Monday, December 9, 2013

Y me han dolido los cuchillos (por Félix Luis Viera)

Nota del blog: Inicia esta semana, lunes y jueves, la publicación del poemario Y me han dolido los cuchillos (Editorial Capiro, Cuba, 1991), de Félix Luis Viera. Se incluye traducción al italiano de Gordiano Lupi.

------------------------------------
Cuestión de puntos de vista


En resumen me quedan pocos amigos de la
   juventud,
la mayoría decidió lo contrario: se metieron
—según ellos— a normales: estudiaron ingenierías,
medicina, licenciaturas varias, incluidas
la filología y el derecho. Hoy
son hombres de bien, funcionarios importantes,
   tipos
rígidos algunos que pasan en sus autos y ni
siquiera me recuerdan. Yo sí los recuerdo,
   la prueba
es esto que ahora escribo.
No digo que sean malos, es que tiramos por
   caminos distintos
y el olvido es algo casi obligado en este caso.
Yo, pacientemente desesperado, los veo pasar por
mi puerta –que son todas las calles- y sigo
escribiendo mis poemas y mis libros.
Duele que algunos digan que estoy loco,
que ahora podría, como ellos, sorber un poco más
de panes y de peces, llevar una vida más
   hermosa,
más tranquila, una vida más vida, no estar
esquizofrénicamente peleando contra una hoja
   de papel
sin disfrutar, como ellos, de ciertas
   bienaventuranzas
que no es táctico mencionar por el momento.
Ellos, mis antiguos amigos, mis conocidos ahora,
   los pobres
no saben lo que es temblar amando, a pie, a esta
   muchacha,
escondido en un parque, no saben
lo multimillonario que soy
cuando escribo un poema, un libro, que leen
   estudiantes
en un ómnibus, trabajadores, oficinistas agrios.
Ellos, mis antiguos condiscípulos, amigos, no saben
   qué bien vivo
porque alguien que apenas conozco
me agradece sinceramente una cuartilla.
Ellos, mis queridos amigos, en su mayoría
notables funcionarios que se conocen de
   memoria
la programación de ambos canales de TV y
   —con más
de treinta años— todas las marcas de blue jeans,
   no saben
que soy más rico que el Fondo Monetario
   Internacional
cuando en una noche de llovizna, anónimo y
   distante,
leo poemas de amor a esta muchacha.
A ellos, mis bárbaros, mis olvidadizos y
   bienaventurados antiguos
amigos, condiscípulos:
   Felicidades,
   Buena suerte.


Octubre 1984


-----------------------------------
Questione di punti di vista


In conclusione mi restano pochi amici di
   gioventù,
i più fecero scelte opposte: divennero
- secondo loro - normali: studiarono ingegneria,
medicina, conseguirono lauree diverse, incluso
filologia e diritto. Oggi
sono uomini dabbene, funzionari importanti,
   tipi
rigidi alcuni che passano nelle loro auto e neppure
si ricordano di me. Io sì che li ricordo,
   la prova
è quel che adesso scrivo.
Non dico che siano cattivi, è che seguiamo
   percorsi diversi
e l’oblio è quasi obbligato in simili casi.
Io, pazientemente disperato, li vedo passare dalla
mia porta – che sono tutte le strade – e continuo
a scrivere le mie poesie e i miei libri.
Mi fa male che alcuni mi diano del matto,
che adesso potrei, come loro, sorbire un poco più
di pani e di pesci, condurre una vita più
   bella,
più tranquilla, una vita più vita, non stare
scioccamente a combattere contro un foglio
   di carta
senza godere, come loro, di certe
   felicità
che non è tattico menzionare per il momento.
Loro, i miei antichi amici, i miei conoscenti adesso,
   i poveri
non sanno cosa vuol dire tremare amando, in piedi, questa
   ragazza,
nascosto in un parco, non sanno
quanto sono multimilionario
quando scrivo una poesia, un libro, che leggono
   studenti
in autobus, lavoratori, impiegati tristi.
Loro, i miei antichi compagni, amici, non sanno
   che vivo bene
perché qualcuno che appena conosco
mostra di gradire sinceramente una pagina.
Loro, i miei cari amici, in gran maggioranza
notabili funzionari che conoscono a
   memoria
la programmazione di entrambi i canali TV e
   - con più
di trent’anni – tutte le marche di blue-jeans,
   non sanno
che sono più ricco del Fondo Monetario
   Internazionale
quando in una notte piovosa, anonimo e
   distante,
leggo poesie d’amore a questa ragazza.
A voi, miei barbari, miei dimentichi e
   fortunati antichi
amici, compagni:
   Auguri,
   Buona fortuna.

Ottobre  1984

 Traducción al italiano de Gordiano Lupi

--------------------------------------------------------
Félix Luis Viera nació en Santa Clara, Cuba, en 1945. Ha publicado los libros de poemas: Una melodía sin ton ni son bajo la lluvia (Premio David de Poesía de la UNEAC 1976, Ediciones Unión Cuba); Prefiero los que cantan (1988, Ediciones Unión, Cuba); Cada día muero 24 horas (Editorial Letras Cubanas, 1990); Y me han dolido los cuchillos (Editorial Capiro, Cuba, 1991) y Poemas de amor y de olvido (Editorial Capiro, Cuba, 1994). Los libros de cuento: Las llamas en el cielo (Ediciones Unión, Cuba, 1983); En el nombre del hijo (Premio de la Crítica 1983, Editorial Letras Cubanas, nueva edición 1988) y Precio del amor (Editorial Letras Cubanas, 1990). Las novelas Con tu vestido blanco (Premio Nacional de novela, UNEAC 1987, Premio de la Crítica 1988, Ediciones Unión, Cuba), Serás comunista, pero te quiero (Ediciones Unión, Cuba, 1995); Un ciervo herido (Editorial Plaza Mayor, Puerto Rico, 2003, Editorial Eriginal Books, Miami, 2012) y la novela corta Inglaterra Hernández (Ediciones Universidad Veracruzana, 1997, Editorial Capiro, Cuba, 2002).
Su libro de cuentos Las llamas en el Cielo es considerado un clásico en su país. Sus creaciones han sido traducidas a varios idiomas y se han publicado en antologías en Cuba y otros países. En su país natal recibió varios reconocimientos por su trabajo en favor de la cultura. En Italia se le conoce por su novela Un ciervo Herido, editada con el título El trabajo os hará hombres (L’Ancora del Mediterráneo, 2008), que aborda el tema de la UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción), en realidad campos de trabajo forzado que existieron en Cuba, de 1965 a 1968, adonde fueron enviados supuestos desafectos a la revolución castrista, como religiosos de diversas filiaciones, lumpen, homosexuales y otros. Esta novela, con buena acogida de público y crítica, ha circulado en varios países de habla hispana y en la Florida.
En 2010, Félix Luis Viera publicó en México El corazón del rey, novela que incursiona en la década de 1960, cuando en Cuba se establecía la llamada revolución socialista, y que expone el mundo marginal de esa época. Ese mismo año dio a la luz el poemario La patria es una naranja (Ediciones Iduna, Miami), publicado posteriormente en Italia por ediciones Il Flogio y merecedor de uno de los Premios “Latina en Versos”, otorgados en aquel país.
Es ciudadano mexicano por naturalización.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator