudiera dar fe el hecho de que entre 1805 y 1813 está realizando trámites, con la riqueza urbana que posee en esta calle, el presbítero José Antonio Díaz.181 ¿Existe algún vínculo entre la vida de santa Gertrudis y el Camagüey? ¿Según la Enciclopedia ilustrada de Espasa-Calpe se trata de la venerable, la virgen holandesa del siglo XIV con festividad el 23 de febrero; de la viuda de la tercera orden de san Francisco cuya festividad se celebra el 31 de mayo; la de Lorena, aquella que fue muerta por dos de sus hermanos por escapar de la voluntad de contraer matrimonio por haber consagrado a Dios su virginidad, celebración que se realiza en el día de la Ascensión, del 30 de abril al 3 de junio? Como santa Gertrudis de Altenberg, las principeñas levantaron monasterios y hospitales con los bienes familiares, y no solo financiaron las fiestas del Corpus, sino que además legaron dinero para su continuidad. Como santa Gertrudis de Nivelles, no fueron pocas las hijas de esta ciudad que ante una desdicha familiar se encerraron en un convento, postura que como signo identitario de la localidad recrea Gertrudis Gómez de Avellaneda en Sab. ¿O acaso el referente del topónimo es santa Gertrudis La Magna?, ¿la insigne escritora mística benedictina que se distinguió por el don de la palabra y tuvo como sacrificio la lucha contra el amor propio y la impaciencia? 

Su nombre popular: del Perro, pudiera indicar la presencia de un feroz canino en una de las construcciones que dan inicio al callejón: San Ramón o Santa Ana o del Calvario. De ambos nombres el de mayor eficacia sería el segundo; resulta casi imprescindible como referente urbano y un ejemplo de ello es el anuncio impreso en la página 3 de El Camagüeyano, en su edición del jueves 18 de octubre de 1906: “El guardapolvo de la casa no. 6 del callejón de Santa Gertrudis, conocido por Del Perro, se halla en deplorable estado, pues amenaza ruina y debe echarse abajo para evitar imprevistos accidentes”. Nombre oficial y popular forman parte del legado del período colonial al republicano; el oficial, de profundo origen católico, y el popular, marcado por hechos cotidianos. 

El cambio de sus nombres coloniales se anuncia en la sesión del Ayuntamiento del 9 de noviembre de 1921 como iniciativa del consejo territorial de veteranos de Camagüey, cuyos miembros acuerdan solicitar a la municipalidad nombrarla Coronel Barreto “seguro de que hemos de ser complacidos por ser dicho acuerdo patriótico”. El 15 de noviembre se lee la comunicación y los concejales Hernández, la Hera y Paisán proponen someterlo a estudio; mientras Adán Montejo, Adán Martínez, Chapellí, López, Marrero, Quevedo, Ruiz, Acosta y el presidente votan por el cambio y queda aprobado por mayoría de votos. El 22 de noviembre de 1921 el alcalde municipal confirma el acuerdo. 

Pasó el nombre del coronel Joaquín Barreto Arango a formar parte de la toponimia urbana de su natal Camagüey, una muestra de reconocimiento al hombre que ingresara a la Guerra del 95 el 8 de julio de ese año, “el mismo día que gracias a su tía Carmen, y a su tío político Adolfo, se libró de un inminente fusilamiento, y fue puesto en libertad”. Participó en el ataque a las columnas españolas en Jimaguayú y El Caimito y los combates de Macagual, Laguna Grande y El Infierno. 

Entre los tres nombres que reporta la historia de este callejón es común que sus vecinos reconozcan el de Perro y en su integridad forma parte del Centro Histórico.

-------------------------------------
Marcos Antonio Tamames-Henderson (Jamaica, Guantánamo, 1961). Lic. Historia del Arte (1997), MSc. en Historia del Arte y en Conservación y Rehabilitación de Centros Históricos (2007). Miembro de la Uneac, Unaic, Unhic. La Editorial Ácana ha publicado sus libros De la Plaza de Armas al Parque Agramonte. Iconografía, símbolos y significados (2001, 2da ed. 2003); Tras las huellas del patrimonio (2004); La ciudad como texto cultural. Camagüey 1514-1837 (2005); Una ciudad en el laberinto de la ilustración (2009) y La cofradía de los signos urbanos (2012). Premio Especial Roberto Balmaceda (Uneac, 2002), Juan Marinello (2006), Juan Torres Lasqueti (2005, 2010, 2011 y 2012), Ensayo Histórico Enfoque (2007), Crítica Histórica José Luciano Franco (2005), Publicaciones, teoría y crítica en el V Salón de Arquitectura (2005) y Jorge Enrique Mendoza (2004), entre otros.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator