Thursday, January 15, 2015

Calles y callejones de Camagüey: Callejón del Calvo o del Infierno, José Álvarez Varona (por Marcos A. Tamames-Henderson)

Nota del blog: Cada jueves se publica en el blog, gracias a la cortesía de Marcos Antonio Tamames-Henderson, una selección de su nuevo libro Calles y callejones de Camagüey. Entre la leyenda y la historia. 




El callejón del Calvo es un corto eje que se evade del área compacta de la ciudad en busca del río Hatibonico en las inmediaciones del antiguo convento-hospital de San Juan de Dios. Comprende una cuadra que tiene por límites las calles del Matadero y San Rafael. Desde finales del XVII e inicios del XVIII se reconoce popularmente como del Infierno. 

En relación con el topónimo del Calvo, Lasqueti apunta en 1888: “por quedar al lado de la casa de un individuo de aquel apellido”, mas no hay que descartar la consideración de que existiera en él un vecino al que lo distinguiera la ausencia o escasez de cabellera. En cuanto al segundo, utilizado por el escritor Roberto Méndez Martínez como título de su novela: Callejón del Infierno, considera Méndez en su argumento que se debe al hecho de haber sido bautizado con ese nombre una taberna colocada en una de sus penumbrosas accesorias por un comerciante llamado Andrés, en la que se reunían Los Murciélagos, peligrosa banda al servicio del brigadier Ampudia en plena Guerra de Independencia. 

El rebautizo para inscribirlo en las coordenadas republicanas se realiza con posterioridad a 1928, fecha en que el DSMAC lo revela en su informe entre los que no han variado su nombre. Sin embargo, tendrá que esperar al primer lustro de los años 50 para ello, cuando el 8 de junio de 1953 se presenta a la municipalidad una carta del concejal Manuel Hernández Medina, vecino de Maximiliano Ramos no. 116, en la que hacía constar que el nombre de Calvo, a su juicio, carecía de significación “resultando si se quiere hasta irrisible”; allí mismo acota: “En nuestra epopeya redentora figuró como miembro del glorioso Ejército Libertador el Sr. José Álvarez Varona, 2do director de la Banda Municipal de Música, profesor de la Academia de Música auspiciada por la Gran Orden de la Perseverancia, cuya labor gratuita realizara”, perspectiva desde la cual se toma el acuerdo de colocar su nombre al callejón “en póstumo homenaje al veterano y profesor de música desaparecido”. La moción se aprueba en sesión del 9 de septiembre y es firmada por el alcalde municipal el 15 de septiembre.

El callejón es hoy reconocido mayoritariamente por Calvo y está íntegramente incluido en el área PCH.

--------------------------------------
Marcos Antonio Tamames-Henderson (Jamaica, Guantánamo, 1961). Lic. Historia del Arte (1997), MSc. en Historia del Arte y en Conservación y Rehabilitación de Centros Históricos (2007). Miembro de la Uneac, Unaic, Unhic. La Editorial Ácana ha publicado sus libros De la Plaza de Armas al Parque Agramonte. Iconografía, símbolos y significados (2001, 2da ed. 2003); Tras las huellas del patrimonio (2004); La ciudad como texto cultural. Camagüey 1514-1837 (2005); Una ciudad en el laberinto de la ilustración (2009) y La cofradía de los signos urbanos (2012). Premio Especial Roberto Balmaceda (Uneac, 2002), Juan Marinello (2006), Juan Torres Lasqueti (2005, 2010, 2011 y 2012), Ensayo Histórico Enfoque (2007), Crítica Histórica José Luciano Franco (2005), Publicaciones, teoría y crítica en el V Salón de Arquitectura (2005) y Jorge Enrique Mendoza (2004), entre otros.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator